Cómo motivar y no ordenar a los niños con las tareas escolares

Errores y aciertos de los padres con los deberes del colegio de sus hijos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Motivar a nuestros hijos para lograr que hagan los deberes del colegio no siempre es una tarea fácil y gratificante. Por eso, te hemos preparado varios consejos para que los pongas en práctica de manera sencilla. Se acabó el repetir cientos de veces que hagan los ejercicios que ha mandado la profesora. Ahora toca hacer las tareas escolares sin agobios ni dramas.

4 pautas para motivar a los niños a hacer las tareas escolares

animar con las tareas escolares

¿Cuál es la frase que más sueles decir a tus niños desde septiembre a junio? ¿Tal vez esta? ‘¡Venga, a estudiar!’ Y es que por mucho que no nos guste reconocerlo, los niños no se suelen poner con los deberes o estudios que les han mandado en la escuela si nosotros los padres no estamos detrás de ellos cada día. ¿Hay otros métodos? ¿Cómo motivar en lugar de ordenar? ¿Se puede conseguir que se pongan ellos solos con una sonrisa en la cara?

Además de tener ordenado su cuarto, evitar distracciones como la televisión y otros ruidos de fondo y pautar los estudios. Hay estudios de investigadores de Harvard que dicen que son estas las 4 pautas de estudio que mejor funcionan a la hora de motivar a los peques a hacer los deberes. ¡Vamos a verlas!

1. Tomar apuntes a mano
Nada como escribir a mano para retener las ideas. Y, sí, hay que lidiar con las nuevas tecnologías ¡nuestros hijos son nativos digitales! Pero recuerda que lo que mejor funciona a la hora de quedarse con los conceptos clave es tomar las notas a mano, así como hacer los esquemas y los resúmenes que tanto les aporta.

2. Leer los textos 
Hacer una primera lectura del texto, en voz alta o en voz baja, no solo servirá para conocer de qué trata la lección que tenemos para ese día, también para trabajar la memoria y la concentración.

3. Realizar pausas cada cierto tiempo
Por estudiar muchas horas seguidas no se obtienen los mejores resultados, ¡al contrario! Las pausas y los pequeños descansos cada cierto tiempo son recomendadas, ¡imprescindibles diría yo! Cuanto más mayores se hagan, mejor será su atención sostenida, pero las pausas nunca deben caer en el olvido.

4. Alternar asignaturas y temas
Primero unos ejercicios de matemáticas, después el dictado de lengua y luego vuelvo de nuevo con el tema de matemáticas. Alternar asignaturas sirve para estudiar con mucha más facilidad. Lejos de desconcentrarse, se reactiva la atención y se gana en calidad de estudio. ¡Prueba y verás que tengo razón!

Organización y planificación para afrontar el momento de los deberes del colegio

tareas escolares

Pautas y técnicas de estudio, pero también responsabilidad: me preparo mi mochila porque ya soy mayor y puedo hacerlo, tengo en cuenta la fecha del examen, sé qué día tengo que traer hecho el lapbook para que no me pille el toro. Eso no por hablar de la organización: llegar del colegio, lavarse las manos, tomar la merienda, descansar un ratito para despejar la mente y ponernos con la tarea o el repaso para el examen.

Ten en cuenta que la planificación corre a cargo de los hijos. Tú estás ahí para ayudar, escuchar y colaborar, pero no cometas el error de ser la agenda de tu hijo ni de preguntar en el chat del cole de padres y madres día sí día también qué tarea tienen para hoy o cuál era la fecha del examen de sociales.

La agenda, como te comentaba, es la herramienta básica, imprescindible de los alumnos de primaria. Por eso, en clase y también en casa, debemos enseñarles a usarla: qué notas poner, cómo señalar lo más importante y, por qué no, decirles que pueden usar colores, marcadores y rotuladores para que quede más llamativo y resulte más motivante.

Lo que SÍ podemos hacer los padres para ayudar a nuestros hijos con sus estudios

los deberes escolares

Entre otras muchas más cosas que podemos hacer para animar a los niños con el tema de los deberes están las siguientes. ¡Toma buena nota!

- Les enseñamos a crear un buen hábito de estudio, mostrando nosotros mismos una actitud positiva ante las tareas escolares.

- Creamos una atmósfera adecuada, donde tenemos el material de trabajo siempre a mano.

- Se pueden hacer excepciones, pero mejor si nos ponemos con los deberes siempre a la misma hora. Y, cuando hemos terminado, ¡un rato de juego con mamá y papá o con los hermanos!

- Cuando los niños pregunten cómo se resuelve una operación o cómo se hace un ejercicio de inglés, les ayudaremos, pero no les daremos la respuesta a la primera de cambio. La idea es que piensen ellos un poco antes.

- Alaba sus progresos. Felicítale por lo bien que lo ha hecho y hazle ver lo mucho que valoras su esfuerzo, trabajo y dedicación. ¡La disciplina positiva es la mejor de todas!

- Muestras interés por los deberes que trae a casa para que se sienta motivado.

Y lo que NO debemos hacer con las tareas escolares

motivar con los deberes escolares

Errar es de humanos y aprender de sabios, así que a partir de ahora, procura…

- Nunca le hagas los deberes ni tampoco dejes que los haga a cualquier hora, en cualquier momento o con la tele encendida y la tableta al lado.

- Tampoco le presiones, grites o agobies, ya que solo conseguirás que se bloquee y se sienta inseguro ¡incluso rechazará hacer deberes!

- Tampoco le enseñes en casa más de lo que han dado en clase, ya que es probable que sigas otro método o que aún no esté preparado para asimilar ese concepto.

- No protestes por los deberes que trae a casa: que si son muchos, que si no se lo han explicado bien en el cole. Lo que sí sirve es comentarlo en una reunión con el maestro.

- No ser un apoyo para tus niños es otra cosa que desmotiva y mucho a los peques. ¡Dales toda la atención que se merecen!

Puedes leer más artículos similares a Cómo motivar y no ordenar a los niños con las tareas escolares, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: