Empezar el colegio con buen pie y mejorar la educación de los hijos es posible

Consejos para empezar el colegio con buen pie

Beatriz Martínez

Que los niños comiencen el nuevo curso escolar de la mejor forma posible es el deseo de todos los padres: Todos soñamos con una vuelta al colegio feliz en la que los niños arranquen esta nueva etapa llenos de ilusión y optimismo, pero ¿y si te dijésemos que el regreso a las aulas no es solo el primer día y que se trata de un momento vital para el desarrollo del curso? Y es que es en las primeras semanas donde se marca cómo se va a desarrollar el resto del año. ¿Vemos juntas unos consejos para empezar el colegio con buen pie y, además, mejorar la educación de los hijos? ¡Vamos allá!

Cómo comenzar el colegio con buen pie y además mejorar la educación de los niños

Empezar el colegio con buen pie y mejorar la educación de los hijos es posible

¿Qué padre no desea que sus niños empiecen el colegio con buen pie y sigan así hasta que se acabe? Pero para que así sea debemos poner de nuestra parte y hacerlo desde los últimos días de verano hasta que finalice el curso.

Los peques observan todo lo que hacemos nosotros. Si nos estresamos por la mañana, ellos se estresarán también; si hablamos de forma negativa de nuestro día a día, ellos se volverán personas pesimistas pero, ¿qué sucedes si lo hacemos al revés? Pues que la vuelta al colegio y la educación de nuestros hijos será la mejor que hay. Sigue los tips que aquí te dejamos y saldrás de dudas.

1. Crea buenos hábitos y rutinas cada mañana
Los hábitos y las rutinas que se crean en las primeras semanas de clases son las que se van a llevar durante todo el año. ¿Te acuerdas de esos días en los que te levantas con mal pie? Te cuesta horrores enderezar el día para estar de buen humor. Pues lo mismo sucede en este caso. Si esos hábitos y rutinas no son los adecuados, es decir, si los niños comienzan las clases con el pie izquierdo, será muy complicado de cambiar según avance el año.

2. Establece una rutina de estudio por las tardes
Empezamos con unos buenos hábitos cada mañana en el que las prisas y los agobios no tienen cabida y seguimos con unas buenas rutinas de deberes al llegar a casa por la tarde. ¿Cómo lograrlo? ¡Muy sencillo! Según entre tu hijo por la puerta, ya sea que viene de la escuela, de la extra-escolar o del parque, permite que tenga un rato libre para cambiarse de ropa, jugar o sentarse en el sofá.

Una vez que ha despejado la mente, es hora de preguntarle qué tareas tiene que hacer. Se le debe acompañar y ayudar a resolver todas las dudas, pero también hay que darle espacio y autonomía para que haga sus cosas solo y ni que decir tiene que nada de acudir a los grupos de WhatsApp para preguntar si tiene que hacer este o aquel ejercicio. Los peques deben aprender a ser responsables de sus deberes.

¿No hay tareas porque todavía es muy pequeño? ¡Genial! Tenemos más tiempo para leer con ellos un cuento de su edad.

3. Compórtate en la escuela como es debido
No está demás repasar con los niños en los primeros días de clase que debemos respetar a los demás; que si alguien nos hace algo que no nos gusta, se lo tenemos que decir al profesor; que hay que levantar la mano en clase antes de hablar y que tenemos que cuidar todo el material escolar. Son normas que ya tenían aprendidas del curso pasado, pero que con tantos días de verano se olvidan. 

4. A qué actividad extra-escolar te quieres apuntar?
Se inicia el curso y a los pocos días nos llega la hoja con las actividades extra-escolares. ¿A cuál te quieres apuntar? Es la primera pregunta que debemos hacer a nuestro hijo si ya está en primaria; si todavía está en infantil, no es necesario que se apunte a nada.

El caso es que este tipo de actividades complementarias las debe escoger el niño, los padres solo tenemos que estar a su lado para escucharle y para decirle que sea cual sea la que elija debe ser de su gusto y que si además es algo relacionado con el deporte mejor que mejor, sin olvidarnos de la importancia de que siga aprendiendo un segundo idioma.

Y al salir del colegio...
Los niños, y esto es esencial para empiecen el curso con buen pie, deben tener varios ratos de ocio por las tardes. Uno de ellos, tiempo de juego libre no dirigido en el parque, y otro para leer, ver los dibujos, hacer manualidades o cualquier otra cosa con mamá y papá. Es en esos momentos que podemos hablar de forma amistosa sobre cómo les ha ido el día y contarles también nuestra jornada.

Empezar el colegio con buen pie y mejorar la educación de los hijos es posible. ¡Ahora ya sabes cómo lograrlo!

Puedes leer más artículos similares a Empezar el colegio con buen pie y mejorar la educación de los hijos es posible, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.