7 juegos para romper el hielo con los niños en el primer día de clase

Estas actividades ayudan a construir un vínculo sano entre profesores y alumnos dentro del aula

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Para todos, la vuelta a las clases es una situación en sí emocionante y estresante; llena de ansiedades, tanto para los padres, como para los alumnos y profesores. Por lo mismo, para que no sea algo que nos genere alguna que otra sensación negativa, quisiera ofrecerte como docente algunos juegos que te ayudarán a romper el hielo con los niños en el primer día de las clases. Además, estas actividades sirven para que la vuelta al colegio sea un encuentro sencillo, agradable y que permita generar vínculo con tus alumnos.

Juegos para construir vínculo con los niños desde el primer día de clase

Algunos juegos para el primer día de clase. Vuelta al colegio

A continuación, te propongo algunos juegos que pueden ayudar a los profesores a empezar el curso con buen pie con sus pequeños. Todas ellas son actividades entretenidas, lo que ayuda a que los niños sientan menos nervios en el primer día del curso, pero también ayudan a conocer mejor a los alumnos. Se pueden adaptar para que puedan realizarse con niños de distintas edades.

1. 'Me llamo... y me gusta...'
Este primer juego es genial para saber un poco más de los alumnos y que ellos se conozcan entre sí, en el caso de que haya niños que acaban de llegar a la clase. El profesor parte presentándose con su nombre y algo que le encanta realizar. Por ejemplo: 'Me llamo Jorge y me gusta el fútbol y las películas de Star Wars'. Después, uno a uno, irán saliendo los jóvenes y realizan la misma oración. Por ejemplo: 'Soy José y me gustan los autos y los robots'; 'Soy Agustín y me gusta la pizza y todo sobre Marvel'. Después de que todos terminan, comienza el juego preguntando al azar sobre el nombre de un compañero y qué cosas le gusta hacer.

2. Digo mi nombre
Generalmente los nuevos alumnos no se conocen. Por lo mismo, es bueno realizar una que otra dinámica para romper el hielo y permitir el conocimiento con sus compañeros. El juego se organiza por orden alfabético o por porte. Como en el juego anterior, empieza presentándose el profesor jefe. Puesto de pie en medio del patio o de la clase dice: 'Me llamo Jorge' y acompaña sus palabras con una acción que produzca risas entre los alumnos (un salto con las piernas abiertas, un movimiento de los brazos o una gesticulación llamativa, etc.). A continuación, le toca el turno a cada alumno según el orden y realiza la misma acción. Al final como en el juego anterior, la prueba es ir preguntando a cada uno que imite el gesto realizado por uno de sus compañeros.

3. ¿Qué animal tengo?
Se seleccionan diez alumnos y se les pone en la espalda una imagen de un animal. Ellos no saben cuál es y deben tratar de adivinar haciendo preguntas a sus compañeros. Ejemplo: ¿Tiene cuatro patas? ¿Vuela? ¿Nada? ¿Vive en el mar? ¿Pone huevos?, etc. Este juego resulta muy divertido, incluso para los alumnos mayores, lo que permite empezar las clases con un ambiente más relajado y mejor disposición de los pequeños.

4. ¿Qué hay dentro de la caja?
En una caja se meterán muchas cosas de la clase. Pueden ser lápices, estuches, láminas, pegamento, témperas, la misma agenda de la sala, tijeras, etc. Incluso, invita a los niños a seguir agregando cosas. Se llama a un niño y se le pide que observe detenidamente todos los objetos. Luego se cierra la caja y se le pregunta: '¿Puedes decir qué hay dentro de esta caja?'. Tomamos nota de cuántas cosas puede recordar. Se hace con todo el curso y gana quien logra acumular más puntaje.

5. El detective
Este juego es genial para el primer día de clase. Los niños se sientan y forman un círculo. Hay que elegir a uno de ellos que debe ser el detective, el cual debe observar a cada uno de sus compañeros y deberá notar cómo están vestidos. El profesor, después de un tiempo, le tapa los ojos y entonces un niño se cambiará de lugar. El detective tiene la tarea de identificar quién se movió de su lugar. Si acierta puede seguir, pero si se equivoca, el que se movió tomará su lugar. Esto puede variarse si se cambia algo de su ropa, se coloca un gorro o se cambian de zapatos.

Cómo romper el hielo en el aula y fortalecer el vínculo con los alumnos

6. ¿Qué suena?
Con el móvil grabamos las conversaciones de los niños. Vas llamando uno a uno para que pueda identificar las voces de sus compañeros. Puedes variar grabando sonidos de la calle o de tu casa. ¿Quién conseguirá adivinar más sonidos?

7. Juegos de tacto
En una caja, meter alguno de estos productos: algodón, plastilina, lija, pelota de cuero, un dado, bloques, migas de pan, papas fritas, lo que sea. Los niños, gracias al tacto, metiendo la mano en la caja deben sacar el objeto que el resto de sus compañeros le pide dándole las características que desea.

Esto son algunos ejemplos. El objetivo final de todas estas actividades es justamente que los alumnos, pero también los profesores, se sientan a gusto. Además, todos podrán ir conociéndose mejor e ir creando un vínculo agradable. Recuerden que la escuela es algo más que solo aprendizajes académicos, es uno de los primeros espacios donde podemos vivir en sociedad.

Puedes leer más artículos similares a 7 juegos para romper el hielo con los niños en el primer día de clase, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.