Qué aprenden los niños con los juegos de velocidad. Ventajas de esta actividad

Práctica con tus hijos estos ejercicios tan beneficiosos para trabajar los músculos, el sistema cardiovascular y el respiratorio

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Los juegos de velocidad para niños y niñas son excelentes como forma de entretenimiento y también de entrenamiento. No solo porque son divertidos, sino porque además se pueden hacer en familia o con amigos. Y, otra ventaja, ejercitan los músculos y con ellos se trabaja el sistema cardiovascular y respiratorio. ¿Quieres saber todas las ventajas de este tipo de actividades? ¿quieres conocer algunas ideas para poner en práctica con tus hijos? ¡Quédate con nosotras!

En qué consisten los juegos de velocidad para niños

juegos de velocidad para niños

Seguramente lo primero que se te viene a la mente es hacer carreras y estás en lo cierto, pero también hay que saber que los juegos de velocidad permiten a los niños mejorar la técnica y aumentar las capacidades físicas. Correr porque sí está genial, hacerlo como entrenamiento todavía mejor.

Los juegos de este tipo son un pasatiempo ideal para hacer con la familia o con los amigos en las tardes de parque pero, si además se las proponemos como un reto, mejorarán su condición física y también mental, y es que el que quiera llegar el primero no solo debe ser el más rápido sino también el más listo.

Como su propio nombre indica, los juegos de carreras o velocidad son una serie de actividades en las que tendremos que valernos de la rapidez para cumplir un determinado objetivo, ya sea llegar de los primeros a la meta, coger un determinado objeto o terminar el circuito a tiempo.

Una vez que termines la lectura de este post te vas a dar cuenta por qué debes dejar de decir a tus hijos frases como: 'No corras' o 'Más despacio que te vas a caer'. En su lugar, les motivaremos (podemos incluso usar premios) a que corran y jueguen al aire libre en un lugar indicado para ello. El primero de estos incentivos será la competitividad por el quedar el primero. Este tipo de juegos tienen un montón de ventajas para niños y niñas de todas las edades:

- Se incrementa la velocidad. Corremos para ser los primeros por lo que nuestra velocidad, a base de práctica, se incrementa sin apenas darnos cuenta.

- El esfuerzo, la técnica y la estrategia también están muy presentes, tanto como la capacidad de reacción para, por ejemplo, echar a correr en cuanto oigamos la señal.

- Los juegos de velocidad pueden dar una pista sobre un posible problema, por ejemplo, la visión o en la pisada si las caídas se repiten mucho, o en la autoestima y la confianza si vemos que un niño o una niña siempre dice que va a quedar el último.

- Los peques empiezan a desarrollar la práctica deportiva del running.

- Se gasta energía, se quema grasa y se favorece una excelente salud cardiovascular, así como una mejora en la capacidad pulmonar.

- A su vez, también se desarrolla y se mejora la coordinación y la agilidad física.

- Si llevamos a cabo este tipo de juegos varias veces a la semana se producirá una disminución de los tiempos de reacción ante ciertos estímulos.

- Notarás en tu hijo mejoras notables en la tonicidad muscular y aumento de fuerza.

- La autoestima se ve mejorada, se facilita la sociabilización y los niños más tímidos tienen una oportunidad para no serlo tanto.

- Se fomenta una competitividad sana.

- Última y más importante ventaja de los juegos de velocidad para niños: ¡son muy pero que muy divertidos y emocionantes!

Juegos de velocidad de reacción para niños y niñas

juegos de reacción para niños

La velocidad de reacción son los segundos que invertimos en dar respuesta a un estímulo externo. En el caso de las carreras, ese estímulo puede ser el sonido de salida, la señal que indica que tenemos que correr al otro lado o que el testigo de la carrera de relevos ha llegado a nosotros. Pues bien, además de los juegos de velocidad convencionales (más abajo te damos unas cuantas ideas) podemos usar los de reacción.

El niño o la niña tendrá que realizar algo en concreto en respuesta a un estímulo y, además, deberá hacerlo en el menor tiempo posible. Por otro lado, podemos llevar un poco más allá estos juegos y hacerlos más complejos. Por ejemplo, en una gincana los participantes deberán decidir en unos segundos si esa valla la pasan de un salto, agachándose o trepando por ella.

¿Se puede trabajar la velocidad de reacción? Sí, por supuesto, y la mejor forma de hacerlo es a través del juego. En su desarrollo, además, se implica un gran esfuerzo a nivel cognitivo, lo que hace que los beneficios se multipliquen por dos.

Divertidas ideas de juegos de velocidad para niños

ideas de juegos de velocidad para niños y niñas

Los juegos de velocidad y de cualquier otro tipo se deben adaptar siempre a la edad y los gustos de los peques. Si quieres unas cuantas ideas para tus hijos o tus alumnos, ¡mira estas a ver qué te parecen!

1. Carreras de sacos
Están las carreras sencillas en las que hay que tratar de llegar el primero de aquí allí y están las versiones tan interesantes como las carreras de sacos o las que tenemos que correr de la mano con un compañero. Seguro que a los niños les resultan la mar de entretenidas.

2. Competiciones de obstáculos
Las gincanas o competiciones en las que tenemos que saltar obstáculos para llegar a la meta a tiempo también son de las favoritas de niños y niñas. Si quieres puedes introducir alguna prueba en la que el niño tenga que decidir si salta o se agacha, así pondrás en práctica la capacidad de reacción de la que hablábamos antes.

3. Juegos de salto a la comba
De dos en dos, a ver quién salta más rato a la comba o a ver quién bate su propio récord. Los juegos de combas se pueden acompañar de canciones infantiles.

4. Correr y parar
Los niños corren en la misma dirección y, cuando se oiga una palabra en concreto o un silbido, deberán pararse y quedarse ahí hasta que se dé de nuevo la señal que indique que pueden volver a correr. Será eliminado el que siga corriendo cuando debió parase en el sitio.

5. El pañuelo
¿Recuerdas cómo se jugaba? Uno se pone en el centro sujetando un pañuelo y a los lados los equipos, cada uno con su número aprendido. Cuando se diga un número, un niño de cada equipo debe correr para coger primero el pañuelo para llevárselo a su equipo antes de que su contrincante le atrape.

Puedes leer más artículos similares a Qué aprenden los niños con los juegos de velocidad. Ventajas de esta actividad, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.