Método Doman para enseñar a leer a un niño

Una alternativa al método silábico para aprender a leer en la infancia

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

El método Doman surge de los estudios e investigaciones del médico norteamericano Glenn Doman tratando niños con lesiones cerebrales.

El objetivo de este método será el de aprovechar y desarrollar al máximo las posibilidades del niño. En Guiainfantil.com te contamos en qué consiste el método Doman para enseñar a leer al niño.

Doman es un método para enseñar a leer a los niños

Enseñar a leer a los niños

La base de los estudios de Glenn Doman consideran que aunque haya neuronas muertas debido a esa lesiones, aún quedan neuronas vivas y con la estimulación adecuada a una edad temprana estas neuronas pueden aprender a establecer las conexiones necesarias para hacer las funciones de las que ya no están.

A partir de sus investigaciones, Doman comprobó que existen varias alternativas a la hora de enseñar a leer a los niños. De entre todos, pudo ver que el método silábico no era precisamente el más apropiado, y que los bebés son capaces de reconocer letras y palabras si estas son lo suficientemente grandes, y son también capaces de leer antes de los 3 años.

Cuanto más pequeño es el niño más facilidad tiene para aprender, sobre todo, durante los primeros seis meses de vida donde la capacidad de aprendizaje es superior a la que tendrá a lo largo de toda la vida.

Según el médico norteamericano, los niños serán capaces de leer palabras con tan solo un año, frases a los dos años, y libros cuando tienen tres. No solo aprenden sino que disfrutan de ello favoreciendo el desarrollo de su inteligencia.

En qué consiste el método Doman para aprender a leer

Este método está diseñado para que los padres puedan aplicarlo con su hijo, adaptándolo a las características y necesidades del pequeño. Este método se basa en inputs y outputs. Es decir, al niño se le van presentando estímulos adecuados tanto en intensidad como en frecuencia y claridad para favorecer su desarrollo y que el niño disfrute del proceso.

Estos estímulos reciben el nombre de Bits de inteligencia y se pueden procesar por cualquiera de las vías sensoriales: oído, tacto, visión y gusto. Los Bits se agrupan en categorías para favorecer la formación de conexiones neuronales y han de ser novedosos, simples y concreto.

Por lo tanto, este método se trata básicamente en mostrar al niño series de cinto tarjetas con palabras, escritas con letras grandes y que correspondan a una misma categoría para que el niño vaya estableciendo relaciones. Después, poco a poco se van añadiendo categorías.

Así, las categorías pueden ser: colores, animales, juguetes, vocabulario del cuerpo, familia, etc. Además, el aprendizaje en este método se da en diferentes fases:

  • Primera fase: palabras. En esta fase se muestran palabras solas. Sustantivos organizados donde el primer día se pasarán cinco palabras de una categoría. El segundo día cinco palabras de la misma categoría, más cinco palabras más. El tercer día se pasarán las diez palabras de la primera categoría y segunda categoría, más cinco palabras más. El cuarto día se pasarán las quince palabras de la primera, segunda y tercera categoría más cinco palabras más. Al quinto día se pasarán las veinte palabras de la primera, segunda, tercera, y cuarta categoría y cinco palabras más. Nunca se ha de pasar de 25 tarjetas por días. Así, a partir del quinto día podremos sustituir una categoría antigua por otra nueva. Las categorías se pasan por separado y nunca mezcladas.
  • Segunda fase: parejas de palabras. En esta fase se forman pares de palabras. Se volverán a utilizar las palabras de la primera fase con juegos de parejas de palabras como por ejemplo: ojos verdes, manzanas rojas. Juegos de contrario como por ejemplo: grande - pequeño. O palabras compuestas: zumo naranja.
  • Tercera fase: oraciones sencillas. Se introducen verbos en la oración de tal manera que ahora habrá nombre + verbo + acción. Por ejemplo: papá está durmiendo
  • Cuarta fase: frases. Es el momento donde se incluyen los artículos para ir formando frases completas.
  • Quinta fase: cuentos. Es hora de elegir el cuento idóneo para leer. De entre 50 y 10 palabras y con una sola frase por página. No se trata de un método rígido, sino flexible donde se admiten modificaciones. Se trata de adaptar el método siempre a las necesidades de cada niño

Puedes leer más artículos similares a Método Doman para enseñar a leer a un niño, en la categoría de Lectura en Guiainfantil.com.