Luchas de poder entre padres e hijos, ¿por qué se dan y cómo evitarlas?

Debemos buscar una relación horizontal entre los padres y los niños en lugar de autoritaria

Marga Santamaría
Marga Santamaría Coach educativa

Seguro que estas frases que os pongo a continuación, en algún momento las hemos usado, las han utilizado otros con nosotros o quizá las hayamos escuchado: 'Lo haces porque lo digo yo y punto', 'Te cuento hasta tres', 'Soy tu madre/padre y me obedeces', 'Aquí mando yo'. Todas ellas hacen referencia a las luchas de poder entre los padres y los hijos. Pero, ¿qué es y cómo se puede evitar llegar hasta ese punto?

Cuando se dan luchas de poder entre padres e hijos

Las luchas de poder entre padres e hijos

Las frases que acabamos de señalar (que os imaginaréis que cuando se dicen van acompañadas de un gesto señalador, una mirada agresiva y/o un tono alto, las cuales pueden llegar a tener efecto a corto plazo), demuestran que se ha llegado a una lucha de poder.

Esto no es algo infrecuente en muchas de las familias y en su forma de relacionarse. Esta forma de relacionarse se dice que es vertical, y de esta manera estamos enseñando a nuestros hijos e hijas, que el adulto manda, que el mayor tiene la última palabra. ¿Realmente eso queremos enseñar?

Quien es madre o padre, lo será toda la vida, es un título que nos acompañará siempre. Pero eso no nos da derecho a ejercerlo desde la verticalidad, no es necesario imponerse... Pensemos en un buen líder y cómo ejerce esas tareas, cómo inspira y cómo invita a ser seguido puesto que se le admira; pues en las relaciones entre los adultos del hogar y los hijos, es similar.

Al relacionarnos desde la horizontalidad, hay más honestidad y por lo tanto no es necesario recurrir a las frases tipo 'esto se hace porque lo digo yo'. Además, de esta manera nuestro hijo querrá ser mayor para mandar, y cuando sea mayor querrá ser el jefe para mandar... Y así entramos en un círculo y formas de relación muy poco sanas.

Las relaciones horizontales entre los niños y los adultos

Cómo son las relaciones familiares

Hace años la figura del padre, de la madre, del maestro e incluso la del cura, eran obedecidas por encima de todo, se entendiera o no, pero era así y nadie rechistaba. Era una obediencia sumisa y en ocasiones desde el miedo.

Afortunadamente eso ha ido cambiando y desde la disciplina positiva y la inteligencia emocional, se hace hincapié en la autonomía y la responsabilidad, más que en la obediencia. Esto no quiere decir que no se le dé importancia, claro que sí, pero desde otra perspectiva.

Todos los miembros del hogar son parte indispensable de la familia, y los adultos somos los responsables de desarrollar esa tarea para con nuestros hijos e hijas, es decir, confiar en ellos, creer en ellos, valorarles y darles herramientas para que sean autónomos y no sumisos a la obediencia.

Está claro que habrá una gran cantidad de situaciones en las que la última palabra la tengan papá o mamá, pero eso no impide que se tenga en cuenta la opinión de todos los miembros; y por supuesto, en las ocasiones en las que haya que decidir algo y se vote la propuesta de alguno de nuestros hijos, será una buena oportunidad para hacerles ver que también ellos y ellas tienen capacidad de decisión, que se les tiene en cuenta y que confiamos en ellos.

Por qué se producen las luchas de poder en las familias

Descubrir las luchas de poder con los padres

Las luchas de poder, en ocasiones, son generadas por una madre o un padre desbordado, que ha agotado sus recursos y al que solo le queda la orden y el mandato autoritario, amenazante y como todos nos imaginaremos, cuando una mamá o un papá emite alguna de las frases del principio, está claro que lleva algunos largos minutos pidiendo al niño que se ponga el abrigo, que meriende o que se baje del columpio, por ejemplo.

Para terminar comparto con vosotros el recuerdo de una viñeta de nuestra querida Mafalda, en la que ante una orden de su madre, Mafalda le dice '¿por qué tengo que hacerlo?' y su madre le dice 'porque te lo ordeno yo, que soy tu madre' y Mafalda responde que si es cuestión de títulos, ella es la hija y que no olvide que se graduaron el mismo día. Fantástica historia de humor para hacernos reflexionar sobre nuestras relaciones en casa y con el propósito de buscar la horizontalidad que antes comentaba.

Más recursos para los padres

Errores de disciplina comunes que resultan muy tóxicos para los niños Errores de disciplina comunes que resultan muy tóxicos para los niños. Evita caer en estos errores de disciplina que son tan comunes. Son muy tóxicos para los niños, puesto que provocan una autoestima infantil baja o el desarrollo de miedos infantiles. Evita el autoritarismo pero también la ausencia de límites. La disciplina positiva es educar con amor y firmeza.

4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva 4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva. Consejos prácticos para poner límites a los niños utilizando la disciplina positiva, es decir, desde el amor, la amabilidad, el respeto y la firmeza. Tus hijos necesitan normas para ser felices, pero sin castigos o chantajes. Claves para una crianza consciente y con disciplina positiva.

11 enseñanzas de la disciplina positiva sobre la educación de los niños 11 enseñanzas de la disciplina positiva sobre la educación de los niños. Estas son las lecciones y enseñanzas que podemos aprender de aplicar la disciplina positiva en la educación de los niños. Encontrarás consejos prácticos para educar con amor y respeto a tus hijos sin perder la firmeza y saber qué hacer ante los berrinches de los niños.

Cómo disciplinar y castigar a los niños según su edad Cómo disciplinar y castigar a los niños según su edad. Debemos enseñar a nuestros hijos las consecuencias negativas de tener un mal comportamiento. Sin embargo, no es lo mismo educar a un niño de 3 años que a uno de 8 años, por lo tanto, te damos pautas para disciplinar y castigar a los niños según su edad.

Puedes leer más artículos similares a Luchas de poder entre padres e hijos, ¿por qué se dan y cómo evitarlas?, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.