11 útiles tips y actividades para criar niños compasivos y empáticos

A través de los juegos enseñamos a nuestros hijos qué es la compasión y el altruismo

Adriana Méndez

Muchos padres, a la hora de educar a sus hijos se preocupan por muchísimas cosas. Pero, ¿cuántos de ello se ponen a pensar en cultivar la compasión y la empatía? No es que los padres no piensen en esos atributos especiales, sino que puede parecer un poco obvio que con el tiempo los niños las desarrollarán eventualmente. Sin embargo, es necesario que los padres se tomen un tiempo y añadan a la lista estos tips y actividades para criar a niños que sean compasivos y empáticos. ¡Toma nota!

Por qué es importante enseñar compasión y empatía a los niños

Criar a niños compasivos y empáticos

Por naturaleza todos los niños son egoístas, no en un sentido malvado, sino como un instinto de supervivencia, para que no se les 'arrebate' aquello que necesitan para subsistir. Pero, si no se enseña a regular este instinto, los niños pueden crecer siendo personas egocéntricas, manipuladoras o caprichosas. Lo cual afectará su calidad de vida en el futuro.

Mientras que, si desde pequeños se enseña a los niños a tener compasión por los demás y empatía en las situaciones que lo ameriten, podrán tener una visión del mundo más positiva y podrán tener relaciones saludables, podrán ser más realistas, aprovecharán mejor las oportunidades que se presenten y ser más sensibles a medida que crezcan.

La compasión no es sinónimo de abuso

Hay que tener mucho cuidado en no confundir a las personas compasivas y empáticas con aquellas que pueden ser fácilmente manipuladas para complacer el deseo de otros, porque eso no es lo que significa ser altruista. Se trata de ser personas que miren el mundo con realismo y aún así tengan la sensibilidad necesaria para ayudar a los demás en tiempos difíciles, pero esa no es razón para decir que sí a todo.

Por lo que es importante también, enseñar a los niños a que se defiendan de las situaciones incómodas o que causen presión negativa, rechacen las injusticias y ofensas, pero sobre todo, enseñarles a decir no cuando sea necesario para su estabilidad mental, emocional y física.

Es necesario por supuesto, que enseñes a tus hijos de qué se trata ser compasivo y empático, por qué es necesario y que beneficios que les trae a ellos mismos a medida que crezcan. Pero ten en cuenta que, conceptualmente los niños no entenderán estos atributos, así que debes acudir al ingenio y apoyarte en imágenes, vídeos, juegos y actividades para que puedan entenderlo, pero más importante, practicarlo.

Tips para criar niños compasivos y empáticos desde el hogar

Consejos y actividades sobre compasión y altruismo para los niños

Estos son algunos consejos que te ayudarán a transmitir a tus hijos qué significa ser compasivo.

1. Sé su espejo
Todos sabemos que los niños son esponjas que absorben toda clase de información que perciben y la aplican en su día a día, por lo que la mejor forma de enseñarles a ser altruistas, es comenzando por serlo nosotros con ellos. ¡Qué importante es el ejemplo en la enseñanza de los niños!

2. Bienvenida la amabilidad
Los pequeños gestos diarios se convierten en grandes cualidades innatas a medida que crecemos. Por ello es ideal que incluyas actos de amabilidad: Agradecer, pedir permiso, arreglar los errores, buscar lo bueno, ayudar en lo que se pueda, ver lo positivo, sonreír a las personas y apreciar lo que tenemos en casa.

3. Dale algo que cuidar
Bien sea una mascota, una planta o un objeto, el tener un 'tesoro' importante puede ayudar a los niños a generar mayor empatía, ya que apreciarán el regalo, desarrollarán responsabilidad para protegerlo, mantenerlo saludable y poder disfrutar mucho tiempo junto a este.

4. Enséñale el valor de los compromisos
La responsabilidad es una excelente forma de generar compasión y empatía hacia lo demás, ya que puedes enseñarlos a tener consideración con el estado de los demás y sentirse orgulloso de estar presentes en ese momento y lograr su cometido.

5. Sean voluntarios
Participar en actividades de voluntariados es excelente para comenzar ser altruistas. Pero además es un a buena oportunidad de apreciar lo que se tiene en el hogar, hacerlos sentir valerosos al ayudar a otros, a aprovechar los beneficios, desarrollar nuevas habilidades y tener una visión realista del mundo y del impacto que se puede tener en este.

Actividades y juegos para enseñar el altruismo

Los juegos y las actividades divertidas son una excelente forma de transmitir valores a los niños. Te proponemos algunos a continuación:

6. Películas educativas
Una noche de películas en familia sobre un tema de empatía puede enseñar a sus hijos a visualizar cómo deben comportarse con los demás y tratar diferentes escenarios con amabilidad.

7. Tarjetas de caritas
Las tarjetas con dibujos de caras ayudan a reconocer las emociones, basándonos en las expresiones que hacemos al sentirlas. De esta forma los niños podrán saber cómo se sienten los demás solo con verlos. Para ello apóyate en tarjetas y haz caritas, nubes, corazones o cualquier otra figura con diversas expresiones emocionales para que los niños tengan a la mano.

8. Diferencias y similitudes
Este juego es ideal para que los niños puedan discriminar las emociones negativas o positivas. Es fundamental que sepan que todas las emociones son importantes y no deben reprimirlas, pero deben saber manejarlas para no crear conflictos o herir a alguien, así como reconocer cuando alguien quiera aprovecharse de su amabilidad y sepan qué hacer.

Para ello puedes crear una especie de lista grande de qué hacer y qué no hacer cuando una emoción se presente. De manera que puedas repasarla continuamente con tus hijos.

9. Bol de emociones
Esta actividad es muy divertida y educativa, se trata de colocar en un bol todas las buenas acciones y gestos que hemos tenido en el día, así como las acciones negativas o errores que hemos cometido. De manera que podamos crear soluciones y animarnos a seguir mejorando.

[Leer +: El frasco de lo positivo]

10. Anímalos a expresarse
Las actividades recreativas como manualidades, música, escritura, lectura o dibujo puede ayudar a los niños a canalizar emociones y expresar mejor sus sentimientos a los demás. Así que anímalos a realizar alguna de estas actividades para lograrlo o para crear gestos de agradecimiento a los demás.

Aprovecha cada oportunidad que tengas y ayuda a tus hijos a crear un entorno mejor.