Qué ocurre cuando educas a tu hijo desde y con el valor del amor

Los valores más importantes que, mezclados con amor, harán que tus hijos crezcan felices

Claudia Johana Mesa Córdoba

Todos los seres humanos aprendemos valores y comportamientos en función de lo que nos han inculcado nuestros padres y el entorno que nos rodea. Como todos sabemos, un niño debe aprender el significado de cada uno de ellos para la correcta aplicación e interpretación en su  vida y para tener inteligencia emocional y ser feliz. Pero ante la pregunta de: '¿Hay algún valor que tenga prioridad?'.

Todos los valores tienen una misión importante y son necesarios, sin embargo hay uno en concreto que debe estar presente siempre: el valor del amor, que como dice Gandhi, ‘¡allí donde hay amor hay también vida!’. En este artículo me gustaría compartir ideas que te pueden ayudar a educar a tus pequeños con valores bien establecidos y en armonía con el amor.

Cuando educas en el amor a tus hijos nada puede salir mal

educar en el valor del amor

El amor es un sentimiento que hace que pienses bien, que hagas cosas por los demás sin esperar nada a cambio, que aceptes personas o circunstancias sin juicios, que agradezcas incluso aquello que no te gusta, asumiendo que vendrán mejores cosas...  Y así una lista de interminables de sentimientos positivos que se pueden generar cuando hay amor en las cosas que hacemos, decimos o sentimos.

Cuando a cualquier decisión o circunstancia le pones amor nada puede salir mal. Quizás alguna vez te hayas planteado si te has excedido y el regaño o reprimenda que has dado a tu hijo ha estado acorde con el hecho. Si es así, hazte estas dos preguntas: '¿Hay amor en mi forma de actuar?' y '¿Qué sentimiento hay cuando lo hago?' Es importante que pienses en el valor que intentas inculcar en tu hijo y no en la equivocación que tu retoño ha cometido. Hacerlo te dará más claridad, podrás ver el amor y te alejará de la duda o la culpabilidad.

Puede pasar que quieras educar a tu hijo en valores positivos, pero queriendo proteger a tu pequeño y ante un determinado hecho le enseñes otros. Por ejemplo, si un niño deja de hablar a tu hijo sin motivo aparente ¿qué le dirías? Aquí puedes querer inculcar dignidad, pero si le dices por ejemplo: ‘No pasa nada, haz lo mismo’, le estarás enseñando a ser orgullosos. Por eso y ante la duda pregúntate si ese acto tiene amor para tu hijo y para los demás, así sabrás la mejor forma de guiar a tus niños.

Recuerda que los niños interiorizan los aprendizajes cuando entienden porqué deben hacer o no determinadas cosas. De lo contrario será un niño muy obediente, pero no sabrá actuar cuando el entorno se presente hostil y no estés a su lado para guiarle.

Explica a tu pequeño a respetar los distintos puntos de vista. Es vital que comprenda que no pasa nada si otro opina diferente a él. Al contrario, la diversidad de opiniones enriquece y hace que abra la mente hacia otras posibilidades. ¡Le ayuda a ver el amor en los demás a pesar de las diferencias!

Otros valores que debes inculcar a tus hijos para que sean felices

el valor del amor

A continuación detallo algunos de los valores más comunes que, mezclados con amor, harán que tus pequeños luzcan sonrientes y felices.

1. La responsabilidad
Ser responsable desde el amor es cumplir con los deberes y tareas no desde la obligación, sino desde el entendimiento de que hacerlo es necesario e importante para él y para el entorno. Es importante que el niño entienda que colaborar y tener responsabilidad en casa es un beneficio para todos y que todos deben aportar no por obligación, sino por amor a él mismo y a los demás.

2. La generosidad
Que nuestros niños sean generosos es maravilloso, pero más lo es cuando lo hacen de corazón. Cuando insistes al niño para que comparta sus juguetes en realidad él no está siendo generoso. Un niño es generoso cuando realmente empatiza con el otro niño y quiere que su amigo pruebe su galleta preferida o comparte sus juguetes por beneficio de ambos para jugar juntos o para que su amigo disfrute. 

3. La gratitud
Dar las gracias suele ser una palabra habitual, de hecho sale de forma instintiva en el momento adecuado. Para los niños que aún están aprendiendo el significado de las palabras es importante que le hagas reflexionar sobre el esfuerzo y la generosidad que ha tenido aquella persona a la que hay que agradecer.

4. La tolerancia
Aceptar a los demás sin prejuicios de raza, color, cultura, religión, estatus social o comportamientos es muy importante para fomentar las buenas relaciones y hace que los niños aprendan a amar a los demás de forma incondicional. Haz que tu pequeño entienda la valía del ser humano y la riqueza en las diferencias.

5. La honestidad
Ser honesto consigo mismo y con los demás es síntoma de seguridad y amor propio. El niño que sabe que puede equivocarse y reconocer sus errores es un niño que se quiere y que sabe que lo quieren.

Puedes leer más artículos similares a Qué ocurre cuando educas a tu hijo desde y con el valor del amor, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.