Semana 3 del bebé en la tripa de la madre

Qué ocurre en el cuerpo de la mujer y de su bebé en las primeras tres semanas de embarazo

Carla Estrada

Aunque ni lo sospechemos, ya que ni siguiera ha habido la primera falta del periodo y tú aún no sabes que tu aventura de ser madre está a punto de comenzar, yo diría que la semana 3 es grandiosa, ya que se produce un evento maravilloso y la mayoría de las veces muy esperado: fecundación del óvulo. ¡Un bebé de tres semanas está ya buscando su hueco en la tripa de su mamá! 

Al producirse la fecundación, se inicia el más hermoso camino hasta convertirnos en los felices padres que tanto hemos anhelado, aunque también puede ser una noticia que no nos esperábamos y nos inunda una mezcla de sentimientos que nos pone a pensar en lo que nos espera.

Qué es la fecundación y cómo sucede el mes 3 de embarazo

Semana 3 del bebé en la tripa de la madre

Después del coito, millones de espermatozoides que salen con la eyaculación, llegarán a la vagina y comenzarán una carrera hacia la trompa de Falopio, donde los más aptos se encontraran con el óvulo proveniente del ovario (periodo de ovulación), con la intención de penetrarlo y lograr la fecundación.

Será un solo espermatozoide, en la mayoría de los casos, el que traspase la capa externa del ovulo y logre tan anhelado premio: fecundar al ovulo. Este maravilloso acontecimiento sucede en la semana 3 del embarazo, cuando ni siguiera sospechamos de lo que está sucediendo dentro de nuestro cuerpo.

En este momento podemos estar hasta en un concurso de baile, mejor dicho un maratón de baile durante dos horas y ser la ganadora, que fue lo que me sucedió en mi primer embarazo. No era consciente de lo que sucedía dentro de mí, ni una molestia, ni un síntoma, ni un aviso y menos un mail de esa hermosa e inesperada fecundación.

La semana siguiente no me llegó el periodo y me extrañó mucho por ser una mujer muy regular con su menstruación, así que a los pocos días me realicé la prueba de las hormonas en sangre (gonadotrofina coriónica) y leí ese POSITIVO que te cambia la vida en segundos e, inmediatamente, te inunda un montón de pensamientos, de emociones, de angustias, de alegrías y de expectativas.

Después que el espermatozoide penetra en el óvulo, la capa externa del mismo se engrosa para no permitir dejar pasar a otros espermatozoides y, una vez fecundado el óvulo, se inicia dentro de él la llamada 'división celular' que comenzará a formar nuestro futuro bebé, y la placenta, que lo alimentará hasta nacer.

De qué depende que sea niño o niña

de qué depende que sea niño o niña

Cuando los núcleos del espermatozoide y el óvulo se unen, cada uno aporta 23 cromosomas que viene siendo la carga genética de cada uno, quedando la carga completa con 46 cromosomas. El óvulo siempre aportará un cromosoma X y el espermatozoide puede aportar un X o un Y, por lo que significa que será el padre el responsable del sexo del futuro bebé. (Hembra XX, Varón XY).

Luego en apenas tres días se forma el cigoto, que es una bolita mínima, que mide aproximadamente 0,1 mm de diámetro y contiene 16 células, luego se transforma en la mórula y, por último, al blastocito, parecido a una pelotica con 58 células. Al pasar unos cinco días, esa pelotica comienza a separarse y las capas exteriores formarán la placenta y las capas interiores, formarán el embrión, o sea, a tu ¡hermoso bebé!

Y mientras tú estás tranquila, sin imaginar que ya vive en ti el milagro de Dios, esa pelotica llamada blastocito, emprende el recorrido a través de las Trompas de Falopio, hasta llegar al útero (7mo día) donde se implantará y allí vivirá durante las siguientes 37 semanas o más.

Una vez implantado en el útero, la placenta comienza a desarrollarse y ella es la que va a aportar oxígeno y nutrientes a nuestro amado hijo, y a la vez produce una hormona llamada Gonadotrofina coriónica humana, que es conocida como la 'hormona del embarazo'. Ella envía mensajes a los ovarios para que ya no produzcan más óvulos y, a la vez, permite que aumente la secreción de dos hormonas importantes para el embarazo: estrógenos y progesterona.

Estas hormonas van a hacer que el útero desarrolle su capa interna y mantenga a nuestro tesorito en su baúl, bien cuidadito. Y mientras tanto el líquido amniótico se va desarrollando dentro de las capas internas del blastocito, las cuales formarán luego el saco amniótico. Ese líquido protegerá al bebé dentro del útero durante el tiempo que decida mantenerse allí.  Ya para la semana siguiente la placenta comenzará a nutrir y oxigenar al bebé por sí sola, mientras tanto él lo hará a través de unas micro venas de la pared del útero.

¡Y pensar que no sentimos nada de lo que está sucediendo y podría describirse como el acontecimiento más maravilloso que sucede dentro del cuerpo de una mujer!

Cambio en el cuerpo de la mujer en la semana 3 de embarazo

A pesar de que en esta semana aún no hay una señal clara de que tienes un inquilino dentro de tu cuerpo, ya que todavía no ha habido la primera falta, se pueden comenzar a ver algunas señales:

- En el momento de la implantación del blastocito en el útero, se puede producir una pequeña hemorragia, que muchas veces nos confunde, creyendo que es la llegada del periodo.

- Puede haber cambios de ánimo, sintiéndonos más susceptibles y aprensivas, sobretodo con el padre de la criatura.

- Alteraciones del gusto, donde la comida nos puede saber diferente y sensación de náuseas, así como una salivación excesiva (sialorrea).

- Nos sentimos más cansadas y con más sueño. Yo lo digo con toda propiedad, dormí demasiado durante mis tres embarazos y lo peor es cuando se trabaja en la calle, me sentía como la propia  sonámbula.

- También muchas veces se altera el olfato, donde muchos olores que antes nos agradaba, ya no son tan agradables y eso también contribuye a tener náuseas y vómitos.

Recomendaciones para ti y tu bebé en la semana 3

Si estás sospechando de que estás embarazada y te haces un test de embarazo casero (en orina), lo más probable es que la prueba te salga negativa, pero no te confíes en eso porque puede ser muy pronto. Te sugiero que la repitas 10 días después de la primera falta o vas a un laboratorio clínico y te realizas una prueba más fidedigna, como es la determinación de la hormona Gonadotrofina coriónica en sangre, y si ese inquilino ya está dentro de tu cuerpo, la prueba saldrá positiva.

 Lo ideal sería que consultes con un ginecólogo o gineco-Obstetra. El especialista hará su evaluación clínica y ccografía pélvica, pero sabiendo que en una tercera semana sería muy rápido para hacer un diagnóstico de embarazo por ecografía, ya que aún el blastocito es imperceptible a este estudio.

Al tener la confirmación de que en unos meses serás una flamante madre te recomiendo lo siguiente:

- Evita el consumo de drogas, alcohol y cigarrillo.

- Disminuye el consumo de café, refrescos, té y chocolate, por contener cafeína, que estimula el sistema nervioso central y puede producir, inquietud, nerviosismo e insomnio, además que altera el ritmo cardíaco. Te sugiero que si lo consumes, lo hagas en horas tempranas del día.

- Consume alimentos bien lavados y cocidos, como el huevo, las carnes rojas y carnes blancas, para evitar contraer enfermedades por bacterias o parásitos, que puedan afectar no solo tu salud, sino también la de tu pequeño.

- Si tienes mascotas, específicamente gato, evita el contacto con sus heces, para evitar sufrir de toxoplasmosis, que es una enfermedad parasitaria que puede llegar a producir abortos espontáneos o defectos congénitos en el bebé.

- Sé que a veces los malestares del inicio de un embarazo pueden ser fuertes, pero no por eso descuides tú higiene y arreglo personal, es bueno mantenernos arregladas, con buen aseo y bonitas, eso nos hará mantener buena autoestima, ya que muchas veces los mismos cambios hormonales, nos hacen sentir deprimida.

Yo recuerdo que me agradaba mantenerme linda, maquillada, bien vestida, ya que sentía que mi bebé también así lo estaba. Y tenía la sensación que ellas se sentían orgullosa de mí y pensaba que decían '¡que mami tan linda me regalo Dios¡'.

Puedes leer más artículos similares a Semana 3 del bebé en la tripa de la madre, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.