Mamás Slow, madres primerizas que quedan embarazadas tras los 40 años

Viven la maternidad con la calma de saber que es lo que han elegido con sensatez

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Son unas cuantas amigas las que están llegando a la maternidad por primera vez en la cuarentena. Son lo que yo llamo, mamás Slow, es decir, madres primerizas que han decidido quedarse embarazadas tras los 40 años. Yo, en algún momento me lo propuse, sin embargo, hay edades que te hacen reflexionar más de lo que debieras, para un sentido y para el otro, y acabé desterrando la idea porque pensé que quería dedicarme a mí.

Esto que puede parecer egoísta, para nada lo es. Cuando llega una cierta edad, una gran pareja y el verdadero sentido del amor, te planteas que tener un hijo es poner la guinda al pastel. Sin embargo, me parece tal acto de amor, del uno por el otro, que bien se merece más de una reflexión (y de dos…). En mi caso, decidimos que no, pero tengo amigas, que decidieron que sí… y ahora estoy feliz de vivir este momento con ellas.

Qué supone ser Mamás Slow

Las mamás slow son madres primerizas tras los 40

Ser madre a partir de los 40 supone ser una mamá con más miedo que una madre joven, pues “el yo puedo con todo” a ciertas edades, se queda en “puedo con todo, pero necesito ayuda”. Y es que, el cuerpo y la energía no acompañarán siempre pero, por el contrario, tendrás amigos y familiares, que como tú sienten la estabilidad y madurez del momento presente, que estaremos encantados de ejercer el rol que se nos asigne.

Los protocolos durante este embarazo, suponen una exigencia que de algún modo, te obligan a estar en estado de alerta continuado. Acudes al ginecólogo esperando que algo no vaya bien, o esperando que todo vaya genial, la cuestión es que hasta que no estás allí no sales de ese pequeña inseguridad… Confía en la vida, y si has llegado hasta aquí es porque la vida ha puesto el camino adecuado, para que lo andes y disfrutes.

Por otro lado, sé que vivir este momento, te hace pensar que la edad no existe y que cualquier tiempo futuro es mejor… así que, sé feliz con tu barriguita y di un rotundo SÍ al tiempo de calidad que os dedicaréis.

Y que me dices de los cuidados que a esta edad se tienen… Un embarazo en el que el bebé va a tener una buena salud emocional y física, debido al cariño y cuidado que la madre madura va a proporcionar desde el primer instante. Sé es más consciente de los riesgos y por lo tanto, se presta más atención al cuidado.

Ventajas de las madres primerizas tras los 40 años 

Sé que las mamás a esta edad ya tienen lo que querían de la vida: un nivel profesional adecuado, una pareja perfecta y mucho amor para dar, con lo cual, esta estabilidad también será un buen punto para que sus hijos, crezcan equilibrados emocionalmente. Aparece la responsabilidad como uno de los pilares de las mamás Slow.

Amiga, no calcules fechas para quedarte embarazada… “a los 50-55 tendré hijo adolescente”… No calcules… Vive el momento que la vida te ha traído y el regalo que habéis decidido daros. No cuentes el tiempo, cuenta la vida que le pondrás a cada instante cuando vuestros ojos os hagan sentir que estáis vivos viviendo una maternidad elegida, con sentido y que te hace feliz.

Mamá Slow es aquella mamá que disfruta del momento, que confía en la vida, que sabe que está haciendo todo a su alcance para vivir el instante de manera positiva, y que a pesar de sus miedos, sabe que está rodeada de mucho amor y cuidado, para que su sueño se haga realidad.

Mamá Slow es la mamá tranquila que sabe adaptarse a los cambios y que aporta sensatez y paz a la gestación. Es la mamá que ya ha vivido lo que quería y que ahora, quiere dar un paso más en la vida. ¡Adelante!