Cómo afecta el sobrepeso en el embarazo

El exceso de peso es un riesgo para el embarazo y el parto

María Machado

Durante el embarazo se intenta evitar a toda costa cualquier factor que suponga un riesgo para la gestación y para el posterior parto. Es el caso del sobrepeso que, si ya es un problema para el día a día de cualquier persona, hay que tener aún más cuidado si estás embarazada.

Afrontar estos meses en el mejor estado de salud reducirá las complicaciones y favorecerá el bienestar tanto de la madre y como del bebé que se está gestando. Por eso, en Guiainfantil.com te contamos cómo afecta el sobrepeso en el embarazo y cómo se pueden paliar sus efectos negativos. 

Los peligros del sobrepeso en el embarazo

El sobrepeso en el embarazo

Una mujer con sobrepeso que se quede embarazada puede sufrir más problemas que otra que esté en su peso ideal. De ahí que la mayoría de expertos recomiende tener cierta planificación y adelgazar antes de quedarse embarazada. En estos casos, lo mejor es prevenir para evitar futuras complicaciones.

Una mujer embarazada que tenga sobrepeso tiene más posibilidades de sufrir hipertensión o diabetes gestacional. También se incrementa la probabilidad de problemas circulatorios durante el tiempo que dure el embarazo. Sin embargo, los problemas no solo se limitan a la mujer, también pueden afectar a la salud del bebé, que le hará más proclive a sufrir enfermedades crónicas entre las que están la obesidad o la diabetes. 

De madres con problemas de sobrepeso u obesidad, suelen salir bebés de un tamaño mayor de lo habitual. Debido a ello y a la forma física de la mujer, el parto puede ser más difícil de lo normal o ser necesaria una cesárea. Por otro lado, algunos estudios señalan un mayor riesgo de malformaciones en los bebés con madres que tienen un exceso de peso. 

5 consejos para embarazadas con sobrepeso

Es importante saber si tu peso preconcepcional es mayor del recomendado para actuar en consecuencia durante el resto de la gestación. Pero, ¿a partir de cuántos kilos hablamos de sobrepeso?

La Organización Mundial de la Salud estima que se sufre de sobrepeso cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) es igual o superior a 25. Recuerda que para calcular esta cifra hay que dividir el peso (en kilos) entre la altura (en metros) elevada al cuadrado. El peso normal de una mujer antes de quedarse embarazada debería estar entre el 20 y el 25.

Si tu índice de masa corporal está en el escalón considerado como sobrepeso, debes tomar ciertas medidas para que tu embarazo se desarrolle con menos problemas. 

1 Acude a tu ginecólogo. En el caso de las embarazadas con sobrepeso es importante que el ginecólogo realice un seguimiento desde antes de la concepción. De esta forma, se identificarán los problemas lo antes posible y se podrá actuar en consecuencia. 

Cuida mucho tu alimentación. Llevar una dieta variada y saludable es imprescindible para garantizar el buen desarrollo del embarazo. Un embarazo no es momento de hacer dieta para adelgazar, sino de buscar una alimentación que aporte todos los nutrientes que tú y tu bebe necesitáis en este momento. En caso contrario, se pueden ocasionar problemas nutricionales o bajo peso en el bebé. 

Evita los alimentos con mucha grasa saturada o azúcares y apuesta por una dieta repleta de frutas y verduras. 

3 Reparte tus comidas. Te sentirás mejor y tendrás menos hambre si repartes tus comidas en cinco raciones al día. Empieza el día con un desayuno equilibrado pero que te aporte mucha energía, toma algo a media mañana, a mediodía come una ración adecuada, merienda una pieza de fruta y, por último, cena antes de irte a la cama. Apuesta por métodos de cocinado más saludables como la plancha o el vapor. 

4 Vigila tu vitamina D. Ciertos problemas de sobrepeso acarrean un déficit en la vitamina D, por lo que es posible que tu médico te recomiende algún tipo de suplemento para asegurarse de que tus niveles son adecuados. 

Recuerda que también debes beber suficiente líquido para sentirte bien. 

5 Haz ejercicio de acuerdo a tu circunstancia. Tu ginecólogo te recomendará una serie de actividades que se ajustarán a tus circunstancias. Si bien ciertos deportes están contraindicados, caminar, nadar, o practicar yoga te ayudará a mantenerte activa y a sentirte mejor. No dudes en preguntar a tu médico qué actividades puedes realizar.

Menús para la dieta de una embarazada con sobrepeso

Una de las claves para que el sobrepreso no complique tu embarazo es controlar tu dieta. Para ayudarte, hemos realizado una tabla en la que recogemos un ejemplo de menú semanal para tus comidas. Como puedes ver, las frutas y verduras están muy presentes desde primera hora de la mañana hasta la cena de la noche sin dejar de lado las proteínas y demás nutrientes que tanto tú como tu bebe necesitáis en este momento. 

Dieta para embarazadas con sobrepeso

Desayuno Media mañana Comida Merienda Cena
Lunes Desayuno

Zumo de fruta. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. Dos puñaditos de cereales interales

Media mañana

Un yogur desnatado bebido

Comida

Calabacín y berenjena a la plancha. Solomillo de ternera sin grasa. Fruta

Merienda

Una pieza de fruta y 3 galletas integrales

Cena

Lomos de salmón a la plancha con zumo de limón y guarnición de espárragos. Una infusión (Manzanilla) 

Martes Desayuno

Zumo de fruta. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. Rebanada de pan tostado con mermelada y margarina

Media mañana

Una pieza de fruta

Comida

Lentejas de verduras. Cola de rape a la albahaca. Yogur desnatado

Merienda

Un yogur con cereales integrales y unos trocitos de pera

Cena

Enrollado de espinacas y queso al horno.Una infusión (Manzanilla)

Miércoles Desayuno

Un kiwi. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. 3galletas integrales

Media mañana

Un yogur desnatado

Comida

Ensalada de rúcula con pasas y láminas de queso. Pechuga de pollo a la plancha. Fruta

Merienda

Zumo de fruta y un panecillo integral con queso fresco light

Cena

Tomate natural aliñado. Rollitos de pechuga de pavo y queso.  

Jueves Desayuno

Zumo de fruta. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. Rebanada de pan tostado con mermelada y margarina

Media mañana

Una pieza de fruta

Comida

Sopa de verduras. Huevo duro relleno de sardinas. Macedonia de frutas

Merienda

Un yogur con cereales integrales y unos trocitos de manzana

Cena

Sandwich vegetariano. Una infusión (Manzanilla)

Viernes Desayuno

Un kiwi. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. Dos puñaditos de cereales integrales

Media mañana

Un yogur desnatado bebido

Comida

Ramilletes de coliflor hervidos. Pechuga de pavo a la plancha. Fruta

Merienda

Una pieza de fruta y 3 galletas integrales

Cena

Merluza al horno en salsa de perejil con zanahorias. Una infusión (Manzanilla)

Sábado Desayuno

Zumo de fruta. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado. Rebanada de pan integral tostado con aceite de oliva y tomate rallado

Media mañana

Una pieza de fruta

Comida

Crema de verduras. Lomitos de cerdo con salsa de cebolla. Piña asada con especias

Merienda

Zumo de fruta y sandwich de jamón cocido y queso

Cena

Caballa con salsa de tomate. Una infusión (Manzanilla)

Domingo Desayuno

Zumo de naranja natural. Vaso de leche desnatada sola o con café descafeinado y tres galletas inetgrales.

Media mañana

Un yogur desnatado

Comida

Espaguetis con setas y champiñones. Taquitos de pollo. Cerezas

Merienda

Un yogur con cereales integrales y frutos secos

Cena

Croquetas de calabaza y patata al horno con puré de manzana. Una infusión (Manzanilla)