Lo que necesitas saber para tener una conversación con un niño según su personalidad

Descubre qué forma de comunicarse tiene tu hijo en función de su forma de ser

Juana Toriggia

Cada niño tiene deseos y capacidades de comunicación diferentes, aunque tengan la misma edad pueden presentar un desarrollo normal del lenguaje. ¿Sabes lo que necesitas saber para mantener una conversación con tu hijo? Conocer en profundidad el estilo comunicativo de cada niño es clave para establecer una fluida interacción que permita que el lenguaje emerja y aumente cada día más. 

Mucho más aún, se debe tener en cuenta este perfil, en aquellos casos en los cuales el inicio del lenguaje fue tardío, presenta desafíos en el desarrollo del lenguaje primarios (trastorno especifico del lenguaje) o secundarios (trastorno del espectro autista, déficit de atención e hiperactividad, trastornos cognitivos y sensoriales), ya que se necesitarán herramientas que se adapten especialmente para aumentar su lenguaje.

Los estilos comunicativos de los niños según su personalidad 

tener una conversación con un hijo

El estilo comunicativo está relacionado con la personalidad, con la historia familiar, el desarrollo general y depende en gran medida de la capacidad del niño para iniciar una conversación con los demás o para responder cuando inician una interacción con él. ¿Cuáles son los estilos comunicativos y qué estrategias puedo utilizar para ayudarlos a iniciar y responder interacciones?

- Niños sociables
Inician constantemente las interacciones y responden cuando otros las inician. ¿Es fantástico no? Sin embargo, no todos los niños tienen este perfil y tampoco deben tenerlo. Un niño puede no ser sociable y tener un buen desempeño lingüístico con las personas de mayor confianza.

- Niños reacios
Pocas veces inician las interacciones, pero responden. Puede que estén fuera de la interacción en situaciones de grupo y con personas cercanas se sientan más confiados.

- Niño pasivo
En raras ocasiones se inician o responden interacciones, muestran poco interés en los objetos y en las personas, suelen parecer cansados o poco motivados.

- Niño con sus propios planes
Estos pequeños tienden a jugar solos, se muestran muy independientes y autónomos. Suelen responder e iniciar una interacción cuando les interesa mucho algo o cuando necesitan ayuda o pedir algo a un adulto. A veces rechazan las propuestas y no siempre es fácil la interacción.

Cómo interactuar con niños reacios

conversación niños reacios

Conocer muy bien los gustos e intereses de estos niños es fundamental para obtener su atención y ayudarlos a responder y posteriormente iniciar. A partir de se puede: 

-Respetar sin presionar
Evitar hacerles preguntas para iniciar una conversación tipo periodista sino recurrir a comentarios sobre algo de su interés (ropa, juguetes, serie de tv favorita).

- Generar un clima de confianza
Si se sienten más cómodos interactuando con familiares o personas cercanas no hay que exponerlos a que tengan que responder a extraños o gente que no ven frecuentemente. No se los debe retar si no responden a una pregunta que le hacen o no saludan a alguien. Lo irán haciendo a medida que se sientan más confiados y hayan tenido suficiente 'práctica' con sus personas de confianza.

- Utilizar el juego simbólico como medio para aprender habilidades comunicativas
Jugar en casa con sus muñecos o peluches favoritos puede servir para simular situaciones sociales. A través del juego simbólico se les pueden hacer preguntas a los personajes y ellos deben responder sobre cosas personales: ¿Cómo te llamas? ¿Cuál es tu comida favorita?, ¿Tienes mascota?, ¿Cómo se llaman tus hermanos?. Si quién debe que responder es el "oso" estos niños se sentirán más tranquilos y será una divertida oportunidad para aprender a saludar, responder, hacer preguntas o comentarios. También a través del juego aprenderán las reglas conversacionales: turnos en la conversación, reparación de malentendidos, manifestar sus intereses y deseos.

La comunicación con niños con sus propios planes 

comunicarse con un niño

Desafíalo para que tenga que recurrir a ti: entrégale dos zapatillas del mismo pie, si están jugando con bloques solo dale unos pocos, sácale las pilas a un juguete que le guste, pon cerca de su vista pero no a su alcance las comidas u objetos que desea (galletas, chocolate, muñeco favorito). Estos serán obstáculos comunicativos que tendrán que sortear para continuar con su juego o cumplir su objetivo. ¿Quieres más ideas? ¡Toma nota! 

- Únete a tu juego de manera divertida
Que se te caiga un bloque así se ríen juntos, tropiézate a propósito, chócate con algún juguete con el que están jugando. Esto será un nexo divertido entre ambos y servirá para 'meterte' en su juego.

- Agrégale condimento y diversión  a su juego
Sé divertido, puedes aparecer de repente con unos lentes de cotillón, ponerte la boca del señor Papá mientras hablas o un sombrero divertido para atraer su atención.

- Inventa un 'problema' que tengan que resolver juntos
Crea situaciones que haya que resolver, que los motive a pensar soluciones y exponerlas verbalmente.  Ej: 'Me quedé sin nata, ¿qué puedo hacer?' o 'El bebe llora creo que tiene hambre, ¿me ayudas?' o 'Hay mucho tráfico en la autopista, ¿qué vamos hacer?'. 

- Genera expectación y curiosidad
Ten siempre un as en la manga, una idea novedosa que los sorprenda y se interesen por lo que vendrá. Acompaña con tu lenguaje corporal, gestos, miradas, inflexiones de tu voz.

Cómo puedo mantener una conversación con niños pasivos 

responder a niños pasivos

Lo principal es atender cada intento de interacción por más sutil que sea: puede ser una mirada, sonido o una palabra. Baja a su altura y convócalo con una sonrisa. Responde a cada intento comunicativo con un comentario, muéstrate atento y curioso a lo que te está diciendo. Y, como no, también puedes recurrir a los siguientes juegos: 

- Juegos de causa-efecto con personas o juguetes
Son juegos o juguetes que sorprenden. Por ejemplo: Si aprieto un botón o abro una puerta se genera un determinado efecto que puede ser un sonido, una luz, un muñeco que salta, etc. También se puede hacer este tipo de juegos entre personas: cada vez que aprieta tu nariz, tú haces un sonido (piiiiiii), cada vez que aprieta tus mejillas con aire haces como si se desinfla un globo. Estos juegos les divierten mucho y generan una conexión especial entre padres e hijos.

- Juegos o juguetes infalibles
Los niños suelen tener juguetes especiales que les gustan mucho, son aquellos que son garantía y le van a gustar sí o sí. Si le gustan los dinosaurios y le ofreces una caja sorpresa llena de dinosaurios seguramente le encantará y lo motivará a interactuar contigo. Es importante que aproveches ese momento sacando los juguetes de a poco, creando expectación y suspenso. 

Siempre es posible interactuar con un niño, solo hay que tener paciencia, seguir su interés y por supuesto conocer su perfil comunicativo.

Puedes leer más artículos similares a Lo que necesitas saber para tener una conversación con un niño según su personalidad, en la categoría de Diálogo y comunicación en Guiainfantil.com.