5 lenguajes del amor que los padres deberían practicar con los niños

Si en la familia todos habláis el lenguaje del amor mutuo e incondicional, ¡la felicidad se instalará en vuestra casa!

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

¿Has oído hablar alguna vez de la teoría de Gary Chapman? Se llama los '5 lenguajes del amor', formas de actuar de una madre o un padre para con sus hijos con el objetivo de ayudarles a ver el mundo de un modo distinto, a comprenderlo, a sentirse queridos y a saber que su lugar está con su familia. Además, se centra en la tan necesaria relación entre madres y padres e hijos basada en el afecto incondicional, el cariño, la afirmación y, como no, el nivel emocional. ¿Practica tú en casa alguno de estos cinco lenguajes del amor? ¡Vamos a comprobarlo!

5 lenguajes del amor de una madre con su hijo

cinco lenguajes del amor

Solo por si no lo sabes te cuento, para ponerte en contexto, que el autor de esta teoría, Gary Chapman, es consejero matrimonial. Es a través de su experiencia que se dio cuenta que todos hablamos un idioma diferente, a veces varios y, por eso, dio vida a la los 'cinco lenguajes del amor' en la familia que pasaría a estar divididos de este modo: contacto físico, tiempo de calidad, acto de servicio, palabras de afirmación y regalos. ¿Quieres aprender a hablar con soltura y fluidez cada uno de ellos y darles el lugar tan importante que tienen?

1. Contacto físico (caricias y abrazos)
Los niños de recién nacidos necesitan sentir el contacto piel con piel de sus padres pues es mediante este gesto que se sienten protegidos y a salvo. Según van creciendo, necesitan tener esa misma seguridad solo que ahora de un modo un poco diferente, por ejemplo, con abrazos y besos al levantarse o ir al colegio o caricias que les hagan sentir bien, que les digan, sin palabras, lo mucho que les queremos.

Si quieres hablar este lenguaje del amor con tus hijos, además de lo que acabamos de decir, incluye una caricia en el pelo cuando veas que están haciendo los deberes, siéntate a su lado cuando vean su película del fin de semana y/o dales la mano cuando veas que están nerviosos por el motivo que sea.

2. Tiempo de calidad (estar presente)
Pasamos tiempo con nuestros hijos, probablemente menos del que nos gustaría y, sin embargo, muchas veces estamos a su lado sin en verdad estar porque miramos el móvil a cada rato o estamos pensando en las mil y una cosas que tenemos que hacer.

¿Qué necesitamos tú y yo para hablar este lenguaje del amor que nuestros hijos y que ellos aprendan también a hacerlo? Pues lo que ya te sabes: estar a tu lado, compartir cosas con ellos, escucharles, preguntarles qué tal les ha ido el día, llevarles a clase de judo o a merendar sus tortitas favoritas. ¡Todo suma y todo cuenta!

el lenguaje del amor con los niños

3. Acto de servicio (cuidar del otro)
¿Qué niño o niña no necesita que sus padres le demuestren a diario que se preocupan por él/ella con gestos en lugar de decírselo solo de palabra? Ninguno, ¿verdad? Lavar y doblar su ropa, hacerles la comida, comprarles zapatos nuevos porque los otros se han quedado pequeños, recoger su cuarto... Son cosas tan del día a día que muchas veces se nos olvida que lo que decimos a los hijos con ellas son: 'estoy aquí', 'mamá y papá te cuidan'.

Para que hablemos este idioma a otro nivel, el más alto, y para que demostremos que las acciones hablan más y mejor que las palabras, a todo lo que ya hacemos añadiremos el preparar su comida favorita, comprarle un nuevo cromo para su colección, darle un capricho aunque no sea sábado o doblar su pijama hoy aunque sepamos que es tarea suya. Tus hijos sabrán valorar y acabarán por tener estos pequeños gestos contigo.

4. Palabras de afirmación (reconocimiento y elogios)
Los niños, al igual que sucede con los adultos, necesitan que reconozcamos lo que hacen bien, que les valoremos, que les digamos 'así sí'. Por eso es que palabras y frases como 'qué bien lo haces', 'me siento orgullosa de ti', 'has aprendido un montón' o 'tu examen te va a salir genial' deben formar parte de nuestro repertorio siempre.

Pero como sabemos que las palabras no lo son todo y que este lenguaje del amor es tan especial que también se habla con letras escritas, pues, por darte unas sencillas ideas, podemos dejarles un pos-it con una frase de ánimo, podemos hacer una carita sonriente en su pizarra o escribirles una nota o una carta con unas bellas palabras de amor, confianza o orgullo y dejársela en cualquier rincón de la casa.

5. Regalos (detalles físicos y emocionales)
El otro lenguaje que falta en esta lista es el de los regalos. Los que les haces por su cumpleaños o porque te piden una y otra vez el mismo juguete. Y a ello sumo el comprarles algo así porque sí y no porque hayan sacado buenas notas.

Los detalles son físicos, claro que sí, pero a la vez tienen una parte emocional. Se trata de algo de mí para ti, porque te quiero y quiero que te sientas feliz. Por eso, tener el pequeño gesto de pegar en la pared el dibujo que ha hecho el fin de semana y que al llegar de la escuela se lo encuentre, regalarle algo para su colección sin que te lo pida o estar pendiente de que hay que renovar las pinturas o los lápices es algo que no tiene precio.

Beneficios de que en tu familia se hablen los 5 lenguajes del amor

hablar el lenguaje del amor

Solo por si te queda alguna duda, aquí tienes un pequeño resumen de los beneficios de que en tu familia todos habléis el mismo lenguaje, el del amor mutuo e incondicional.

- Tu hijo se sentirá amado y querido siempre y en todo momento.

- Su autoestima, bienestar y la confianza que tenga en sí mismo será la mejor de todas.

- Sabrá que sus padres van a estar ahí para cuidarle y protegerle.

- No temerá compartir contigo sus cosas, sus inquietudes y lo bueno que le ha pasado en el colegio.

- Comprenderá que esos pequeños gestos pueden ser el mejor de los regalos.

- Tu hijo dará todo su cariño a su familia y seres queridos.

- Entenderá que la vida no va de ganar mucho dinero o ser el mejor de todo sino de estar al lado de los tuyos y ser felices.

Cuanto más hables el lenguaje del amor, más natural se volverá. ¡Empieza hoy mismo!

Puedes leer más artículos similares a 5 lenguajes del amor que los padres deberían practicar con los niños, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.