La fascinante vida de Leonardo Da Vinci. Cuento infantil de su biografía

¿Cómo fue el mundo de Da Vinci? ¿Qué inventó? ¿Qué pintó?

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

¿Cómo fue la vida de Leonardo Da Vinci? ¡Fascinante! Inventor, filósofo, científico, poeta... Todos los avances que propuso a lo largo de su trayectoria nos siguen dejando boquiabiertos. Para dar a conocer a los niños de una forma divertida la biografía de su figura, hemos elaborado un pequeño cuento infantil con el que todos los niños disfrutarán. ¡No te pierdas los mejores cuentos!

Cuento infantil con la biografía de Leonardo Da Vinci

La biografía en cuento infantil de Leonardo Da Vinci

Hay superhéroes que han existido de verdad. Leonardo da Vinci, el protagonista de nuestra historia, es uno de ellos. Nació en Florencia, Italia, en el siglo XV, cuando no había coches, ni televisión, ni baños diarios. Incluso, ni apellidos. Da Vinci era el pueblo donde nació. Entonces, no se le conocía como a un héroe, sino como al Primer Hombre Renacentista. ¿Y qué es eso? Pues saber hacer muchas cosas y en todas ser el mejor. Todos sabían quien era y todos querían estar cerca de él. Y es que, no le hacía falta llevar capa ni un traje de colores para tener muchos poderes y muchos seguidores.

Tan famoso llegó a ser que los más poderosos querían que trabajara para ellos. Condes, duques y hasta reyes le querían en sus cortes y castillos. Su principal arma fue un pincel. A Leonardo le gustaba pintar y tanto pintó y tan bien lo hizo que todos los museos quieren sus cuadros incluso hoy. Se le daban bien los retratos, las batallas y los paisajes, pero lo que más le pedían que pintara eran cuadros con vírgenes y santos. Obras maestras como ‘La última cena’ o ‘La Gioconda’, con su peculiar sonrisa, salieron de sus manos y de su paleta de colores.

Su éxito se debió a que fue un gran observador. Miraba todo lo que le rodeaba y estudiaba cómo se movían las cosas para luego dibujarlas. Por ello, siempre le acompañaba una libreta donde todo lo anotaba. Así, cuadernos y cuadernos escribió y garabateó. Fue zurdo y además le gustaba escribir de derecha a izquierda por lo que muchos de sus textos parecen un auténtico enigma que solo podemos descifrar si los enfrentamos a un espejo y así poder leerlos.

Gracias a esas notas que tomaba los personajes de sus obras parecen tener vida. Era tan bueno pintando que hasta inventó una nueva técnica: el 'sfumato', que consiste en difuminar los contornos, es decir, sin líneas ni bordes. ¿Os atrevéis a probar a pintar sin contornos en las figuras?

Una de las cosas que más le gustaba observar era a los pájaros. Y es que, Leonardo, que había nacido en una época en la que los aviones no existían, siempre quiso volar. Estudió las alas de las aves. Y encerrado en su estudio de trabajo creó diferentes artilugios para poder volar. Con el tiempo, estos aparatos acabarían siendo el origen de los primeros helicópteros. Ya no solo era pintor, ahora también era inventor.

Inventó muchas máquinas. Pero muchas, muchas. Aunque no le gustaban las guerras, cuando el vivía había muchas batallas y como era un genio los ejércitos les pedían siempre que creara nuevas armas. Ballestas, catapultas y hasta carros de combate mejorados salieron de su imaginación listos para la lucha. ¡Qué gane el mejor!

Entre guerra y guerra también quedaba tiempo para divertirse. Y por ello, los más ricos le pagaban para que diseñara auténticos espectáculos. Decorados que aparecían y desaparecían del escenario como si fuera magia e, incluso, fuegos artificiales, diseñó. Con ellos consiguió dejar a todo el mundo con la boca abierta en sus asientos.

También fue paleontólogo, científico, anatomista, filósofo, escritor, músico, poeta… Lo que realmente fue es un hombre multidisciplinar cuya pasión fue siempre el estudio y el conocimiento. Nadie después de él ha conseguido hacer tantas cosas y tan bien a la vez.

Sin embargo, cuando a Leonardo le preguntaban qué era, si pintor o inventor, él siempre contestaba que él era cocinero. Le encantaba estar en la cocina y preparar platos deliciosos. De hecho, muchas de las notas que apuntó eran recetas riquísimas con las que hoy sería un gran chef. Tal fue su pasión por la comida, que la última frase que escribió en su cuaderno antes de morir en Francia fue: 'la sopa está fría'. Por ello, quizás si hoy pudiera contestarnos cuál fue para él su mayor obra o creación, nos contestaría que el haber inventado el tenedor.

Investigamos más sobre su fascinante vida

Conocer más sobre la vida de Leonardo Da Vinci

Una vez que los niños ya tienen una idea aproximada de cómo fue la vida de Leonardo Da Vinci, podemos ir un paso más allá y seguir conociendo más sobre algunos de sus descubrimientos. A modo de guía, estas son algunas de las respuestas que podéis investigar para adentraros más en su legado. Internet es una buena herramienta para aprender, pero es importante que los padres estemos junto a los niños para guiar este aprendizaje.

- ¿Qué es el hombre de Vitruvio?

- Nombra al menos un invento de Leonardo Da Vinci.

- ¿Se te ocurren otros inventores de su misma época o posteriores?

- Trata de dibujar tú mismo a La Gioconda, también conocida como La Mona Lisa.

Estad muy atentos a las biografías para niños de Guiainfantil.com ya que os permitirá conocer figuras muy importantes de la historia.

Puedes leer más artículos similares a La fascinante vida de Leonardo Da Vinci. Cuento infantil de su biografía, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.