La quejumbrosa Gordula y su amiga Honorina. Cuento corto de la amistad

La protagonista de este cuento, no paraba de quejarse... ¡como muchos niños hacen!

Marisa Alonso Santamaría

Hay niños que no paran de quejarse en todo el día: '¡No me gusta la comida!', '¡Mi coche de juguete no corre lo suficiente!', '¡No quiero ir a clase!'... Todos ellos podrían sentirse un poco identificados con la protagonista de este cuento, Gordula, una señora que nunca consigue ver el lado positivo de la vida. Además este cuento corto habla del lazo de amistad tan fuerte que une a las dos mujeres que aparecen en el relato.

Cuento corto sobre la amistad y las quejas de los niños

Cuento para niños sobre la amistad y las quejas

Gordula era una mujer mayor, entrada en carnes, que se pasaba la vida encerrada en casa y únicamente hablaba de lo sola que se encontraba y lo desgraciada que era. Nada ni nadie le había favorecido en la vida.

— ¿Puedo ir a visitarte esta tarde? — preguntó por la mañana su amiga Honorina que la conocía muy bien.

— Si es después de las cinco y antes de las siete... mejor no vengas hoy.

— Si vienes sola, mejor — le dijo un día que le habló de ir con su nieto.

— Hoy me duele la cabeza — le dijo otro día.

Al fin, sentadas una enfrente de la otra, Gordula, como era su costumbre, empezó a quejarse de todo: me duelen las piernas, no veo bien, nadie viene a verme, estoy aburrida, nadie me agradece nada, y continuó con la retahíla de desgracias de siempre para terminar con su frase favorita: ¡Qué injusta ha sido la vida conmigo!

Honorina intentó cambiar el rumbo de la conversación:

— Luego voy a ir a dar un paseo y...

— ¡Hace tanto que no salgo de paseo! —dijo Gordula con voz lastimosa.

— ¡Vente conmigo! —le dijo su amiga animándola a salir de casa.

— ¡Qué dices! ¡No puedo andar! —dijo convencida de lo que decía, a pesar de no tener nada importante que se lo impidiera.

Tantas trabas ponía a las visitas de su amiga y era tanto lo que se quejaba, que al final Honorina pensó en dejar de visitarla.

Pasados unos días Gordula llamó por teléfono a su amiga; le dolía la cabeza y estaba malísima.

Honorina a pesar de encontrarse también enferma se presentó inmediatamente en su casa.

Gordula viendo a su amiga enferma cuidando de ella con tanto cariño, comenzó a agradecer el trato que le estaba dando y no se quejó nada en esos días. Honorina por su parte se dio cuenta del cambio de actitud de su amiga y empezó a sentirse muy bien en su compañía.

Al final, contra todo pronóstico, fue la enfermedad la que hizo que Gordula viera la vida de otro modo, y estrechó aún más los lazos de amistad que había entre ellas.

Actividades tras leer el cuento

Un cuento para niños sobre los amigos

No hay mejor forma de mejorar la comprensión lectora de los niños que proponiéndoles ejercicios entretenidos y que supongan un pequeño reto para ellos. Para ello, te proponemos algunas preguntas de 'Verdadero o falso'.

1. Gordula nunca se quejaba de nada, se lo guardaba todo para ella.

2. Gordula estaba deseando ver a su amiga Honorina, siempre le proponía verse.

3. Cuando Honorina se puso enferma, Gordula se dio cuenta de todo lo que hacía por ella.

Además, tras leer este cuento que también habla de la amistad, podemos animar a los niños a pensar un poco más allá de esta historia y aplicar sus enseñanzas a su vida diaria. Para ello, te proponemos un ejercicio que puedes llevar a cabo con tus hijos, pero que también puedes ponerlo en práctica contigo misma. Y es que, muchas veces sin darnos ni siquiera cuenta, los adultos también vivimos dentro de un bucle de quejas.

- Pídele a tus hijos que piensen en algo de lo que se hayan quejado ese día.

- Plantéale las siguientes cuestiones: ¿Cómo podría haberse solucionado tu queja? ¿Qué puedes hacer tú para acabar con esa situación que te molesta? El objetivo de estas preguntas es que los niños se den cuenta de que de nada vale quejarse si no hacemos nada por acabar con el malestar. Y, muchas veces, para eliminar algo que nos molesta, no hay que hacer grandes esfuerzos.

- Muéstrales que estás de su lado y que les apoyas: ¿Cómo te puedo ayudar yo a que eso no te moleste tanto? ¿Qué necesitas de mí?

Si quieres seguir disfrutando de las mejores historias para los niños, no te pierdas todos estos cuentos infantiles que hemos seleccionado en Guiainfantil.com.

Puedes leer más artículos similares a La quejumbrosa Gordula y su amiga Honorina. Cuento corto de la amistad, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.