Una competición muy reñida. Cuento sobre las limitaciones de los niños

Cuento para que los niños aprendan a conocer sus limitaciones y sus dones

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Aprender a asumir nuestras limitaciones es saludable para no sufrir demasiadas decepciones. Pero también debemos aprender a conocer nuestros dones, donde nosotros nos desenvolvemos mejor, y para eso siempre hay que probar y arriesgarse.

Este cuento podrá ayudarte a enseñar al niño que todos tenemos alguna limitación, pero que también tenemos cualidades, que todavía no hemos descubierto.

Conocernos mejor a nosotros mismos siempre requiere de valor.

Cuento infantil sobre las limitaciones de los niños

Cuento infantil para conocer nuestras limitaciones

Natalia era una niña chiquitita. Tanto que sus compañeros de clase le sacaban más de una cabeza. Eso hacía que siempre la eligieran la última para realizar cualquier juego. A Natalia no le importaba, ella entendía que cada uno tenía que conocer sus limitaciones o dificultades y esperar a averiguar cual sería su don.

Pronto se celebrarían los juegos anuales de Actividades Deportivas entre los colegios. Y como siempre, Natalia sabía que a ella solo le tocaría animar desde el banquillo. Todos los demás habían trabajado duro y entrenado mucho para ganar. Sin embargo, esta edición incluía una novedad: debían participar todos los alumnos de la clase.

Unos jugarían al baloncesto, otros al fútbol, dos competirían en natación y un par más participarían en las pruebas de atletismo. Y a Natalia le dejaron la última prueba, la de salto de longitud. La estrategia del colegio de la pequeña era ganar todas las competiciones anteriores para compensar el último lugar que tendría Natalia. Aunque todos asumían la derrota de Natalia, ésta estaba preocupada, no quería que su equipo perdiera por su culpa.

Sin embargo las cosas no estaban saliendo bien. Los compañeros de Natalia no estaban sacando ninguna ventaja en sus pruebas. Sólo había nervios y decepción. Y el marcador señalaba que estaban en la segunda posición a falta de la prueba final. Todos empezaban ya a aceptar que este año no serían los campeones.

Natalia dejó los nervios a un lado, ya que quería disfrutar jugando. Era la primera vez que participaba en los Juegos Anuales y eso para ella ya era una victoria.

Respiró hondo, pensó en su familia y en sus compañeros del colegio y saltó. Como era chiquitita aprovechó una corriente de aire y más que saltar parecía que volaba. Nunca, ningún participante había saltado tan lejos.

Todos sus compañeros, entre aplausos y felicitaciones, decidieron que debía ser Natalia quien alzara la copa que les proclamaba campeones. Pero lo más importante fue que Natalia encontró su don: saltar.

Ejercicios de comprensión lectora

Descubre si tu hijo ha entendido el cuento con estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

  • ¿Qué problema tenía Natalia?
  • ¿Por qué la dejaron la última para participar en las pruebas?
  • ¿En qué deporte iba a participar Natalia?
  • ¿Por qué era tan importante que Natalia sacara buena puntuación?
  • ¿Qué pasó al final?
  • ¿Qué es lo que se te da mal y qué cosas se te dan bien?