Dibujos que flotan y se mueven solos. Experimentos caseros para niños

Experimentos con agua para que los niños prueben la ciencia más divertida

¿Quién dijo que era complicado hacer experimentos caseros junto a tus hijos? Existen miles de opciones seguras, divertidas y muy educativas para que los niños se acerquen al mundo de la ciencia divertida. En esta ocasión os enseñamos a hacer un experimento de dibujos que flotan en el agua y se mueven solos. ¡Es fabuloso! Y los materiales necesarios, muy fáciles de conseguir.

Cómo hacer dibujos que floten y se muevan - Experimentos

Experimentos caseros para niños con dibujos

A continuación, te mostraremos cómo puedes enseñarle a tu hijo a hacer dibujos que flotan en el agua y cuál es el secreto detrás de este. Así podrás tener un tiempo de calidad excelente, mientras los niños se entretienen con un poco de creatividad y ciencia.

Materiales para el experimento con agua

Para hacer este experimento de ciencia divertida necesitamos de algunos elementos que seguro puedes encontrar en tu casa o en cualquier tienda de útiles escolares (así como grandes almacenes). Se trata de los siguientes materiales:

  • Rotulador (marcador) de pizarra (puede ser de cualquier color).
  • Plato de porcelana.
  • Vaso o botella con agua.

Paso a paso para hacer el experimento infantil

1. En el plato de porcelana, de preferencia uno de tamaño grande para que tengáis más espacio para que vuestro personaje flote y se mueva por sí mismo, vamos a dibujar cualquier figura o personaje. En este caso, nosotros vamos a dibujar un pez azul, pero podéis dibujar cualquier otro animal, un niño, una casa, una nube... ¡Imaginación al poder!

2. Asegúrate de cubrir bien el dibujo al rellenarlo con el rotulador, es decir, que no quede ni una pequeña parte del interior de tu dibujo sin rellenar con pintura.

3. Dile a tu niño que sople un poco el dibujo para que se seque.

4. A continuación mojaremos poco a poco la figura con agua. Verás cómo esta se va despegando poco a poco del plato, pero debes asegurarte de cubrir todos sus lados. Finalmente, el dibujo se separa por completo del plato y queda flotando en el agua, como un pez de verdad, el cual puedes mover con tu dedo. ¡Cómo se mueve!

Explicación para los niños de este experimento casero

Los dibujos que flotan y se mueven en los experimentos

Una vez que ya habéis concluido este experimento casero y habéis probado a dibujar distintos personajes y figuras, ¡ahora viene la parte científica! Te vamos a explicar, de una forma muy sencilla, el porqué detrás de lo que ocurre en este tipo de experimentos para niños, de forma que tus hijos conozcan más de ciencia.

Pues bien, todo esto sucede porque el rotulador o marcador de pizarra contiene alcohol, lo sabemos por su fuerte pigmentación y su olor característico. De hecho, si no os ha salido a la primera el experimento, puede deberse a que habéis usado un marcador que no tiene la suficiente cantidad de alcohol para que funcione.

Cuando agregamos agua sobre algo dibujado con este marcador, el alcohol se disuelve y desaparece, haciendo que los pigmentos (colores) se vuelvan elementos sólidos. Esto se debe a que los pigmentos son insolubles, es decir, no se disuelven o diluyen con el agua.

Por otro lado, los platos de porcelana o de vidrio tienen una superficie que es por completo lisa, permitiendo que el dibujo se desprenda y flote en el agua.

¿Qué beneficios trae la ciencia divertida para los niños?

La ciencia divertida para los niños

La ciencia no solo puede ser divertida y educativa, sino que además trae importantes beneficios a la vida de los niños, como los que veremos a continuación.

1. Ayuda con el despertar de su curiosidad
La curiosidad es la habilidad más poderosa de una persona pues nos lleva a descubrir cosas nuevas y desafiar nuestros límites. Esto ayuda a los niños a ganar mayor confianza en sí mismos, perder el miedo a los cambios, resolver problemas de forma más dinámica, tener un enfoque positivo y refrescar constantemente sus conocimientos.

2. Aprecian el aprender con juegos
A medida que crecemos, parece que vamos desestimando el impacto positivo de los juegos en la educación. Esto es un grave error pues, el juego estimula la mente y lleva a los niños a tener una visión más abierta sobre los conceptos abstractos, una mejor agilidad mental, reducir el estrés, conocer y comprender nuevos conceptos que pueden parecer complicados...

3. Desarrollan un respeto hacia la naturaleza
Esto se debe a que, a través de los experimentos caseros, los niños manipulan elementos naturales en muchos casos, generando un interés en explorar la naturaleza que les rodea y conocer de qué están compuestos los diferentes elementos que ella habitan. Además, los pequeños logran desarrollar una empatía por el cuidado ambiental y el uso responsable de las herramientas que tienen a la mano para hacer sus experimentos científicos.

4. Organizan su imaginación
La imaginación es muy poderosa, sobre todo en manos de los niños, porque esta no tiene límites. A través de los experimentos, además, conseguimos proponer una organización de las ideas que surgen en la mente de los pequeños, para que se conviertan en un posible trabajo a desarrollar. Esto no solo ocurre con las nuevas ideas para experimentos en casa, sino en la organización de tareas, expresión y comunicación.

5. Mejoran el enfoque y la concentración
Como los niños necesitan estar concentrados a cada paso que dan para que el experimento obtenga el resultado deseado, logran entrenar su atención y enfoque en las demás tareas que necesiten hacer en su cotidianidad.

6. Aprender de sus errores
Además, los experimentos enseñan a los niños a apreciar el proceso, tomar enseñanzas de sus errores y celebrar sus logros.

Estos experimentos caseros son un claro ejemplo de cómo las actividades lúdicas pueden fomentar la enseñanza en los pequeños y ayudarles a ver que la ciencia también puede ser divertida.

Más experimentos científicos para niños

Puedes leer más artículos similares a Dibujos que flotan y se mueven solos. Experimentos caseros para niños, en la categoría de Experimentos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: