7 lecciones de vida que la película de Dumbo enseña a los niños

La historia de Dumbo nos deja algunas enseñanzas y valores importantes para los niños

Beatriz Martínez

¿Os acordáis del pequeño Dumbo? Todos hemos visto esta película durante nuestra infancia (o durante la de nuestros hijos). Cuenta la tierna historia de un bebé elefante que nace en el seno de una familia circense con unas orejas muy, muy grandes... ¿Por qué hablamos de Dumbo? Pues porque esta historia va más allá de lo que parece a simple vista. Compartimos contigo algunas lecciones de vida que nos ha enseñado la película de Dumbo. ¡Te entrarán ganas de volverla a ver una y otra vez!

La emotiva historia del valiente Dumbo

Lecciones de vida de la película de Dumbo
Iframe modificado del tráiler oficial de la película de Dumbo

Hagamos un poco de memoria que, aunque quizás hayas visto esta película varias veces o leído su historia en un libro, puede que no te acuerdes del todo de ella.

Dumbo es un elefante distinto a los demás, algo de lo que todos se dan cuenta nada más verle nacer. Tiene unas orejas enormes, motivo por el cual los que están a su alrededor deciden rechazarlo. Es más, es tratado de forma despectiva y es ridiculizado en más en de una ocasión solo por el mero hecho de tener un aspecto diferente. El pequeño animal se siente solo y triste, no comprende porque los demás no quieren ser sus amigos.

Hay que decir que no todos le trataban así, su único amigo era una ratón llamado Timothy, quien le ayuda a ver que no todo a su alrededor es malo. Quizás esa esta una de las lecciones más importantes que podemos aprender de Dumbo, ¿no crees?

La vida de nuestro pequeño gran amigo Dumdo da un giro inesperado cuando, de repente, descubre que gracias a esas orejas de gran tamaño puede volar. ¿Un elefante que puede volar? Eso supone, sin duda alguna, un gran reclamo para el circo al que pertenece. Y así transcurre la vida de este adorable elefante, que pasa de ser marginado por los demás a ser la gran estrella del circo que nadie se quiere perder. ¿Qué podemos aprender de la vida de Dumbo? ¡Vamos a verlo!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Disney (@disney) el

7 lecciones de vida de la película de Dumbo

Si desgranamos esta historia poco a poco vemos unas lecciones muy valiosas, repletas de valores positivos, que tenemos que tener presente y trasmitir a nuestros hijos.

1. Querernos tal y como somos
¿Sabes esa frase que dice que si en verdad no te quieres a ti mismo nadie lo va hacer? Pues es justo la primera lección que nos ha enseñado Dumbo, la de saber querernos a nosotros mismos tal y como somos. Dumbo tiene las orejas grandes, ¿qué más da? Él ha de quererse y valorarse tal y como es para que los demás hagan los mismo. El amor propio nunca ha de faltarnos, un mensaje claro que tenemos que enseñar a los más pequeños de la casa para reforzar su autoestima.

2. El aspecto no es lo que en verdad importa
Da igual si tiene las orejas grandes, la trompa pequeña o los ojos pequeños, nadie es perfecto. El aspecto interior se deja de lado cuando se tiene un gran corazón como el de Dumbo, que lo único que quiere es dar y recibir amor y agradar a los que tiene a su lado. ¿No es ese también nuestro punto de vista?

Muchas veces los niños se sienten inseguros por su aspecto o porque alguien en el colegio les ha dicho que son “feos”. Historias como las de Dumbo les ayudan a ver que lo importante está en el interior de cada uno.

3. Valorar la amistad
Cuando Dumbo cree que todo está perdido, aparece su amigo el ratón Timothy quien lo anima y le da el cariño que necesita. Los amigos son un gran tesoro a los que hay que cuidar. Mostrar a los niños que la amistad es muy valiosa con hechos y ejemplos es tarea de padres y maestros.

4. Descubrir lo especial que hay en cada uno de nosotros
Dumbo no mira más allá de sus orejas grandes, piensa que como es de aspecto distinto a los demás, ya nada le va a salir bien y se olvida por completo de conocerse a sí mismo y de saber cuáles son las aquellas capacidades que lo hacen especial y único.

Anima a tu hijo o hija a que valore lo que en verdad se le da bien, esa habilidad en la que destaca y trata de potenciarla todo lo que puedas.

5. No escuchar las palabras necias
Al igual que le ocurre a Dumbo en la película, los niños y las niñas en algún momento de sus vidas pueden ser centro de burlas y palabras necias. Reforzar su autoestima desde que son pequeños, hacerles ver que no tienen que prestar atención a estas cosas y darles los mecanismos con los que se pueden defender como acudir al profesor o contarlo en casa, les hará sentirse mucho más seguros y manejar bien este tipo de situaciones.

6. El valor del esfuerzo
Dumbo tiene la asombrosa habilidad de poder volar, pero no por ello debe dejar de lado el esfuerzo. Es con empeño y trabajo que podemos llegar a conseguir todo aquello que nos hemos propuesto. Otra gran lección de vida que hemos aprendido gracias a Dumbo y que bien merece la pena que enseñemos a nuestros hijos.

7. Ser positivo y pensar que algo bueno viene detrás
Todo parece perdido, al pequeño Dumbo nadie le quiere pero, de repente, descubre que puede volar y todo se vuelve más amable para él. Por mucho que lo veamos todo de color oscuro, hay que intentar ser positivo y pensar que algo bueno viene detrás.

¿Y tú? ¿Qué lección de Dumbo añadirías a la lista?