Aprendizaje y ejercicios en el agua para bebés, con material

La estimulación acuática favorece a la coordinación y a la respiración del bebé

Marisol Nuevo

Cuanto antes se inicie al bebé en la actividad acuática, mejor. Los ejercicios en el agua favorecen la estimulación sensorial y el desarrollo psicomotriz aportando confianza y seguridad de tu bebé.

Además, cuando el bebé comparte actividades en el agua con sus padres, favorece el vínculo afectivo entre madre o padre con el hijo.

Elena tiene apenas 17 meses y ya está familiarizada con el agua. La estimulación acuática permite tener más coordinación motriz y mejora el funcionamiento del sistema cardiorrespiratorio. A parte, permite al bebé perder el miedo al agua, aportándole más seguridad e independencia.

Con este vídeo de Guiainfantil.com, podemos aprender qué ejercicios y qué tipo de materiales son buenos para mejorar la flotabilidad y equilibrio del bebé en el agua.