Los llantos del bebé

El llanto es la primera forma de comunicación del bebé

Muchos padres se sienten desbordados por el llanto de su bebé. Intentan todo tipo de técnicas y consejos para calmarlos, pero muchas veces no lo consiguen y acaban por desesperarse. En la tentativa de que el bebé se calme, algunos padres llegan a recurrir a prácticas algo curiosas, como dar vueltas a la manzana con el bebé en el coche, por ejemplo.

Por qué lloran los bebés

bebe-llora

Los bebés lloran por muchos y variados motivos. Sin embargo, como los bebés no llegan con un manual de instrucciones, es muy difícil entender qué es lo que quieren decir con su llanto. Un bebé recién nacido llora porque tiene hambre, cólicos o sueño, está cansado, siente frío o calor, o por otras y variadas razones.

Sus padres se preguntan: '¿qué le pasa?' y les surgen dudas. Los primeros días son muy difíciles. El bebé se está adaptando al contacto con el mundo exterior y no sabe explicarse. Por tanto, a los padres no les queda más remedio que observar y aprender a calmarle, a medida que van conociendo el significado de sus llantos.

Los tipos de llanto del bebé

 Entender el llanto del bebé es un gran desafío para los padres. Requiere intuición, conocimiento y percepción, mucha paciencia y tranquilidad. Si los padres se desesperan, el bebé lo sentirá y todo empeorará. Muchas veces, una actitud tranquilizadora por parte de los padres, como coger al bebé en brazos, cantarle una canción, o simplemente envolverlo con una mantita y mucho cariño, puede solucionar el problema. Cada bebé reacciona de una forma distinta. Aquí tienes algunas interpretaciones del llanto de un bebé: 

1. El llanto es muy persistente: El bebé tiene hambre. Se calma solamente cuando el bebé se encuentra satisfecho.
2. Si el llanto es muy agudo, como un grito: Suele ir seguido de un pequeño intervalo: El bebé tiene algún dolor. 
3. El llanto es pequeño, pero estridente: El bebé se siente incómodo por estar con el pañal sucio.  
4. El llanto es agudo e intenso: El bebé tiene cólicos. Acuesta al bebé boca arriba y ayúdale a estirar y a encoger sus piernas muchas veces, para ayudarle a expulsar los gases. También puedes masajear su barriguita en el sentido de las agujas del reloj.
5. El llanto es de desconsuelo: El bebé tiene frío o calor. Si tiene las manos y la nariz frías es que tiene frío. Si, por el contrario, le pasas la mano por la nuca y notas sudor, es que tiene calor.
6. El llanto es perezoso, cansado: El bebé se siente irritado.
7. El llanto es muy nervioso: El bebé tiene sueño.
8. El llant va acompañado de hipos: Es como si el bebé se estuviera atragantando. El bebé está enfadado.

Cómo calmar el llanto del bebé

Para calmar el llanto de un bebé, es necesario considerar su edad. Si el bebé tiene menos de tres meses, la causa del llanto puede ser los cólicos. Intenta hacer un masaje en su tripita y mover sus piernas dos o tres veces al día, como si fueran los pedales de una bicicleta. Si en cambio tiene entre tres y seis meses, puede que llore porque tiene hambre y al ofrecerle el pecho, la succión pueda calmarle. Si el bebé tiene entre seis y doce meses, probablemente su llanto sea por un enfado. Busca atender a tu bebé y verifica las causas de su llanto. Si el llanto persiste puede ser que tu bebé tenga fiebre o algún dolor. En este caso, consulta con su pediatra.