16 semanas de embarazo

Semana 16 de embarazo. La mujer y el bebé durante la semana dieciséis del embarazo

Es normal que al principio del embarazo la mujer sienta la necesidad de tener todo bajo control, pero cuando llega por la semana 16 de embarazo se da cuenta de que algunos aspectos se escapan de su dominio.

En esta etapa empezará a cuestionar sobre cómo afrontará adecuadamente la maternidad y qué prioridades debe tener. La mujer estará construyendo una nueva identidad y estará mejor adaptada a esta nueva situación.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

embarazada se mira en espejo

Es la semana 16 del embarazo el útero ya ha alcanzado un tamaño considerable y es natural que su crecimiento comprima algunos vasos sanguíneos, dificultando la circulación de la sangre. Algunas mujeres pueden sentir algunas molestias como más cansancio en las piernas e hinchazón en los pies. Además, pueden aparecer estrías en las mamas, abdomen, en la zona lumbar y en los muslos de la mujer.

En la semana 16, la mujer puede experimentar cambios en todo su cuerpo, incluyendo sus genitales externos. La vagina tendrá más elasticidad y más flujo (blanco y espeso), y debido a estos cambios puede desarrollar infecciones vaginales por Cándidas. En cuanto a la vulva, se puede producir inflamación y aumento de la pigmentación, pasar de un color rosaceo a un color azulado.

Otro cambio que puede experimentar la mujer en esta etapa es en su apetito sexual.  Las hormonas ya no estarán tan revueltas como en los primeros meses y la mujer sentirá menos molestias, por lo que se sentirá mejor en su relación con la pareja.

La salud y las emociones durante el embarazo

A partir de la semana 16 del embarazo, la mujer se sentirá más animada, con más entusiasmo y con menos molestias. Sus emociones estarán más controladas.

En la semana 16 la mujer deberá hacer la segunda visita al ginecólogo, dónde hará un control del peso y de la tensión arterial. Es un buen momento para que la mujer comparta sus dudas, miedos y preocupaciones con el ginecólogo, y así ahuyentar a los problemas que pueda tener con el sueño.

Es posible que él sugiera a la mujer la realización de algunas pruebas para garantizar que todo sigue bajo control con ella y con su bebé. Lo primero, una analítica de sangre o “prueba triple” para medir los niveles de alfa-fetoproteína (AFP) y de las hormonas hCG y estriol, en la sangre de la madre.

Esta etapa también es un buen momento para que la mujer vuelva o empiece a practicar algún tipo de deporte o ejercicio físico, con moderación. Son muy buenos para estimular la circulación sanguínea, aliviar molestias lumbares y para hacer con que la mujer se sienta a gusto con su cuerpo e imagen. La natación, por ejemplo, es una de las formas de ejercicio más aconsejadas durante el embarazo.

Las caries dentales y la sepsis bucal son muy frecuentes durante el embarazo, debido al déficit de vitaminas que conlleva a una retención de alimentos entre los dientes. Por eso es muy importante que se mantenga una higiene bucal.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

El feto durante la semana 16 del embarazo

En la semana 16 de embarazo, el feto suele medir entre 12 y 18 centímetros y pesar unos 150 gramos, aproximadamente. Poco a poco se va pareciendo más a un bebé, ya que en las próximas semanas tanto su peso como su altura pueden duplicarse.

En esta etapa del embarazo, empiezan a formarse sus brazos y pies. Las piernas son más largas que los brazos y se mueven, y empiezan a crecer las uñas de los pies.

El cerebro del embrión está en desarrollo, así como todo su sistema nervioso central. El embrión tiene la cabeza más recta, aunque todavía no tiene cabello. Sus párpados aún están cerrados y su corazón bombea unos 23 litros de sangre al día.

Dieta y alimentación para la embarazada

embarazada con manzana

Es muy importante que la mujer adquiera hábitos de alimentación saludables en todas las etapas del embarazo. Especialmente a partir de la semana 16 es conveniente que la mujer empiece una dieta rica en nutrientes esenciales para su cuerpo y que le proporcione un equilibrio de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Debe evitar demasiadas calorías.

En esta etapa donde el embrión desarrolla las extremidades de su cuerpo, es muy importante el papel del calcio ya que ayudará a la formación de los dientes, huesos, además de favorecer al cuerpo de la mujer. Seguramente, cuando hagas la revisión con el ginecólogo, él te recetará algún suplemento de calcio.

El hierro también es importante y debe estar en la alimentación de la mujer embarazada en esta etapa. Se debe comer más carnes, legumbres y frutos secos.

El estreñimiento que suele molestar a la mujer embarazada al principio de este segundo trimestre, puede ser combatido con el consumo de por lo menos 8 vasos de agua al día.

Curiosidades de la semana 16 de embarazo

A las 16 semanas de embarazo, no es aconsejable que la mujer lleve tacones ni ropa muy ajustada, para evitar alteraciones en la circulación.

La mujer tiene todo el derecho de ausentarse del local de trabajo para la realización de exámenes y pruebas médicas.

La mujer debe evitar estar expuesta a pinturas, si desea montar la habitación de su bebé. Es importante saber qué pintura usas y no estar mucho tiempo en contacto con ella porque puede producir graves efectos sobre el feto.

Muchísimo cuidado con las infusiones. Ten en cuenta que hay hierbas que pueden ser peligrosas para la salud del feto. Pueden provocar aborto espontáneo. Lo mejor es siempre consultarlo con el médico.

En esta etapa algunas mujeres pueden sentir los primeros movimientos de su bebé.