Consejos para elegir la ropa del bebé

La elección de la ropa, especialmente para el primer bebé, necesita de algo de asesoramiento, ya que muchas veces las prendas elegidas no son las más convenientes para el bebé.

Cuando apenas estaba de tres meses embarazo, mi marido no pudo resistir la tentación de traerme a casa el primer body para nuestro bebé: era blanco, y se abrochaba mediante una lazada cruzada tipo traje de kárate. Aunque todavía quedaban 6 meses para el nacimiento de nuestro hijo, me enternecía ver esa prenda tan pequeñita y me imaginaba jugando a las muñecas con mi pequeño.

La primeras ropas del bebé

Cómo elegir la ropa para el bebé

Pese a la emoción del momento, antes de lanzarnos a comprar la ropita del bebé, tenemos que recordar que los bebés necesitan llevar ropa cómoda, no muy ajustada, que tengan mangas fáciles de poner y puedan abrocharse sin dificultad. Tenemos que tener en cuenta la dificultad que en un principio entraña vestir a un bebé recién nacido, así que debemos evitar lacitos que puedan quedar enredados en sus manitas o esos pequeños botoncillos tan dificultosos de meter en el ojal o que se pueden desprender fácilmente. Necesitaremos total y rápida accesibilidad a los pañales(al principio, tendremos que cambiarles muchas veces.

Lo ideal para los primeros meses de vida son las ropitas con corchetes, velcro o ajustes elásticos, y si se abrochan por delante, mejor. La ropa interior (bodies, camisetas o braguitas deben ser siempre de algodón, sin costuras interiores o etiquetas que puedan dañar o marcar la piel del bebé) y la ropa exterior en invierno debe ser de algodón o lana, pero que no desprenda pelillos como la angora, y en verano, el algodón es lo mejor.

Aunque tu bebé nazca en verano, es necesario que dispongas de algún body o pijamita de manga larga, así como una chaquetita o gorrito. Los calcetines son una prenda imprescindible también, tanto en invierno como en verano, los bebés pierden mucho calor a través de los pies y de la cabeza. Hay que evitar colores fuertes (por las tinturas), los colores más apropiados para un bebé son los blancos y pasteles claritos.

El lavado de la ropa del bebé puede realizarse en la lavadora si se desea, y puede ser junto a la colada familiar, si esta no está demasiado sucia y si el niño no presenta ningún tipo de dermatitis o alergia. Asimismo, debemos evitar lejías, detergentes agresivos o suavizantes. Lo mejor es emplear un detergente neutro, delicado con las prendas y sin excesivo perfume. La plancha es un elemento fundamental para la ropita del bebé, ya que planchar la ropa es uno de los más eficaces desinfectantes (cuando se empleaban pañales de tela, el planchado, era uno de los consejos más frecuentes, para mantener una higiene correcta de la piel del bebé.

Patro Gabaldón. GuiaInfantil.com