Con qué frecuencia hay que tener sexo para quedar embarazada

¿Cuántas veces hay que hacer el amor para lograr el embarazo?

Uno de los principales consejos que reciben las mujeres que quieren quedar embarazadas es que mantengan relaciones sexuales día sí, día no. Sin embargo, muchas no se plantean el porqué de ello, otras se preguntan por qué no es mejor intentarlo todos los días, e incluso algunas creen que es mejor hacerlo con menos frecuencia.

No sólo importa la frecuencia con la que se tenga sexo para quedar embarazada, también cuenta el número de espermatozoides por mililitro, la calidad de los mismos o los días fértiles de cada mujer.

Frecuencia en las relaciones sexuales para lograr el embarazo

Frecuencia en las relaciones sexuales para quedar embarazada 

Los días fértiles de cada mujer aglutina los días en los que es más probable que una mujer se quede embarazada, de esta manera:

- Mantener relaciones sexuales en los cinco previos al de ovulación, supone un 25 por ciento de posibilidades de concebir.

- Hacerlo un día sí y un día no, tiene una probabilidad del 22 por ciento.

- Y, cuando las parejas mantienen relaciones solo una vez por semana, la probabilidad de concebir cae hasta el 10 por ciento.

No obstante mantener relaciones fuera de los días fértiles también es recomendable, y es que el sexo cambia el sistema inmunitario de la mujer de forma que aumenta sus posibilidades de concebir. 

Otros condicionantes para quedar embarazada 

Además de la frecuencia en el sexo para quedar embarazada, existen otros condicionantes que también ayudan: 

1. Cuantos más espermatozoides, mejor: 

Para concebir es necesario un recuento de espermatozoides de al menos 20 millones de partes por mililitro. Por lo tanto, si la concentración espermática es lo suficientemente alta, aumentan las probabilidades de conseguir un embarazo. De ahí que muchos expertos recomienden dar un margen entre eyaculaciones. No obstante, si el recuento de espermatozoides del hombre nunca baja de los 40 millones/mL, es posible tener sexo todas las veces posibles sin que repercuta en las probabilidades de concebir. 

2. A más eyaculaciones, más sano es el esperma: 

Eyacular cada dos o tres días ayuda a tener el esperma sano. Hay que tener en cuenta que, si el hombre no eyacula en ese periodo de tiempo, aumentará el número de espermatozoides por mililitro, pero también la proporción de espermatozoides muertos, inmóviles o morfológicamente anormales. Debido a esto, tampoco es recomendable dejar pasar mucho tiempo entre eyaculaciones, ya que el esperma será de menor calidad.

3. El agotamiento, uno de los principales enemigos: 

Uno de los mayores problemas que afrontan las parejas que quieren tener un bebé es la sensación de agotamiento en lo que respecta al sexo. Cuando las relaciones sexuales se centran en concebir para muchas parejas se convierte en algo estresante, tedioso y emocionalmente agotador. 

Fuente: Ava (Tecnología para calcular los días fértiles)