La senda del río. Cuentos para niños sobre el trabajo en equipo

Cuentos infantiles sobre la colaboración y la cooperación

Marisa Alonso Santamaría

En ocasiones, necesitamos la ayuda de los demás para hacer bien algo o simplemente para aprender a hacerlo. La colaboración por lo tanto entre personas es fundamental. Pero, ¿cómo se lo enseñamos a nuestros hijos?

Enseñar a trabajar en equipo y la importancia de la colaboración es muy fácil si lo hacemos a través de los cuentos para niños. Este relato: La senda del río, enseña a los niños las ventajas que pueden obtenerse si deciden cooperar con otros compañeros.

Cuentos para niños sobre el trabajo en equipo

Cuento para niños sobre la importancia de la colaboración

Cada atardecer, la senda del río iba atestada de animales, todos en la misma dirección, provocando grandes atascos y dando lugar a numerosas discusiones.

Una tarde una jirafa le dijo a un pequeño león:

Si subes a mi cuello, un hueco más dejaremos y un poco antes llegaremos.

 Y el león saltó a su cuello.

Al otro día, el león hizo lo mismo y le dijo a una cebra:

— Si subes a mi lomo, un hueco más dejaremos y un poco antes llegaremos. 

Y la cebra, aunque dudó unos segundos, dio un brinco y subió al lomo del león.

Al día siguiente, la cebra hizo lo mismo y le  dijo a un conejo:

— Si subes a mi espalda, un hueco más dejaremos y un poco antes llegaremos. Y el conejo saltó contentó encima de la cebra.

Uno día después, el conejo hizo lo mismo y le dijo a un ratón:

Si viajas entre mis orejas, un hueco más dejaremos y un poco antes llegaremos. 

Y el ratón saltó y se agarró feliz a las orejas del conejo.

A la tarde siguiente, el ratón hizo lo mismo y le dijo a un grillo:

— Si te subes a mi cola, un hueco más dejaremos y un poco antes llegaremos. Y el grillo cantando subió por la cola del ratón muy contento.

Y gracias a la gran idea de la jirafa, la senda del río, poco a poco se fue despejando y, todos los animales llegaron antes a su destino y dejaron de discutir.

Actividades de comprensión lectora para niños

La comprensión lectora es casi tan importante como el aprendizaje de la lectura en sí mismo. Para ayudar a tus hijos a adquirir la rutina de entender lo que leen, te proponemos hacerles estas preguntas sobre el texto: 

- ¿Cuántos animales eres capaz de recordar?

- ¿Qué animal inició la propuesta de colaborar para que hubiesen menos animales en la senda?

- ¿Consiguieron llegar a su destino todos los animales?