Los dos conejos. Fábula de Iriarte para niños

Fábulas con moraleja para educar a los niños en valores

Guiainfantil.com

Las fábulas nos ofrecen un fantástico recurso para educar a los niños en valores y advertirles de algunas acciones que pueden ocasionarnos problemas. Las fábula son en sí cuentos muy cortos con una moraleja final. En la mayoría de los casos, los protagonistas son animales.

Con esta fábula de Tomás de Iriarte: 'Los dos conejos', los niños entenderán por qué es tan importante centrarse en las cosas importantes y desatender los detalles que no tienen tanta importancia a la hora de solucionar un problema. Grande la enseñanza de esta fábula escrita en verso.

Los dos conejos, una fábula sobre la distinción entre lo importante y lo superfluo

Los dos conejos

Por entre unas matas, 

seguido de perros 

-no diré corría- 

volaba un conejo.

 

De su madriguera

salió un compañero, 

y le dijo: 'detente, 

amigo, ¿qué es esto?'.

 

'¿Qué ha de ser? -responde el conejo-; 

sin aliento llego...

Dos pícaros galgos 

me vienen siguiendo'.

 

'Sí -replica el otro-, 

por allí los veo... 

Pero no son galgos'.

'¿Pues qué son?'.

'Podencos'.

 

'¿Qué? ¿Podencos dices?' 

Sí, como mi abuelo. 

Galgos y muy galgos; 

bien vistos los tengo'.

 

'Son podencos, vaya, 

que no entiendes de eso'. 

'Son galgos, te digo'. 

'Digo que podencos'.

 

En esta disputa

llegando los perros, 

pillan descuidados 

a mis dos conejos.

 

Los que por cuestiones 

de poco momento

dejan lo que importa,

llévense este ejemplo.

Cómo saber si el niño entendió la fábula

Para saber si tu hijo comprendió el significado de esta fábula, puedes reflexionar con él sobre lo que acabas de leer, ayudándote de estas preguntas: 

- ¿Por qué corría apurado el primer conejo?

- ¿Quién decía el otro conejo que le perseguía?

- ¿Sobre qué empezaron a discutir?

- ¿Qué pasó al final?

Habla con tu hijo sobre la importancia de valorar lo más importante en cada momento, de no perderse en detalles sin importancia. Ante un problema o un conflicto, es esencial no perder el foco de atención en lo importante para hallar una solución adecuada y rápida.