Cuándo y cómo presentar a tu bebé a la familia sin agobiarte demasiado

Tú debes decidir cuándo es el mejor momento para que la familia conozca a tu hijo

Beatriz Martínez

¡Felicidades querida mamá! ¡Tu sueño se ha hecho realidad! No se me ocurren palabras mejores para empezar este artículo en el que te voy a hablar sobre uno de los momentos más felices en familia: el nacimiento de tu hijo. Recién tienes en brazos a tu pequeño, le miras a los ojos y le das ese beso lleno de amor que tenías guardado desde el principio del embarazo. Y es entonces cuando empiezas a pensar, ¿cuándo y cómo voy a presentar a mi bebé a la familia?

A continuación, compartimos contigo estos consejos que des a conocer a tu pequeño con mucha ilusión y nada de agobios.

El mejor momento para recibir visitas tras el parto

Cómo presentar a tu bebé a la familia tras dar a luz

Tras el parto son muchas las emociones que se quedan a flor de piel y muchos los sentimientos que se vuelven contradictorios: felicidad máxima por la llegada del bebé, alegría por compartirlo con tus seres queridos y también cansancio y estrés por todas las cosas que hay que hacer y todas las noches sin dormir bien.

¿Por qué te cuento esto? Pues porque quiero que te des cuenta que debes ser tú la que decida cuándo presentar a tu bebé a la familia. Créeme, no es tan sencillo como parece. Cuando nació mi primer hijo, al día siguiente de recibir el alta, se presentó en casa gran parte de la familia para conocer al bebé. Claro que yo sabía que iban a venir, pero si llego a saber que iba a estar tan agotada quizás lo hubieses aplazado para unos días después.

Mi consejo personal es que invites a tu familia más cercana y más querida, esa que en verdad te va ayudar, cuando tú quieras y también cuándo lo necesites y, una vez estés un poquito recuperada del parto, prepares una reunión en casa para presentar al bebé al resto de los familiares. Si tu familia es muy numerosa y no quieres que acudan todos a la vez, puedes incluso hacerla en dos ocasiones, es más trabajo pues tendrás que preparar las cosas dos veces pero por otro lado estarás más tranquila y todos tendrán su momento para coger en brazos al bebé.

Consejos para presentar a tu bebé a la familia sin agobios

Consejos para presentar a tu bebé al resto de la familia

Es hora de dar respuesta a la pregunta: ¿cómo presentar al bebé a la familia? Muy sencillo, dejándote guiar por los siguientes consejos. Ten presente que es un momento de celebración del que tienes que disfrutar, así que organiza despacio, con calma y con la ayuda de los tuyos. ¡Empezamos!

1. El lugar de la reunión
Lo más acertado es que presentes a tu bebé en tu casa, tú estarás más cómoda por si le tienes que dar el pecho y tendrás a mano todo lo necesario para cambiarle el pañal o acostarle a dormir un rato. No hace falta que elabores nada de decoración, con que prepares unos aperitivos será suficiente, sin pasarte. Piensa que cada familiar que llegue traerá algo para tomar además de un detallito para tu bebé.

2. Elige tú misma el día de la reunión
Si abres un grupo de debate para ver qué día le viene mejor todo el mundo, puedes acabar por perder las ganas de festejar. Escoge tú el día y díselo a los invitados. Verás como todos hacen lo imposible por poder asistir.

3. Respeta los ritmos de tu bebé
Que no te extrañe que todos quieran arrullar al bebé en brazos, no hay nada de malo en ello, tan solo recuerda a tus invitados que se laven las manos, tu bebé es un recién nacido y hay que tomar ciertas precauciones.

Recuerda también respetar sus ritmos, si es la hora de la toma o de la siesta, los demás tendrán que esperar para verle de nuevo. Y esto me recuerda, no temas dar el pecho a tu hijo delante de la familia, para que te sientas menos 'rara', sobre todo si eres madre primeriza y es tu familia política. Busca un sofá discreto y ayúdate de una toalla si quieres taparte un poco, pero no salgas de la estancia para darle de mamar pues te perderás la reunión.

4. Y si las visitas no ven la hora de irse...
Ya sé que adoras a tu familia y que disfrutas mucho de su compañía, pero también sé que los primeros días de maternidad son intensos a más no poder y que una necesita espacio para estar a solas con su pareja y su bebé.

Así que si la reunión de presentación del bebé ha llegado a su fin y los familiares no parecen querer darse cuenta, es momento de dejar caer alguna que otra indirecta tipo: 'estoy cansada', 'se está haciendo tarde', 'me duele...'. Mejor aún si también lo dice tu pareja, seguro que se dan por aludidos en seguida.

Ahora ya sabes cómo y cuándo presentar a tu pequeño al resto de la familia con toda la confianza del mundo. Recuerda, ¡sin agobios y con mucha ilusión!