Por qué vestir iguales a los niños puede afectar a su autoestima

Motivos que llevan a una madre a vestir a sus hijos de manera idéntica

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Hay madres y padres que opinan que lo de vestir a los hijos de igual forma, incluso aunque sean gemelos y tengan una corta edad, es la peor elección del mundo y no solo porque es aburrido, sino porque la autoestima de los niños puede verse afectada; y otras familias, en cambio, creen que es muy ventajoso pues además de ser cómodo permite ahorrar un poco del tan necesario tiempo. En nuestro post de hoy hablamos de los motivos que llevan a una madre a vestir a sus hijos iguales, de las ventajas y también de las desventajas, es decir, de por qué vestir iguales a los niños puede afectar a su autoestima.

Ventajas de vestir a los hijos iguales o por qué es la elección de muchas familias

madres que visten a sus hijos iguales

Algunos padres adoran ver cómo sus hijos o su hijo y su hija, lucen el mismo atuendo todos los días de la semana. Tanto es así que no dudan en vestirles con idéntica ropa, incluidos zapatos y calcetines, ya sea para ir a la escuela, a casa de los abuelos, a dar un paseo por el parque o en las ocasiones más especiales. ¿Será que está de moda?

- Resulta muy cómodo
Abres el armario y le pones a tus retoños lo mismo, nada de tener que pensar en un conjunto diferente para cada uno. Perfecto sobre todo cuando tienes prisa por llegar a tiempo al trabajo o a la escuela.

- Es súper práctico en lo que a la colada se refiere
Poner la lavadora por separado de prendas blancas y de color será más sencillo y rápido pues los niños llevan el mismo modelito a diario.

- Adiós a rabietas, enfados y envidias
No nos malinterpretes, claro que tus hijos seguirán con rabietas, enfados y cosas de esas típicas de la edad que tienen ahora, pero ya no será porque 'mi hermana lleva una falda y yo también quiero una igual' o 'porque mi hermano lleva jersey y yo sudadera y no me parece justo'. ¡Un problema menos! Sobre todo cuando al hermano pequeño le da por imitar en todo al hermano mayor.

- Ir a las tiendas de ropa es menos estresante
Te llevas a tus hijos o hijas de compras, les dices que elijan para el cole o para lo que les haga falta y te olvidas de todo. Por supuesto que tendrás que aconsejarles pero, al optar por conjuntos iguales, la tarea será mucho más sencilla, tan solo tendrás que elegir la talla correcta del mismo modelo para cada niño.

- Serán el centro de atención en las ocasiones especiales
'Mira qué bien van vestidos', 'qué elegantes', 'qué bien les queda' y así siempre, suena bien ¿verdad?

- Los niños se sentirán más unidos
Vestir a los peques con el mismo look día sí día también favorece que entre ellos se estrechen lazos a la par que se sienten más unidos. No solo se parecen físicamente, sino que además visten igual, ¡se sentirán más compenetrados!

[Leer más: Guantín y guantón. Cuento infantil sobre el amor entre hermanos]

⁣Y por último... ¡se verán adorables! No solo en las ocasiones especiales también en día a día, tus niños estarán para comérselos, ¡se te caerá la baba!

Inconvenientes de vestir a los hijos iguales. ¿Puede afectarles a su autoestima?

autoestima de los niños que visten iguales

Y tú, ¿vistes a tus hijos iguales? ¿piensas que está bien? o, por el contrario, ¿crees que puede afectar al desarrollo de su personalidad? Te lo pregunto porque, a pesar de las muchas ventajas que tiene y que acabamos de ver, familias e incluso estudios afirman que es algo que puede afectar a la personalidad de los niños y también a su autoestima.

- Vestir a los niños del mismo modo influye de forma negativa en su personalidad
Cada niño y cada niña es diferente. Son hermanos, se parecen y comparten rasgos, pero son personas diferentes. Por eso, hay que vestirles de forma distinta, para poder favorecer su papel como persona individual e independiente.

- La autoestima se puede ver perjudicada
La imagen y la opinión que el niño tiene de sí mismo como persona única y la valoración y evaluación que de algún modo hace de ella puede no ser la correcta si siempre va a la par que su hermano, aunque sea en cosas tan simples como la ropa. Los expertos señalan que cosas como vestirles iguales, compararles o no dedicarles tiempo por separado puede perjudicar a su autoestima.

- Los niños pierden su individualidad
Visten igual por gusto de los padres, pero ¿dónde queda la tan necesaria individualidad? La imagen que el niño muestra al exterior es la misma que la de su hermano; al ser idéntica por llevar el mismo look, se estaría dificultando la diferenciación entre cada uno. Si les pones ropa diferente, parecida pero diferente, cada niño se sentirá especial y único.

- El hermano pequeño puede querer ir como el mayor, pero no al revés
Hemos visto antes que los hermanos pequeños tienen una etapa en la que adoran hacer lo mismo que su querido hermano mayor, ya sea ponerse la misma ropa o jugar con los mismos juguetes. Ahora bien, el mayor puede sentirse en la obligación de vestir igual cuando en verdad le gustaría llevar su propio conjunto.

Y a todo lo que acabamos de ver se suma el dinero. Si quieres que tus niños vayan iguales, ya no podrás usar la tan práctica idea de que el pequeño herede la ropa de su hermano mayor. ¿Te merece la pena?

Puedes leer más artículos similares a Por qué vestir iguales a los niños puede afectar a su autoestima, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.