Enseña buenos modales a los niños con respeto. NO les obligues a besar

Podemos buscar otras formas para saludar como hacer un gesto con la mano

Belén de Toro Mingo
Belén de Toro Mingo Psicóloga infantil

¿Recuerdas cuando eras una niña y tus padres te decían 'anda, dale un beso, que es tu tía'? O tu vecina, una prima lejana... Y cuando no era un beso era un abrazo. Ahora que eres madre seguro que entiendes que no te lo decían con mala intención, pero seguro también que te has reafirmado en tu creencia de que obligar a besar o abrazar a los niños. Pero esto no significa que no debamos enseñar modales a los niños. Hay que hacerlo, pero desde el respeto.

¿Por qué no debes obligar a los niños a besar o abrazar a otros?

Obligar a besar y abrazar a los niños

A los niños les debemos enseñar a vivir en sociedad, a conocer las normas de convivencia, a llevarse bien con otras personas y a tratarlas con respeto de igual modo que les gustaría que les tratasen a ellos. Y eso pasa por diferentes conductas adaptativas como es saludar, despedirse, etc. y otro tipo de gestos que asociamos con tener buenos modales.

Ahora bien, lo que no debemos hacer es obligarles a dar un beso por mucho que esté integrado en nuestra cultura como forma de saludo incluso con gente muy desconocida.

Ir al niño pequeño y pedir que salude con un beso a nuestro compañero de trabajo, a un tío en Navidad que apenas reconoce o a esa persona con la que hemos hablado tan solo un par de veces, no tiene mucho sentido ¿verdad? Por eso vamos a reflexionar sobre cómo podemos enseñar modales a los niños desde el respeto.

Que los niños tengan buenos modales sin obligarles a dar besos

Obligar a los niños a dar besos

Como padres debemos respetar al máximo que no quieran tener esa intimidad que al final es demasiado cercana y física para ellos con un adulto solo por el mero hecho de que es una costumbre, de que hay que quedar bien o de que es la otra persona la que le dice a nuestro hijo '¿me das un beso?'. Y es que lo hará de forma obligada.

Niños y niñas menores de 6 años suelen ser muy reticentes a este tipo de contactos, esa intimidad solo la quieren compartir con su gente más cercana con la que sí tienen una notable confianza, con los que sí se sienten a gusto, cómodos, confiados y seguros: padres, hermanos o abuelo y así debemos respetarlo el resto y no forzarles, ni siquiera sugerirles que den un beso o un abrazo a la persona que tienen delante.

Piensa que muchas veces nuestros hijos, sobre todo cuando son muy pequeños, se sienten tan tímidos que no se animan siquiera a responder al 'buenos días' que le acaban de decir ¡imagínate lo que supone para ellos tener que poner su mejilla para recibir un beso de alguien que para ellos es un extraño!

[Leer +: Obligar a los niños a hacer las paces]

Pero, ¿qué consecuencias tiene obligar a un niño a que dé un abrazo y un beso? Si te paras a pensarlo bien, resulta extraño, incluso contradictorio pedirles estas muestras de afecto, obligarles a ello, y luego pretender que tengan su propia personalidad, que se sepan defender, que se hagan respetar, que sepan poner un límite cuando alguien se sobrepase con ellos ¿no te parece?

Además de hacerles sentir incómodos, con este tipo de gestos lo que haremos será poner trabas a su desarrollo psíquico, a su manera de entender el mundo. Y es que, lo primero de todo es que mamá y papá estén de su lado y digan 'nosotros solo damos besos a la familia' a que le insten a que tengan estas muestras de afecto con todo el mundo.

Cómo enseñar modales a los niños desde el respeto

Enseñar buenos modales a los niños con respeto

Que quitemos los besos y los abrazos como forma de saludo no quiere decir que estemos educando a los niños para ser antisociales. Podemos enseñarles, mostrarles con nuestro ejemplo, que podemos ser respetuosos con las normas de convivencia, cordiales y cercanos sin traspasar esta barrera física que tan violenta resulta en muchas ocasiones. Ten en cuenta estas claves para enseñar modales a los niños con respeto.

1. Habla con tus hijos acerca de cuál es el método para saludar con el que ellos se van a sentir bien. Un 'buenos días', pero nunca un abrazo; una sonrisa, pero no contestar a las preguntas del adulto si no están preparados para ello... Se trata de encontrar una forma de saludar con la que los niños se sientan cómodos.

2. En el caso de que los niños se traben mucho con el lenguaje o les suponga un gran reto decir una palabra ante una persona poco conocida (por sentirse tímidos, por ejemplo) podemos acordar un gesto: un movimiento de mano a modo de saludo, una sonrisa, una mirada amable.

3. Si, por ejemplo, me han invitado a comer a la casa de un familiar, de antemano acordaremos que vamos a saludar con la palabra porque es una forma de ser educados y tener buenos modales, pero vamos a dejar las muestras físicas de afecto solo para nosotros.

4. Enseñar a los hijos, alumnos a dar las gracias, decir 'por favor', saludar es importante ya que se trata de humanidad, de respeto, de vivir en sociedad, pero siempre de una manera respetuosa también con los niños y con su personalidad, habrá niños más cariñosos, igual que ocurre con los adultos, y otros más fríos a los que les agrade menos este tipo de trato ¡los padres y madres tenemos que quererle tal y como es!

Puedes leer más artículos similares a Enseña buenos modales a los niños con respeto. NO les obligues a besar, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: