Una madre lucha para hacer realidad el sueño de su hija de ser bombero

La historia de Molly demuestra que los sueños de los niños no entienden de género

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Chicas que quieren ser pilotos de avión o de carreras, chicos que se imaginan el día de mañana bailando sobre el Metropolitan de Nueva York... Los sueños de los niños no entienden de género y, como ejemplo, te quiero contar la historia de Molly, una pequeña que soñaba con ser bombero, pero que no sabía si era posible. No conocía a ninguna mujer bombero, hasta que su madre hizo que su pequeña cambiase esa idea y se diera cuenta de que soñar no tiene límites, que los sueños se pueden hacer realidad y que hay que luchar por ellos. 

El apoyo de una madre al sueño de su hija de ser bombero 

el sueño de una niña de ser bombero

Mi hija mayor llegó un día a casa enfadada. Desde que la vi salir por la puerta del colegio, intuí que algo la pasaba, pero como siempre dice que soy 'una madre pesada', decidí no preguntarla. ¡Ya me lo contaría ella! Pasamos la tarde entre extraescolares, deberes, juegos, baños y cena y, justo cuando se iba a meter en la cama me dijo: 'Mamá, quiero ser astronauta, pero Sonia (refiriéndose a tu amiga), dice que no hay chicas astronautas'. 

En ese momento mi cara debió de ser un poema. Primero porque sí existen mujeres que han viajado al espacio, como Valentina Tereshkova (le enseñé el cuento para que se cerciorarse ella misma). Segundo, porque nadie puede echar por tierra de esa manera las ilusiones de un niño y menos otro, y, tercero, porque fue su compañera, otra mujer, quien le dije eso. ¿Por qué a día de hoy seguimos separando ciertos trabajos dependiendo si son de 'hombre' o de 'mujer'? ¿Cuándo vamos a acabar con esta clasificación? 

Algo parecido debió de pensar la madre de la pequeña Molly, una niña de cuatro años de la ciudad de Glasgow, que desde que era bien pequeñita soñaba con ser bombero, pero que como no había visto ninguna mujer en este puesto, creía que ella tampoco lo podría lograr. 

Su madre quería que su hija viese que eso no era así y lanzó un 'inocente' mensaje en twitter, que pronto se hizo viral: 'De mayor mi hija quiere conducir un camión de bomberos, pero dice que no es posible porque nunca ha visto a una mujer al frente de un volante de un coche de bomberos. ¿Alguien que me pueda ayudar?'. ¡La respuesta fue increíble! 

mujeres bombero

Rápidamente recibió, de distintos puntos del planeta, un montón de ejemplos mostrando que eso no era así y, lo que se convirtió en algo más especial para esta niña, desde su ciudad le ofrecieron la oportunidad de ir a una estación de bomberos y conocer a algunas de estas mujeres.

madre que lucha por el sueño de su hija

La experiencia fue indescriptible para la pequeña y la madre, ¡a ambas se les saltaban las lágrimas! Molly estaba encantada de tener tantas mujeres inspiradoras a su lado y le repetía una y otra vez a su progenitora: 'Mami, mira cuántas chicas fuertes'. 

Cómo animar al niño a que cumpla sus sueños 

animar al niño a que cumpla sus sueños

La historia de Molly no solo pretende despertar una sonrisa a los que la leen, también quiere servir de toque de atención para aquellas personas que, por desgracia, aún dividen el mundo en rosa y azul y que no creen en la educación en igualdad. Y, por otro lado, también para concienciarnos de que todos tenemos sueños, nuestros hijos los que más, y nuestro deber es ayudarles a que los alcancen. ¿Cómo? ¡Aquí van algunos consejos! 

- Muéstrale que crees en él 
Los niños están en un proceso de ir, poco a poco, forjando su personalidad. En ese camino, el papel de los padres es fundamental. Para ellos, los mayores son su referencia, por eso tu actitud hacia esos sueños es muy determinante. Hazle sentir que estás con él y que le apoyas en todo momento. 

- Comparte con ellos tus sueños
Seguro que tú también de pequeño tenías tus sueños. ¿Y si se los cuentas a tus hijos? Puedes explicarles cuáles has conseguido, qué ha sido lo más difícil y contarles cuáles siguen siendo esos sueños que te quedan por cumplir, y es que no hay que olvidar que soñar es gratis

- Enséñale el camino 
Todavía son muy pequeños para tomar la iniciativa y, quizás, aún desconocen cómo llevarlos a cabo. Haz como Rebecca, la madre de Molly, y muéstrale parte del camino y que él vaya sintiendo que ese sueño es posible o está más accesible de lo que creía. 

- Desarrolla un plan de acción
Una vez que el pequeño tiene claro lo que quiere, ¡ayúdale a organizarse! Haz un calendario de objetivos, ponle o fija fechas, concreta cómo lo llevará a cabo y ¡motívale

- Dale ánimos y transmítele fuerza
Habrá momentos en los que ese sueño pueda convertirse en pesadilla o que sobre ese sol se pose un nubarrón. No pasa nada, ¡nadie dijo que llegar a la meta final fuese fácil! Ayúdale a levantarse y, sobre todo, explícale que puede que sea un camino angosto y difícil, pero que si realmente lo desea, ¡lo conseguirá! 

- Entrénale a cumplir sus sueños 
Si es un juego a largo plazo, el niño puede verlo como lejano y abandonar al principio. Por eso es importante que entre medias le pongas metas a corto plazo para que él vaya aprendiendo la satisfacción que produce conseguirlas y el esfuerzo o intensidad que hay que dedicar. ¡Será como un pequeño ensayo! 

Y es que como dijo Walt Disney: 'No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse'.

Puedes leer más artículos similares a Una madre lucha para hacer realidad el sueño de su hija de ser bombero, en la categoría de Motivación en Guiainfantil.com.