Mejorar el autoconocimiento en el embarazo. El nacimiento de una madre

Aprovecha los nueve meses en los que estás embarazada para redescubrirte

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

La maternidad conlleva cambios físicos, emocionales, familiares y también sociales (todas queremos ser la madre perfecta ante la vista de la sociedad). Sin embargo, el cambio más profundo que se produce durante y después de esos 9 meses se produce en una mujer. Y es que conlleva el nacimiento de una madre. Por eso, el embarazo es el momento ideal para favorecer el autonocimiento y redescubrirnos.

La mujer embarazada: el nacimiento de una madre

9 meses para el nacimiento de una madre

El nacimiento de una madre va acompañado de un crecimiento en la mujer que le lleva a conocer una parte de ella que sin la gestación no hubiera descubierto, por ello también es un momento crucial para un reencuentro consigo misma.

Nuevo rol, nuevas responsabilidades, cambios familiares, el paso de ser hija a convertirte en madre, tu imagen corporal, tu nuevo papel frente a la sociedad, las nuevas responsabilidades, las nuevas tareas... Todo son cambios que debemos asumir e integrar durante los meses de gestación. Cambios que a veces provocan una crisis interior porque nos vemos desbordadas y sí, tranquila, todo es normal.

La naturaleza es sabia y nos proporciona un embarazo largo y secuencial, donde cada etapa es importante para que la psique de la mujer evolucione y se adapte a la nueva situación. El embarazo es un proceso por etapas que comienza antes del embarazo, durante el embarazo y se completa tras el nacimiento y los primeros meses de cuidado del bebé.

Principios para el autoconocimiento en el embarazo

Trabajar el autoconocimiento en el embarazo

Me gusta dividir el autoconocimiento que podemos trabajar durante el embarazo en 6 tipos o principios:

1. Sentir y gestionar nuestras emociones
Las emociones que nos acompañarán durante el embarazo básicamente son: miedo, calma, confusión, alegría, ilusión, tristeza, ansiedad, fantasía... Fantasía de tener un parto difícil o fácil, de sentir mucho dolor, de no saber cuidar o alimentar bien al niño, y otras imaginaciones peores que el miedo hace que, sin quererlo, se apropien de ti. Por tanto, este será nuestro primer autoconocimiento: sentir las emociones con más profundidad y realizar una gestión emocional más atendida.

Tal y como se indica en Abordaje psicológico de la maternidad en situaciones críticas de nacimiento (María Soledad Santos y Alicia Oiberman para la Universidad de Buenos Aires): 'Consideramos que el proceso de la maternidad representa una crisis vital que afecta a todo el grupo familiar. La mujer superará esta crisis en función de: su historia personal, su situación psicosocial, su personalidad y la ubicación del bebé en el encadenamiento histórico familiar'.

2. Aceptación de los ciclos del embarazo
El segundo autoconocimiento que destacaríamos sería la aceptación de un duelo. El nacimiento no solo constituye el comienzo de la vida de nuestro bebé sino que también conlleva el final de la gestación. Este proceso también es un momento importante en la mujer para aprender a aceptar los ciclos como parte de la vida.

3. Sanar las heridas emocionales
Durante el embarazo los recuerdos del pasado (niñez y adolescencia) pueden aflorar. Si la infancia fue feliz para la madre, establecerá un buen vínculo con el bebé y fantaseará con momentos de su niñez. Si la infancia no fue tan buena, puede hacer aflorar los miedos e incluso llevar a la madre a un estado de ansiedad o depresión. Este será un tercer autoconocimiento que nos servirá para sanar las heridas emociones de la infancia (si se tuvieran).

Autoconocimiento de la mujer embarazada

4. Reformular nuestras creencias
Cuarto autoconocimiento: La maternidad transforma el cerebro, por eso no es de extrañar que también cambie nuestra forma de pensar o nuestro mundo de creencias. Las creencias son aquellas ideas que se han mantenido en el tiempo de manera que acaban convirtiéndose en verdades absolutas para nosotras. Todo es normal y debe ser aceptado como parte de nuestra propia evolución personal. Quizás antes pensabas que dejar a tu bebé en la guardería sería lo normal y ahora piensas en cuidarlo tú misma.

5. Asumir los cambios en la identidad
Además de las creencias, tendremos cambios en nuestra identidad, y como mujer, ahora empiezo a verme y valorarme de otra forma, y eso también repercutirá en nuestro entorno más cercano e intimo. Es momento de revisar qué parte de ti quieres dejar atrás y cuál quieres seguir manteniendo. Es momento para valorar tu estilo de vida, tus ritmos vitales, o tus propias referencias de seguridad y estabilidad.

6. Redefinir nuestro concepto del amor
Y por último, el autoconocimiento más importante y valorado que podemos hacer es... ampliar el concepto del AMOR. De repente el amor se abre a una nueva forma de sentirlo y vivirlo. Tranquila mamá, hablamos de un proceso, no es cierto que porque te pongan a tu bebé en las manos, vas a sentir un amor incondicional. Cada día que pasas con tu bebé, el amor se va ampliando y expandiendo. Tómalo como un regalo de la vida y sin duda, llegarás a ese amor incondicional.

Para acabar, sin duda, la maternidad te puede convertir en una mejor persona. Ábrete a vivir la experiencia, desde incluso antes de que te quedes embarazada. El autoconocimiento te permitirá como mujer vivir la libertad de ser más auténtica y más tú misma.

Puedes leer más artículos similares a Mejorar el autoconocimiento en el embarazo. El nacimiento de una madre, en la categoría de Cuidados - belleza en Guiainfantil.com.