10 increíbles razones por las que no consigues quedarte embarazada

Causas de infertilidad de la pareja que dificultan la concepción de un bebé

Estefanía Esteban

Existen causas físicas que pueden producir infertilidad y crear serios problemas a la hora de buscar un embarazo. Son causas probadas por la ciencia y que responden, por ejemplo, a causas genéticas, enfermedades como la endometriosis o los ovarios poliquísticos o el hecho de que la futura madre tenga más de 35 años.

Sin embargo, la ciencia ha estudiado también otras posibles razones de los problemas para lograr el embarazo, y ha llegado a determinar 10 posibles y sorprendentes causas que pueden crear muchas dificultades en la concepción. Estas son las 10 increíbles razones por las que no consigues quedarte embarazada.

10 sorprendentes causas por las que no consigues quedarte embarazada

Por qué no consigues quedarte embarazada

Cuando el embarazo no llega, la pareja comienza a ponerse nerviosa. ¿Será un problema físico? ¿Un problema de él? ¿O un problema de ella? Se buscan enfermedades, causas relacionadas con algún problema en concreto... Y sin embargo, no siempre la razón es tan clara. 

La ciencia ha descubierto otras posibles razones de infertilidad que no están relacionadas ni con la endometriosis, ni con la edad de la madre ni con los posibles problemas genéticos heredados, sino con estas otras causas tan sorprendentes:

  1. Obesidad de la madre... y del padre. Ya se sabía desde hace tiempo que la obesidad de la futura madre repercute directamente sobre su fertilidad, pero ahora además se ha demostrado que la obesidad de la pareja también influye. Las parejas cuyos dos miembros presentan obesidad, tardan casi un 60% más de tiempo en lograr el embarazo. 
  2. Puesto de trabajo con alta exigencia física. Un estudio de Harvard demostró que las mujeres cuyo trabajo les exigía levantar grandes pesos, tenían más problemas para lograr el embarazo porque presentaban un menor número de óvulos maduros. Parece ser que las altas exigencias físicas dificultan la concepción.
  3. Trabajo estresante y en turnos cambiantes. Otra de las causas de infertilidad, según el estudio de expertos de la Escuela de la Salud Pública de Harvard TH Chan, tiene que ver con la carga de trabajo. Mujeres con trabajo con mucho estrés y que les supone un cambio de ritmo y de turnos constante, hacen que se vea alterado su ritmo circadiano y del sueño, lo que repercute a su vez en la fertilidad.
  4. El estrés y la obsesión por concebir. Muchas mujeres no se explican por qué no se quedan embarazadas. Lo intentan y no hay manera, a pesar de que los médicos le aseguran que no hay nada que se lo impida. ¿Sabes cuál puede ser la razón? ¡El estrés! El solo hecho de obsesionarse por conseguir el embarazo, disparan los niveles de alfa-amilasa, un marcador del estrés, y que juega una mala pasada a la fertilidad femenina. Si quieres lograr el embarazo, no te obsesiones, relájate y huye del estrés.
  5. Demasiado gimnasio. Sí, el deporte es bueno y muy saludable, pero todo en su justa medida. Las parejas que se obsesionan en el gimnasio, al final someten al cuerpo a un exceso de ejercicio que también influye a la hora de buscar el bebé. Un estudio reveló que las mujeres que se pasaban más de 5 horas a la semana en el gimnasio, tardaban mucho más tiempo en lograr el embarazo.
  6. La vida sedentaria del padre. Resulta que los problemas para lograr el embarazo no tienen que ver solo con la mujer, sino que el hombre también tiene mucho que decir al respecto. En este caso, se ha demostrado que en las parejas donde el hombre no hace suficiente ejercicio y prefiere la vida sedentaria de la televisión, tienen una peor calidad de semen, y por lo tanto, más problemas para conseguir la concepción.
  7. Exceso de carne procesada. Existen numerosos estudios referentes a los problemas de comer demasiada carne procesada. y uno de ellos está relacionado, precisamente, con la fertilidad. Se ha demostrado por ejemplo que los hombres que basan su alimentación en la ingesta de hamburguesas, perritos calientes, tocino... tienen espermatozoides con una movilidad mucho más reducida. Sus espermatozoides se mueven más lentos y esto dificulta el embarazo. La comparación en este caso fue con la de hombres que se alimentaban más a base de carnes blancas (pavo, pollo...)... que resultaron tener mucho más éxito a la hora de concebir.
  8. Smartphone en el bolsillo. Los hombres tienen a guardar el móvil en el bolsillo del pantalón. Un gran error. Numerosos estudios han demostrado que tener cerca de los testículos aparatos electrónicos, empeora la calidad del semen. Puede ser por la emisión de ondas electromagnéticas y por el calor que desprenden los móviles, lo que dificulta la producción de semen.
  9. Demasiado... o insuficiente sexo. Muchas parejas piensan que cuantos más encuentros sexuales tengan, más facilidad para lograr el embarazo. No es así. Lo importante es localizar los días fértiles. Tener demasiado sexo empeora la calidad y cantidad de espermatozoides disponibles. Por contra, tener poco sexo afecta, evidentemente, a las posibilidades de concepción.
  10. Fumar. Esto ya lo habrás oído. No es un mito. Fumar dificulta la concepción y además supone un riesgo para el futuro bebé. Si estás pensando en dejarlo..¡es el momento!