Preocupaciones de una mamá primeriza en la recta final del embarazo

Femibion es un complemento alimenticio para acompañarte en tu embarazo

Guiainfantil.com

Cuando le preguntamos a Ruxanda cómo se imagina su nueva vida tras el nacimiento de su bebé, no duda ni un segundo: más completa. 'Leo va a llegar a nuestra vida para convertirnos en una familia', nos cuenta emocionada. De la mano de Femibion, hemos charlado con esta influencer (puedes encontrar su cuenta en Instagram como @alwaysjuntis) sobre cuáles son sus principales preocupaciones como madre primeriza ahora que se enfrenta a la recta final de su embarazo.

La emocionante recta final del embarazo

Las preocupaciones de una madre primeriza

Durante toda la entrevista, la barriga de Ruxanda asoma por la parte inferior del plano; está de 35 semanas y no queda mucho para que Leo quiera comprobar por sí mismo qué se siente al estar en los brazos de su mamá y papá. 

Antes de llegar a ese emocionante momento, habrán pasado nada más y nada menos que casi nueve meses en los que Ruxana ha tenido la suerte de notar en su interior cómo ese pequeño renacuajo (como ella misma le llama) ha ido creciendo.

'No puedo quejarme con Leo, me lo ha puesto muy fácil en este embarazo pero ahora que estoy en la recta final del embarazo, ya empiezo a estar un poco incómoda: me cuesta dormir, el calor me afecta mucho...', nos explica está mamá primeriza.

Y, aunque Ruxanda siempre ha intentado mantener una actitud positiva, hay días en los que ansía dar a luz ya: 'Es un 50-50. Hoy, por ejemplo, estoy deseando que llegue el parto ya. Sin embargo, mañana me puedo despertar abrazada a mi barriga y queriendo retrasar esto un par de semanas'. Es consciente, sin embargo, que luego echará de menos sentir al bebé en su barriga. Al menos, así se lo han asegurado todas las mamás de su alrededor.

Las preocupaciones de una mamá primeriza y gestante

La felicidad y la ilusión son las principales emociones que Ruxanda está viviendo en estas últimas semanas de embarazo. Sin embargo, es inevitable que también surjan otras como el miedo o la incertidumbre. Entre las principales preocupaciones de una mamá primeriza a punto de dar a luz destacan:

- Que todo salga bien durante el parto
Ruxanda es consciente de que existe la posibilidad de que el parto no vaya exactamente como ella se ha imaginado, pero lo que realmente le importa es que vaya bien y Leo nazca sano.

- Miedo a los inicios
Como cualquier mamá o papá primerizo, Ruxanda y su pareja tendrán que pasar por un periodo de adaptación para acostumbrarse a las nuevas rutinas tras la llegada de su bebé. Y es que, sobre todos los primeros días de Leo en casa, se enfrentarán a experiencias y emociones nuevas, que pueden causarles nervios.

- La pérdida de la identidad tras ser madre
Dejar de ser Ruxanda para convertirse en 'la mamá de Leo'. Aunque no le preocupa en exceso, sí que es consciente de que quiere encontrar el equilibrio: 'A partir de ahora, toda la vida voy a ser la mamá de Leo, pero hasta ahora he sido Ruxanda. Mis energías irán siempre enfocadas a Leo, pero creo que por mi bienestar y autoestima, es mejor separar y mantener los dos ámbitos'.

- Incertidumbre ante lo desconocido
Ante el nacimiento de Leo, empieza una aventura nueva para Ruxanda: la maternidad. Y, aunque está ilusionada por ello, es toda una novedad; y toda novedad siempre viene acompañada de algo de incertidumbre. Sin embargo, esta mamá tiene claro que con amor, todo sale mejor: 'Leo va a estar más que cubierto en este sentido. Vamos a darle mucho amor. Eso sí, si nos falta una crema o un pañal, tendrá que perdonarnos. Saldremos corriendo a comprarlo y lo solucionaremos'.

Ruxanda toma el complemento alimenticio Femibion

La recta final del embarazo

Para enfrentarse a esta recta final del embarazo y sentirse mejor, Ruxanda ha decidido apostar por un estilo de vida saludable. En este sentido, cuida su alimentación y se asegura de que su dieta sea variada y equilibrada; es consciente de que lo que ella coma acabará repercutiendo en su bienestar y en el del pequeño.

Por otro lado, ha intentado mantenerse activa durante todo el embarazo, si bien ha tenido que adaptar el tipo de deporte que solía practicar a las necesidades de su embarazo.

Junto a la alimentación saludable y el ejercicio físico, Ruxanda ha tomado desde la semana 13 de la gestación (y lo hará hasta el nacimiento de Leo) el complemento alimenticio Femibion 2.

Este ha sido desarrollado para apoyar las necesidades especiales de la madre embarazada y del bebé, como complemento a una dieta variada. Femibion 2 proporciona folatos, que contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos durante la gestación y DHA. Pero, además, Femibion 2 contiene otros ingredientes como 10 vitaminas, yodo, hierro, selenio, magnesio, zinc y luteína.

Femibion® está siempre a tu lado, desde la planificación familiar hasta la lactancia. Ahora con más nutrientes seleccionados para un aporte a medida en cada fase de tu embarazo: aportan folato* (ácido fólico y Metafolin®) y otros nutrientes seleccionados; y Femibion 2 & 3 además proporcionan DHA**. Los complementos alimenticios de Femibion no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada (1 comprimido en Femibion 1, y 1 comprimido + 1 cápsula en Femibion 2 y 3). Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. No deben ser consumidos por niños. ADVERTENCIAS: Femibion 3 no debe tomarse durante el primer trimestre del embarazo por su contenido en vitamina A.
*La ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno. Un nivel bajo de folato materno es un factor de riesgo en el desarrollo de defectos en el tubo neural en el feto en desarrollo. Por lo tanto, se recomienda que las mujeres tomen 400 µg de ácido fólico suplementario al día durante un período de al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después. Existen muchos factores de riesgo en el desarrollo de defectos del tubo neural. La alteración de un solo factor puede o no tener un efecto beneficioso. El folato también contribuye al crecimiento del tejido materno durante el embarazo.
**La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y de los ojos del feto y del bebé lactante alimentado con leche materna. Los efectos beneficiosos se obtienen con una ingesta diaria de 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de 250 mg de ácidos grasos omega-3 para adultos (DHA + EPA).
Metafolin ® es una marca comercial registrada de Merck KGaA, Darmstadt, Alemania y utilizada bajo licencia.

Puedes leer más artículos similares a Preocupaciones de una mamá primeriza en la recta final del embarazo, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: