Gingivitis y otros problemas periodontales de la mujer embarazada

Por qué debes cuidar tu salud dental durante el embarazo

Conchita Curull
Conchita Curull Odontóloga

Todos los cambios hormonales que va experimentar la mujer a lo largo de su vida (pubertad, ciclo menstrual, embarazo, lactancia, ingesta de hormonas o menopausia) van a influir en la salud de sus encías. Precisamente es durante el embarazo cuando se producen los mayores cambios hormonales fisiológicos en la vida de una mujer, y una de las áreas del organismo más afectadas por dichos cambios es la boca. ¿Quieres saber cuáles son los principales problemas periodontales de la mujer en el embarazo? ¡Te las contamos! 

Los 3 problemas periodonaltes más comunes en el embarazo 

gingivitis problemas

El principal efecto observado es un aumento de la inflamación gingival y un empeoramiento de la salud periodontal sin que existan cambios en la cantidad de placa bacteriana presente. Podemos diferenciar tres patologías gingivales que pueden aparecer durante el embarazo:

- Gingivitis del embarazo
Se manifiesta con una inflamación de las encías, sangrado al cepillado o espontáneo, y en ocasiones con dolor, sensibilidad y movilidad de los dientes. Esto afecta entre el 36% y 100% de las embarazadas y depende de la presencia de placa bacteriana. En las mujeres embarazadas con control de placa excelente, su incidencia es prácticamente nula. Afortunadamente se solucionará después del embarazo y con una buena higiene oral.

- Granuloma gravídico o épulis del embarazo
Se identifica por un engrosamiento localizado de la encía que puede ser doloroso y de fácil sangrado. Normalmente se localiza en los dientes anteriores y afecta solo a un 0.2- 9.6% de las embarazadas. La mayoría de los casos deberá extirparse quirúrgicamente porque resulta molesto y muy antiestético, pero se aconseja esperar después del embarazo.

- Evolución de una enfermedad de las encías existente antes del embarazo
El 50% de las embarazadas que presentan periodontitis desarrollan un agravamiento progresiva de la enfermedad durante el embarazo y, también, el periodo de lactancia

El peligro de no tratarse las enfermedades periodontales en el embarazo 

problemas dentales en el embarazo

Todos estos problemas van a necesitar tratamiento, y más si aparecen en los primeros meses del embarazo. No hay ningún riesgo en que una embarazada reciba tratamiento periodontal, ni para ella ni para el feto, siempre que se lleve a cabo pasadas las primeras 14-16 semanas.

El tratamiento consistirá en un control estricto de la placa bacteriana y eliminación del cálculo o sarro mediante raspajes o curetajes. En ocasiones será necesario usar anestesia local e incluso administrar algún antibiótico oral.

Aconsejaremos también una correcta higiene oral diaria con cepillo manual o eléctrico, hilo de seda y/o cepillos interdentales y colutorios específicos para cuidar las encías a base de triclosán, aceites esenciales o clorhexidina.

También se ha demostrado que la presencia de enfermedad periodontal puede tener graves consecuencias tanto para el feto como para la madre, considerándose un factor de riesgo del parto prematuro y del bajo peso al nacer.

La infección de las encías es una vía de entrada de bacterias a la sangre que pueden afectar a la cavidad uterina y, por tanto, a la evolución del embarazo. Hasta el 18% de los nacimientos prematuros, casi 1 de cada 5, son atribuibles a un deficiente estado periodontal materno por lo que debe ser considerado como un importante factor de riesgo.

Esto hace que, antes de quedarse embarazada, recomendemos a la mujer una revisión de su salud bucal y, concretamente de sus encías. Es importante hacer prevención o tratar cualquier alteración que pueda influir en la evolución de la gestación. El objetivo es que la mujer llegue al embarazo en las mejores condiciones de salud bucal posibles.

Puedes leer más artículos similares a Gingivitis y otros problemas periodontales de la mujer embarazada, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.