Cómo es el embarazo en mujeres altas y cómo influye en el bebé

Así afecta la altura y el peso de la embarazada a los nueve meses de gestación y en el desarrollo de tu bebé

Norma Álvarez González
Norma Álvarez González Obstetra-ginecóloga

En el embarazo encontramos muchas variables que pueden afectar su desarrollo, entre las cuales podemos señalar variables fisiológicas o propias de la madre y variables patológicas. Entre las variables fisiológicas o propias de la madre se pueden considerar la edad, número de gestaciones previas, peso y talla, entre otros factores. ¿Cómo es el embarazo en mujeres altas? ¿Hasta qué punto la altura influye en la gestación y en el desarrollo del niño?

Las mujeres altas tienen más probabilidades de quedarse embarazadas de gemelos o mellizos

el embarazo en mujeres altas

En el ser humano la estatura alta es definida como la talla ubicada por encima del percentil 97 o por encima de 2 Desviaciones Standard (DS) para la edad y sexo. Esto quiere decir que solo el 3% de la población presenta estatura alta y es considerada estatura alta familiar cuando uno o ambos padres tienen una talla superior al percentil 97 y ausencia de rasgos dismórficos (como los que caracterizan el síndrome de Marfan y  el gigantismo hipofisario).

Es importante determinar la talla al inicio del embarazo, ya que si se realiza en el embarazo avanzado puede no ser totalmente confiable, ya que la lordosis fisiológica del embarazo 'puede restar' algunos centímetros.

La talla es una variable en la determinación del Índice de masa corporal (IMC) cuya fórmula es: peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado y se usa para clasificar el estado de peso de una persona. El IMC idealmente debería ser calculado antes del embarazo y dependiendo de su valor las clasificamos en bajo peso, peso normal, sobrepeso y obesidad, lo cual nos ayuda a asociarlo con riesgos en el embarazo.

Se han realizado estudios que demuestran que en mujeres altas el tener un espacio más amplio en su pelvis para que el útero se desarrolle conlleva a un mejor y mayor peso fetal, por supuesto si la madre cumple con los requerimiento nutricionales que se requieren con el embarazo.

Otros estudios no encuentran asociación estadísticamente significativa, en lo que sí coinciden es en concluir que la mayoría de las mujeres altas con IMC normal, ganancia de peso adecuada durante el embarazo y sin patologías asociadas tienen embarazos normales y bebés sanos.

Hay que señalar en este punto también otra investigación realizada por Gary Steinmann, un obstetra del Centro Médico Judío de Long Island, en Nueva York, que afirma que las mujeres altas tienen más probabilidades de dar a luz a gemelos o mellizos. ¿El motivo? Un aumento de la ovulación debido al factor de crecimiento similar al de la insulina. 

[Leer más: Menú para embarazadas semana a semana]

Así influye la altura y el peso de la embarazada en el desarrollo del bebé y del embarazo

peso y altura en el embarazo

La talla en la mujer es una variable antropométrica no modificable que juega un rol importante en el desarrollo del embarazo conjuntamente con el peso, por lo que no debe ser evaluada de manera aislada sino a través del IMC. ¿Qué pasa cuando el IMC es de 30 o más? En estos casos hay mayor riesgo de presentar:

- Diabetes gestacional
Son las mujeres que sin ser diabéticas antes del embarazo presentan alteraciones al realizarse la prueba de detección de glucemia en ayunas y luego de administrar una carga de glucosa entre las 24 a las 28 semanas de embarazo.

-Hipertensión inducida por el embarazo
Ocurre cuando se detecta un aumento de la presión arterial después de la semana 20 de embarazo.

-Aborto espontáneo
Se produce una interrupción inesperada del embarazo antes de la semana 20.

- Parto prematuro
El bebé nace antes de la semana 37 de gestación.

- Cesárea
El bebé nace mediante una intervención quirúrgica, bien porque exista una complicación médica o compromiso de la salud fetal que amerite la interrupción del embarazo o por macrosomía fetal.

Las mujeres de talla alta con el IMC menor de 18.5 son clasificadas como de bajo peso y esto tiene un impacto negativo en la fertilidad, ya que alrededor de un 12% de la infertilidad primaria es debida a delgadez excesiva. Si no presentan problemas y logra embarazo y no ocurre una ganancia de peso adecuada, hay mayor riesgo de complicaciones perinatales tales como:

- Mayor tasa de abortos espontáneos.

- Mayor tasa de prematuridad.

- Mayor tasa de restricción de crecimiento intrauterino o recién nacidos pequeños para la edad gestacional.

- Mayor morbimortalidad infantil.

Como en todos los aspectos que involucran la atención materna los extremos son perjudiciales, de allí la importancia de la consulta preconcepcional. En el caso de que se detecten alteraciones en el IMC, hay que recibir una adecuada consejería y cumplir con las metas propuestas para así contribuir a minimizar las complicaciones del embarazo.

Puedes leer más artículos similares a Cómo es el embarazo en mujeres altas y cómo influye en el bebé, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.