Maternidad en solitario por elección propia. El sueño hecho realidad

Cada vez más mujeres toman la decisión de ser madres solteras ellas solas

Victoria González Villafáñez

Con el paso del tiempo, la sociedad se va adecuando a las nuevas realidades y pensamientos del momento. Estos cambios se dan también en los modelos familiares. Ejemplo de ello es el hecho de que no tener pareja ya no supone ningún impedimento para que las mujeres cuyo deseo es ser madre y formar una familia no puedan lograrlo. ¿Maternidad en solitario por elección propia? Un sueño o mejor dicho realidad que cada vez más mujeres realizan.

Por qué una mujer decide ser madre en solitario por elección propia

maternidad en solitario

Existen diversos casos en los que las mujeres se encuentran en un momento de su vida en el que quieren ser madres. Cuentan con estabilidad y medios para ello y, además, a partir de cierta edad saben que su reloj biológico corre en su contra. Por ello, hoy en día la ausencia de pareja no les frena para tomar la decisión de optar por diversos procedimientos como las técnicas de reproducción asistida para lograr la maternidad.

Además, desde hace unos años la tendencia es cada vez más positiva, pues el número de mujeres que deciden ser madres solteras por elección propia no ha dejado de crecer. De hecho, los números proporcionados por la Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv muestran que cada vez son más las mujeres solteras que acuden a un centro especializado con el fin de realizarse tratamientos de reproducción asistida, llegando incluso a duplicarse ese dato desde los últimos diez años.

De forma general, las mujeres que deciden ser madres por elección propia suelen ser personas que se caracterizan por poseer una estabilidad laboral y económica pero que, a causa de su edad, puesto que suelen encontrarse en torno a los 39 años, no pueden demorar más el tiempo de tener un hijo, ya que en el caso de alargarlo más tiempo sus posibilidades reproductivas se verían limitadas.

Y, a pesar de que el retraso de la maternidad es cada vez más frecuente, el embarazo se recomienda antes de los 40 años, ya que a partir de dicha edad las probabilidades de conseguirlo se ven reducidas hasta un 20%, así como un aumento en los riesgos.

Las mejores técnicas de reproducción asistida para las madres solteras por elección propia

dos técnicas de reproducción asistida para las madres solteras

Existen diferentes alternativas de técnicas de reproducción asistida por las que las mujeres que desean quedarse embarazadas en solitario pueden optar en función de sus circunstancias.

Antes que nada, el primer paso es recurrir al banco de semen. Cabe recalcar que la donación de espermatozoides en países como España se realiza de forma anónima y altruista. No obstante, es posible tener cierta información sobre ciertos aspectos generales como los rasgos físicos o el grupo sanguíneo para así poder elegir a aquel que pueda tener más parecido con el receptor.

Asimismo, es importante señalar que para ser donante se ha de pasar un riguroso proceso de selección que asegura que la persona que va a realizar la donación tiene buena salud tanto física como psíquica, que no existen enfermedades genéticas, así como que la calidad espermática es alta.

- Inseminación artificial
Se utiliza en la mayor parte de los casos cuando no existen problemas de fertilidad. Esta técnica consiste en depositar espermatozoides en el fondo del útero y que así el recorrido que deben de hacer hasta llegar al óvulo sea menor, lo que aumenta las posibilidades de lograr el embarazo.

Dicho proceso no causa dolor y pasado unos minutos la paciente puede marcharse. Quince días después, se realiza la prueba de embarazo para conocer el resultado. Según el Ministerio de Sanidad de España, la realización de esta técnica en madres por elección propia ha supuesto un aumento del 6% en los últimos años.

- Fecundación In Vitro
Se suele recurrir a ella cuando no se ha logrado el embarazo a través de la inseminación artificial y está recomendada para mujeres con edad superior a los 37 años. En esta ocasión, es directamente un especialista quien realiza la unión entre el óvulo y el espermatozoide en un laboratorio. Una vez realizado el proceso, los embriones resultantes se colocan en el útero.

Si se diera el caso de que existieran problemas en la fertilidad de la mujer, según cada situación personal se estudiaría el caso de la donación de ovocitos o la adopción de embriones.

Puedes leer más artículos similares a Maternidad en solitario por elección propia. El sueño hecho realidad, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.