Por una sonrisa. Cuento para niños que tienen miedo a los monstruos

Un tierno cuento corto para superar uno de los miedos infantiles más comunes

Marisa Alonso Santamaría

A muchos niños, incluso a algunos mayores, les dan mucho miedo los monstruos. Siempre nos los han vendido como bestias terribles con mucho pelo, cuernos y colmillos. Pero, ¿y si no fueran tan malos como se les suele pintar? Cuentos como este, en los que se muestra una cara más amable de los monstruos, ayudan a que los niños pierdan los temores. 'Por una sonrisa' es un cuento para todos esos miedos que tienen miedo a los monstruos. ¡No te pierdas este cuento tan tierno!

Cuento para los niños con miedo a los monstruos

Un cuento muy tierno para los niños con miedo a los monstruos

Todo sucedió muy rápido, cuando quiso darse cuenta ya lo tenía al lado con esa cara de mal genio que tanto lo asustaba. Pero le cayó bien, y eso según decían todos era muy raro.

«¡Jeremías, apártate de ese monstruo!» le decían.

Pero Jeremías sin hacer caso a los demás sonreía cada día a ese monstruo que tenía cara de pocos amigos.

Así un día tras otro, el monstruo se acercaba a él, lo miraba entornando los ojos queriéndole intimidar, pero Jeremías no le mostraba ningún miedo y le seguía sonriendo.

Poco a poco al monstruo le iba cambiando el rictus de la cara, ya no parecía tan enfadado, incluso algunos vieron cómo empezó a esbozar lo que parecía una sonrisa.

Una tarde, fue Jeremías el que buscó al monstruo y sin decir nada se sentó a su lado. Extrañado el monstruo lo miró y luego le sonrió abiertamente. Jeremías, muy feliz, empezó entonces a reír con sonoras carcajadas y, por primera vez, todos vieron reír al monstruo con ganas y se acercaron a él, porque ya no daba miedo, para reír todos juntos.

Todo sucedió por una sonrisa.

Preguntas de comprensión lectora

A continuación te sugerimos algunas preguntas para comprobar si tus hijos han comprendido el mensaje y trasfondo de este cuento. Te proponemos algunas preguntas de verdadero o falso.

- A Jeremías le resultó muy antipático el monstruo desde el principio. ¿Verdadero o falso?

- La gente intentaba que Jeremías se alejara del monstruo. ¿Verdadero o falso?

- Jeremías tenía mucho mucho miedo del monstruo. ¿Verdadero o falso?

- El monstruo, poco a poco, fue mostrándose más simpático con Jeremías. ¿Verdadero o falso?

- El monstruo y Jeremías se pusieron a reír juntos. ¿Verdadero o falso?

Más cuentos infantiles protagonizados por monstruos

Si habéis disfrutado leyendo este cuento tan tierno de Jeremías, no os podéis perder otros muchos títulos que tenemos en Guiainfantil.com que también están protagonizados por un monstruo. Mediante los cuentos, podemos cambiar la imagen tan temible que los niños han construido de estos seres fantásticos. Al presentarlos como amigos simpáticos, es más fácil que los pequeños dejen a un lado los miedos.

1. El Monstruo del Lago Ness
¿Tus hijos conocen a Nessie? El monstruo escocés más famoso no es tan temible como se cree, al menos no en este cuento. Habla a tus hijos sobre la romántica historia de amor detrás de Nessie para que simpaticen con él.

2. El monstruo Merlin
Todos tenían mucho miedo del monstruo Merlin por su temible aspecto, pero él no era tan malo como la gente creía. Este cuento enseñará a los niños que no se puede juzgar a la gente por su apariencia.

3. El dragón de las palabras
Érase una vez un dragón enorme que solo expulsaba palabras de tantos libros que se había comido. Este cuento tan bonito habla a los niños sobre el apasionante mundo de la lectura. Os encantará tanto a pequeños como a adultos.

4. La leyenda de Nian, el monstruo
Y para terminar os proponemos un cuento tradicional chino que explica de una forma muy divertida por qué el Año Nuevo Chino se celebra con petardos, danzas y mucho color rojo.

Sigue leyendo otros muchos cuentos de monstruos en Guiainfantil.com. ¡Y conviértelos en tus amigos!

Puedes leer más artículos similares a Por una sonrisa. Cuento para niños que tienen miedo a los monstruos, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.