Robots para el verano. Un cuento para niños sobre el futuro

Cuando el futuro ya ha llegado a la vida de los niños

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

La inventiva de los niños es increíble. Son capaces de imaginar un futuro distinto al que los adultos prevemos para ellos, ya que la concepción de futuro es algo que vamos aprendiendo durante nuestro crecimiento.

Para los niños el futuro es hoy, y no son capaces de imaginar algo que se distancia en el tiempo así que, ¿porqué no adelantarse y empezar a construir hoy mismo el futuro?...

Robots para el verano es un cuento para niños sobre el futuro y los inventos ingeniosos. 

Cuento para niños sobre el futuro y la imaginación de los niños

Un cuento para niños sobre el futuro

Los pequeños oían a sus padres hablar sobre su futuro. Qué estudiarían, qué les gustaría, qué oportunidades tendrían… Y aunque todos coincidían en resaltar que lo más importante era que fueran felices, no dejaban de estar preocupados por su formación. Sin embargo, los niños, que casi siempre eran más listos que sus padres, sabían que el futuro ya estaba aquí y para ellos no tenía ningún misterio.

Fue así como los pequeños de la casa decidieron dedicar parte de las vacaciones del verano a construirse un robot. Buscaron tornillos, cables, tuercas, piezas metálicas… y se adueñaron del garaje del abuelo, de la casa en la que todos juntos pasaban el verano.

Mario decidió construir un robot veloz con materiales reciclados (la abuela se puso muy contenta al ver cómo se reducía su basura). Y es que, a Mario lo que más le gustaba era correr y pensaba pasarse las tardes de agosto echando carreras con el que iba a ser su nuevo amigo, ‘Robotoz’.

María siempre estaba bailando. Por ello, su robot, al que pintó de rosa y llamaría ‘Singrobot’, contó con una cuidadosa programación vocal y acústica para reproducir las canciones favoritas de la niña. Además, María ayudó a la más pequeña de la familia, Matilda, a diseñar el que sería su robot bebé, ‘Lloronbot’.

Marcos, que era el mayor de todos los primos, optó por fabricar un robot al que llamó ‘Sapiens’. Pretendía con él poder hacer todo tipo de consultas para así tener siempre una respuesta que dar a los mayores. Además, podría aprovecharlo en el próximo curso para ayudarle a hacer los deberes.

Todos pasaron un verano muy divertido refrescándose en el río y construyendo y jugando con sus nuevos robots. Y, lo más importante, demostraron a sus papás y a sus mamás que sabían aprender jugando y que el futuro para ellos no era más que la prolongación del presente.

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres saber si tu hijo ha entendido el texto hazle estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

- ¿Qué querían los padres que fueran sus hijos en el futuro?

- ¿Qué construyeron los niños para el futuro?

- ¿Qué hacía el robots de Matilda?

- ¿Qué te gustaría ser a ti en el futuro?

- ¿Cómo imaginas el futuro?