Tan Tan el orangután de la mirada triste. Cuentos cortos para niños

Este cuento infantil está protagonizado por los animales que están en los zoológicos

Marisa Alonso Santamaría

Este cuento infantil protagonizado por animales hará reflexionar a tus hijos, pero también te llegará al corazón a ti. Cuenta la historia de Tan Tan, un gorila nacido en cautividad cuyo sueño es saber qué es la libertad fuera del zoo. Como otros cuentos cortos para niños, es una excusa para pasar un momento familiar bonito que os ayudará a estrechar lazos entre padres e hijos. No te pierdas el cuento "Tan Tan el orangután de la mirada triste".

Cuentos cortos de animales para niños

Serie de cuentos cortos para niños de animales

En el zoo de la ciudad vivían muchos animales.

Los delfines, belugas y orcas vivían felices en los delfinarios.

Las culebras, serpientes y lagartos, jugando entre las plantas y piedras, pasaban sus días contentos en los terrarios.

Las aves y mariposas, creyéndose libres, pasaban sus días volando en grandes jaulas y en los mariposarios.

Los peces nadaban en los acuarios, sin pensar que hubiera más vida al otro lado de los cristales.

Todos vivían en un espacio lo más parecido a su hábitat natural.

Un día nació allí un pequeño orangután al que pusieron de nombre Tan Tan. Todos celebraron su llegada en el zoo.

El bebé orangután llevaba una apacible vida dentro del zoológico, y mucha gente enterada de su nacimiento, se acercaba hasta allí para conocerlo.

Tan Tan fue creciendo y cumpliendo años dentro del zoo. 

Era un orangután que tenía el cuerpo cubierto de pelos finos y alargados de color rojizo, la cabeza grande y los brazos largos y flexibles. Con el tiempo se hizo fuerte y robusto.

En el zoo le daban de comer y lo cuidaban con mucho mimo pero, así y todo, allí no era feliz.

Tan tan empezó a ser conocido por el orangután de la mirada triste porque, a pesar de no haber conocido nunca la libertad, era el animal que más la anhelaba.

Un día dijo decidido a los demás animales:

—¡Yo quiero salir de aquí! ¡Quiero conocer mis orígenes!

—¡Te morirás de hambre! —le dijeron enseguida los osos y las focas.

—¡Te morirás de sed!  —le dijeron los leones y los elefantes.

¡No podrás vivir fuera del zoo! No conoces los peligros que hay ahí fuera. —le dijeron sus primos chimpancés.

—¡Nunca podrás escapar de aquí!  —le dijeron todos sus amigos, con gran tristeza.

Pero el orangután, sin poder quitarse la idea de la cabeza, soñaba ser libre.

Pasaron los días, los meses, los años, y Tan Tan el orangután de la mirada triste, seguía en el zoológico encerrado.

Pasaron treinta y cinco largos años, y una mañana lo encontraron tendido en el suelo de su jaula. Estaba muerto. Todo el personal del zoológico y los demás animales lloraron su partida, pero supieron por su dulce mirada, que al fin Tan Tan había encontrado la libertad.

¿Has comprendido el cuento de Tan Tan el orangután?

Este cuento contiene varios mensajes muy poderosos que harán reflexionar a los niños. Sin embargo, puedes aprovechar esta historia para practicar la comprensión lectora con tu hijo. Te proponemos algunas preguntas que puedes hacerle una vez que hayáis terminado de leer el cuento para comprobar si ha entendido la historia de Tan Tan.

1. ¿Eran felices los animales en el zoo?

2. ¿Tan Tan era un orangután nacido en cautividad? (Puedes aprovechar esta pregunta para explicarle a tu hijo qué significa el concepto 'nacido en cautividad').

3. ¿Por qué se conocía a Tan Tan como el orangután de la mirada triste?

4. ¿Cuál era el sueño de Tan Tan?

5. ¿Crees que el cuento tiene un final feliz o un final triste? (Aprovecha esta cuestión para iniciar una conversación con tu hijo sobre la consecución de los deseos).

Si quieres leer otros cuentos de animales, ¡seguid conectados a Guiainfantil.com!

Puedes leer más artículos similares a Tan Tan el orangután de la mirada triste. Cuentos cortos para niños, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.