El papel que juega la tristeza en el desarrollo emocional de un niño

4 valiosos aprendizajes que la tristeza enseña a los niños

Begoña Ibarrola

La alegría, la sorpresa, el amor pero también la ira, el enfado o la tristeza forman parte del ADN tu hijo. Todas estas emociones juegan un importante papel para el presente y futuro de tu pequeño, incluidas las que muchos padres pueden pensar que son emociones negativas. ¿Quieres saber cómo influye la tristeza en el desarrollo emocional del niño?

Por qué los niños están tristes a veces

el papel de la tristeza en el desarrollo del niño

La tristeza es una emoción que se siente cuando no conseguimos algo que nos hemos propuesto, cuando nos sentimos maltratados por los demás o cuando viene un acontecimiento que no es favorable para nosotros o para nuestros seres queridos.

Cuesta y ¡mucho! pero los padres realmente tienen que aceptar y permitir que los niños expresen la tristeza. Y, aunque muchos no lo crean, que un niño esté siempre contento no es bueno, porque significará que está reprimiendo algo.

La tristeza es una emoción natural. Los padres ahí tienen que consolar y acompañar al niño en su tristeza; tienen que ver que le está causando tristeza. Es muy bueno ayudarles a detectar las causas de las emociones, porque todo sentimiento es producido por algo. ¡No viene sin más! Puede aparecer por un acontecimiento externo o, cuando ya sean un poco más mayores, por algo que están pasando.

Un ejemplo. Un amigo de clase de tu hijo celebra su cumpleaños y no invita a tu pequeño. Él estará enfadado y dirá frases que manifiestan tristeza: 'Yo pensaba que me iban a invitar. Yo creía que era mi amigo, pero no es así'. Cuando nuestros hijos expresan lo que sienten y les ayudamos a buscar la causa, están ya en una mejor circunstancia para manejar esa emoción bien, para poder gestionarla.

4 aspectos positivos que tiene la tristeza para los niños

la tristeza en los niños

La tristeza es una de las emociones que sorprenden más, porque a través de ella se pueden encontrar un montón de cosas positivas para el desarrollo emocional del niño:

1 - Es la emoción que más favorece la creatividad, porque es una emoción introvertida, totalmente opuesta a la alegría.

2 - La emoción de la tristeza nos mete hacia dentro y nos ayuda a reflexionar. Nos ayuda a darnos cuenta de los valores y de las cosas positivas que tenemos en la vida.

3 - Promueve también la conducta de consuelo en las personas que me quieren. Es una emoción muy selectiva. Yo solamente la comparto con aquellas personas que tengo mucha confianza, pero solamente me van a consolar aquellas personas que me quieren.

4 - Nos ayuda a madurar. Con las situaciones de tristeza, los problemas y las situaciones difíciles crecemos como personas.

Por todo esto, no podemos evitarles a los niños vivir en su propia piel ciertos momentos tristes. Lo que sí podemos hacer es consolarles, apoyarles y ayudarles a salir de ahí, pero nunca huir. De esta manera, el niño aprenderá a canalizarla y gestionarla mejor en momentos futuros en los que ese sentimiento y/o emoción vuelva a aparecer en su vida.

Si esta labor la iniciamos desde que son bien pequeños, según vayan creciendo todo será más fácil, ya que se abrirán a nosotros con mayor facilidad y nos contarán cómo se sienten. Nosotros deberemos mantener una actitud empática con frases como '¡Estoy ahí para lo que necesites!' y evitar las del tipo '¡Venga, que no pasa nada!'.

Cómo ayudar al niño a entender la tristeza

combatir la tristeza en un niño

Muchas obras de arte y de música, algunos de los cuadros más famosos de la historia o innumerables poesías y obras literarias han surgido de momentos de tristeza y desesperación e, incluso, de desamor. ¡Es algo más natural de lo que pensamos! Lo importante cuando se dé una situación de tristeza en un niño es saber encauzarla para que el pequeño no permanezca demasiado tiempo en esa tristeza. Ayudarle a salir de ella, a ingerirla, pero nunca reprimir la tristeza, que es lo que algunos adultos, con la mejor intención, intentan.

Y es que no hay nada que pueda dolor más a un padre o una madre que ver a su hijo triste. Esa situación de apatía y de desánimo del pequeño hace que muchos adultos no sepan cómo reaccionar y desconozcan qué hacer para cambiar ese momento. Aquí tienes unos consejos:

- Nunca debemos reprimir esa emoción del niño
Si no quieres ahuyentarle de ti y que se cierre en banda consigo mismo, evita decirle frases como 'No pasa nada', porque realmente al niño sí que le pasa algo.

- Acompañarle y preguntarle si puedes hacer algo por él
Muchas veces las cosas más sencillas son las que tienen más efecto. Siéntate a su lado y permanece ahí con él, sin decir nada ni hacer nada. Él pronto notará tu cariño y tu calor.

- Ayudarle a expresar lo que siente
Si le notas receptivo, puedes preguntarle '¿Puedo hacer algo por ti?'. Al corazón del niño hay que llamar a la puerta y esperar a que abran. No podemos adoptar una actitud invasiva y agresiva a la vez.

- Asumir que el niño no puede estar alegre siempre
Los extremos no son buenos e, igual que tenemos que ayudar a nuestro hijo a salir de esa tristeza, si notamos que siempre está 'happy' deberemos observarle un poco mejor. Esa manera que tiene de comportarse nos está diciendo algo, está escondiendo un problema.

- Consolarle y buscar con él la causa
Muéstrale que estás ahí para ayudarle y dar con el motivo que le ha sumido en ese estado. Preguntas como '¿Me quieres contar algo?' te permitirá romper el hielo y empezar a rebuscar en lo más profundo de su corazón.

- Enseñarle a canalizar esa emoción
El niño se mostrará desorientado porque realmente no sabe qué le pasa, sobre todo si es de las primeras veces que le ocurre. En este caso, el adulto deberá ser su guía.

- Parar, reflexionar y aprender de ese sentimiento
De toda experiencia se puede sacar un aprendizaje. Así que, después de dejar atrás esta emoción, es el momento de pensar que cosas buenas hemos sacado de esta experiencia.

Herramientas educativas para trabajar la tristeza con los niños

Los cuentos se pueden convertir en una excelente herramienta para que los padres expliquen a sus hijos qué es la tristeza y para que los pequeños empaticen con los personajes de las historias y vean que no son los únicos que atraviesan una situación de tristeza.

La tristeza de Alfredo. Cuentos cortos sobre las emociones para niños La tristeza de Alfredo. Cuentos cortos sobre las emociones para niños. Los cuentos cortos sobre las emociones, como este que te proponemos titulado La tristeza de Alfredo, son un recurso ideal para la educación emocional de los niños. Este cuento infantil, además, lo hemos acompañado de actividades de comprensión lectora y cuentos cortos sobre las emociones.

Barón y el niño que estaba triste. Cuento corto sobre las emociones Barón y el niño que estaba triste. Cuento corto sobre las emociones. Este cuento corto sobre las emociones se titula Barón y el niño que estaba triste. Habla sobre la alegría y la tristeza de un niño y de su perro, así como de su relación. Además, te damos algunos juegos y actividades para seguir trabajando la inteligencia emocional de los pequeños.

La magia del abeto. Cuentos de Navidad para niños sobre la tristeza La magia del abeto. Cuentos de Navidad para niños sobre la tristeza. Este cuento de Navidad para niños se titula La magia del abeto y nos ayuda a hablar con nuestros hijos sobre la tristeza y el gran poder del amor. Los cuentos cortos navideños nos permiten hablar de emociones con los niños. Acompañamos la historia con actividades de comprensión lectora.

La Tierra está triste. Cuentos cortos del cambio climático para niños La Tierra está triste. Cuentos cortos del cambio climático para niños. Los cuentos cortos son una herramienta muy útil para hablar del cambio climático con los niños. Este cuento infantil se titula La Tierra está triste y habla sobre la contaminación. Además, añadimos preguntas de comprensión lectora y te proponemos más cuentos sobre ecología.

Tan Tan el orangután de la mirada triste. Cuentos cortos para niños Tan Tan el orangután de la mirada triste. Cuentos cortos para niños. No dejes de leer con tus hijos la serie de cuentos cortos para niños. El protagonista de esta historia es Tan Tan, conocido como el orangután de la mirada triste. Lo que más desea este animal es conocer la libertad fuera del zoológico. También encontrarás preguntas de comprensión lectora.

Puedes leer más artículos similares a El papel que juega la tristeza en el desarrollo emocional de un niño, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.