3 guiones de obras de teatro muy cortas con moraleja para los niños

Tres obras teatrales para representar y reflexionar con tus hijos en casa o con tus alumnos en clase

Beatriz Martínez

Seguro que tus hijos saben muy bien lo que son las fábulas, unas narraciones breves con moraleja. ¿Y si te dijéramos que también hay guiones de obras de teatro muy cortas con moraleja? ¡Las hemos hecho nosotros! Y no es por presumir, pero nos han quedado de lo más bonitas. Aquí te proponemos tres que transmiten a los niños una gran enseñanza: la primera habla de la vanidad; la segunda, de la importancia de no juzgar; y la tercera del valor de la humildad.

Tus hijos o alumnos se lo pasarán en grande interpretando y además aprenderán una valiosa lección. En Guiainfantil.com os proponemos representar estas obras de teatro en casa.

Guion de la obra de teatro muy corta 'La tortuga y la libre vanidosa'

Guiones de obras de teatro muy cortas con moraleja

Con esta primera obra de teatro, que bien podemos interpretar en casa con los hijos o en la escuela con los alumnos, les vamos a enseñar que es bueno sentirnos orgullosos de nuestros logros, pero que eso no quiere decir ser presumidos, orgullosos o vanidosos. ¿Queréis saber lo que le ocurre a nuestra amiga la liebre? ¡Verás qué sorpresa se lleva!

Descripción de la obra: Había una vez una tortuga que se esforzaba mucho por hacer bien las multiplicaciones que le mandaban en el colegio, tenía por compañera a una liebre muy lista pero un tanto presumida. Así que, la tortuga decirle enseñarle una valiosa lección.

Personajes: la liebre y la tortuga. Estos personajes serán interpretados por los niños. Si se quiere, se puede añadir más personajes si sois más participantes.

Lugar en el que se desarrolla la acción: una clase.

Primer acto de esta obra de teatro con moraleja

Se abre el telón. La liebre y la tortuga están en la clase con el libro abierto.

Tortuga: Los ejercicios de hoy son un poco complicados, ¿no te parece?

Liebre: ¡Qué va! Son muy sencillos.

Tortuga: ¿Por cuál vas?

Liebre: Ya casi he terminado. ¿Y tú?

Tortuga: Voy por el segundo aún. ¿Me ayudas cuando termines?

Liebre: Me gustaría pero he quedado para salir al patio.

Se cierra el telón.

[Leer +: Obra de teatro sobre la generosidad]

Siguiente acto de las obras de teatro muy cortas con moraleja

Guion de una obra de teatro para niños

Se abre el telón. La tortuga está en clase.

Tortuga: siempre me pasa igual. Termino la última. ¡Y mira que me esfuerzo!

(Entra la liebre en escena)

Liebre: ¿Todavía sigues ahí?

Tortuga: Es que las multiplicaciones me cuestan un poco pero si sigo así seguro que mejor mucho.

Liebre: ¡Mira que eres lenta!

Tortuga: (habla en voz baja) Y tú mira que eres engreída.

Tortuga: Creo que tengo que encontrar la manera de darle una lección...

Se cierra el telón.

Tercer acto de la obra teatral 'La tortuga y la libre vanidosa' para niños

Se abre el telón. La tortuga y la liebre están de nuevo en clase.

Tortuga: Liebre, te propongo una carrera.

Liebre: ¿Tú a mí? ¡Debes estar de broma!

Tortuga: He pensado que podemos hacer unas cuantas multiplicaciones y ver quién es la que tarda menos.

Liebre: ¡Ja, ja, ja! Está bien, pero que sepas que vas a perder.

Tortuga: ¡Ya veremos!

(Preparan las hojas con las operaciones)

Tortuga: Me concentraré para hacerlo lo mejor posible.

Liebre: Tengo tiempo de sobra, primero voy a dibujar un rato. Luego ya me pondré con las operaciones... Como eres tan lenta, me dará tiempo a hacerlo todo.

(La liebre, al pensar que va a ganar, se distrae y pierde mucho el tiempo)

Tortuga: ¡Terminé!

Liebre: ¿Quéééé? A mí me faltan dos operaciones aún.

Tortuga: ¡He ganado!

Moraleja: Hay que sentirse orgulloso de nuestros logros, no ser orgullosos, ¡es totalmente distinto!

Segunda obra de teatro corta con moraleja: 'El huevo mágico'

Obra de teatro muy corta para niños

En esta entretenida obra corta de teatro con moraleja aprenderemos junto a nuestros hijos que las apariencias, muchas veces, engañan. ¡Hay que saber mirar más allá! Comparte con tus hijos o alumnos los guiones de las obras de teatro antes de representarlas para que sepan de qué trata.

Descripción de la obra: Lucas se encuentra un huevo muy raro. Su abuelo le dice que es mágico pero él, que lo ve grisáceo y feo, no se lo termina de creer.

Personajes: Lucas y el abuelo. Este último lo puede interpretar un niño disfrazado con el sombrero del abuelo.

Lugar en el que se desarrolla la acción: una casa.

[Leer+: Tres obras de teatro para fomentar la autonomía de los niños]

Comienza la presentación entre las obras de teatro muy cortas para niños

Se abre el telón. Lucas está en el salón con su abuelo.

Lucas: ¿Qué haces, abuelo?

Abuelo: Nada, hijo, estaba pensado.

Lucas: ¿En qué?

Abuelo: Pues en lo que me divertía cuando era joven, ¡siempre estaba explorando!

Lucas: ¡Yo también soy un explorador!

Abuelo: Claro que sí, de eso no me cabe duda.

Lucas: ¿Y qué explorabas?

Abuelo: ¡De todo! Te enseñaré unas fotos de cuando tenía tu edad.

(Coge un álbum de fotos y se lo enseña a su nieto). Se cierra el telón.

[Leer+: Obras de teatro con solo dos personajes]

Segundo acto de la segunda obra de teatro con moraleja

Obras de teatro cortas para niños

Se abre el telón. Lucas está en el patio. A su lado hay un huevo.

Lucas: ¿Qué es esto? Parece un huevo, qué raro es. ¿Quién lo habrá puesto ahí? Será mejor que llame al abuelo. ¡Abueloooo!

(El abuelo entra en escena)

Abuelo: ¿Qué sucede?

Lucas: Mira, abuelo, aquí hay una cosa muy extraña.

Abuelo: Parece un huevo...

Lucas: Sí, un huevo feo y raro.

Abuelo: Quizás sea algo interesante.

Lucas: No sé yo, parece que está podrido, lo voy a tirar a la basura.

Abuelo: Igual deberíamos investigar un poco más.

Lucas: Creo que no merece la pena.

(Lucas coge el huevo y lo mete dentro del cubo de la basura). Se cierra el telón.

Último acto de esta obra de teatro sobre las apariencias

Se abre el telón. El abuelo está en el sofá con un libro en las manos.

Abuelo: Lucas, mira lo que he encontrado.

Lucas: ¿El qué?

Abuelo: Es una revista antigua, en ella se habla de los huevos mágicos. Puedes leerlo por ti mismo. Dice que son mágicos, su aspecto exterior es raro pero por dentro son preciosos. Incluso pueden conceder deseos.

Lucas: ¿Y si es el huevo que tiré a la basura?

Abuelo: Tal vez, solo hay una forma de comprobarlo...

Moraleja: ¡No hay que fiarse de las apariencias!

El ratón burlón, obra de teatro que enseña a los niños a ser humildes

Representar teatro infantil en casa con tus hijos

La humildad es otro valor que debemos mostrar a nuestros hijos y, para eso, podemos representar con ellos esta obra de teatro muy corta. ¡Seguro que les gusta mucho!

Descripción de la obra: Resulta que había una vez un ratón muy astuto, listo, ágil y sagaz pero que a la vez era un tanto presumido y no entendía de la importancia de ser humilde.

Personajes: El ratón, diferentes animales del bosque que puede elegir los mismos niños.

Lugar en el que se desarrolla la acción: El bosque. Podemos montar el decorado con los niños poniendo dibujos que reproduzcan un bosque por las paredes.

Principio de este guion de la obra de teatro corta con moraleja

Se abre el telón. El ratón está en el bosque.

Ratón: ¡Qué bonito día hace hoy! Iré a dar un paseo. (Se encuentra con la lechuza). Hola, señora Lechuza, ¿qué tal está hoy?

Lechuza: Pues tengo mucho trabajo por hacer. ¿Me ayudas?

Ratón: Es que iba de paseo...

(En esto se encuentra con una ardilla)

Ardilla: Será mejor que esconda estas bellotas bajo tierra...

Ratón: ¿Qué sucede?

Ardilla: Estoy preparando mi alimento de la semana.

Ratón: A mí se me da genial lo de hurgar en la tierra.

Ardilla: ¡Pues qué suerte!

Ratón: Pues sí, me siento orgulloso de ello.

Ratón: Además, se me da genial hacer figuras de barro y plastilina que luego vendo para sacar un poco dinero.

Se cierra el telón.

Una obra de teatro corta para niños con moraleja

Final del guion con enseñanza para niños

Se abre el telón. Ratón está haciendo sus figuras de barro.

Ratón: ¡Qué bonita me ha quedado esta!

Tortuga: ¿Cuánto vale?

Ratón: Pues 16 peniques.

Tortuga: ¿Tanto?

Ratón: Sí, es que es muy bonita.

Tortuga: No sé, me parece un poco cara... Está bien, aquí tienes.

(En ese momento empieza a llover y las figuras de Ratón se derriten)

Tortuga: Mejor no la quiero, de nada me vale una figura deshecha.

Ratón: (con cara de asombro) ¡No me lo puedo creer!

Ratón: Ahora ya no tengo mis figuras, ni puedo excavar en la tierra pues está todo empapado.

Ratón: No me queda nada, tendré que pedir ayuda a los amigos del bosque.

Ratón: Quizás no me quieran ayudar, no les ayudé yo a ellos cuando lo necesitaban.

Ratón: ¡Qué gran lección he aprendido en este día de lluvia!

Moraleja: Mejor ser siempre humilde y ayudar a los demás, tengas o no poder, porque un día lo puedes perder.

¿Qué os han parecido estos guiones de obras de teatro con moraleja? ¿Tenéis una favorita?

Puedes leer más artículos similares a 3 guiones de obras de teatro muy cortas con moraleja para los niños, en la categoría de Teatro en Guiainfantil.com.