Rogelio, el malhumorado. Obra de teatro corta para niños sobre la ira

Guion de una representación teatral para tus hijos o alumnos sobre la emoción de la ira o el enfado

Beatriz Martínez

Representar obras de teatro cortas con niños y niñas es, además de un pasatiempo perfecto, una forma excelente de enseñarles distintas cosas como los valores y la gestión de las emociones. En Guía Infantil hemos elaborado el guion de una obra de teatro corta para niños sobre la ira, con ello, los peques verán que todos, muchas veces, notamos dentro una explosión de ira, pero que no es más que otro sentimiento que se debe expresar con palabras.

Pónganse cómodos, que aquí da comienzo 'Rogelio, el conejo malhumorado', una obra de teatro corta sobre la emoción del enfado.

Guion de una obra de teatro sobre la ira: Rogelio, el malhumorado

Una obra de teatro corta para niños sobre la ira

La obra de teatro corta 'Rogelio, el conejo malhumorado' habla sobre la ira, sobre la importancia de conocer esta emoción y de cómo, poco a poco y con ayuda de los demás, aprender a gestionarla y a no dejar que nuestro mal humor, en este caso el del pequeño conejo Rogelio, interfiera en nuestro día a día o en las relaciones con los demás.

Muchas veces niños y niñas no saben cómo controlar la ira que notan en su interior en situaciones en las que las cosas no les salen como ellos quieren, por ejemplo, cuando se termina la hora de ver la televisión o cuando les decimos que no les vamos a comprar el juguete que piden. Es entonces cuando gritan, patalean o incluso dicen palabrotas y pegan. ¿Qué podemos hacer entonces? Pues hablarles con calma, explicarles que pueden expresar cómo se siente de forma tranquila y ofrecerles distintas herramientas como cuentos y la obra de teatro que aquí te proponemos.

Descripción de la obra: En un pequeño bosque vivía Rogelio, un conejo malhumorado, con sus papás y su hermano pequeño. Cada tarde, salía a jugar al valle con los otros animales pero siempre regresaba enfadado por algún motivo. Un día, sus amigos, cansados del mal humor de Rogelio, decidieron darle una lección. ¡Vaya si lo consiguieron!

Personajes: Rogelio, sus padres, su hermano Pepe, Lucas el pato, Sara la ardilla y Paco el búho.

Lugar de acción: el bosque.

Primer acto de esta divertida representación teatral para niños

Comienza la obra de teatro para niños sobre la ira

Se abre el telón, Rogelio está en casa jugando.

Mamá: Cariño, creo que es hora de que dejes de jugar y te pongas a hacer la redacción que te han mandado en el colegio.

(Rogelio mira a su mamá pero no dice nada y sigue jugando)

Mamá: ¿Me has escuchado? Si necesitas ayuda con los deberes solo tienes que decírmelo.

(Rogelio sigue sin decir palabra)

Mamá: Cielo, no me haces caso. Si no haces la redacción ahora la tendrás que hacer luego y no se si te dará tiempo de ir a jugar al valle con tus amigos.

Rogelio: (se levanta malhumorado, coge uno de sus juguetes y lo tira al suelo) ¡Yo quiero ir a jugar al valle!

Mamá: Lo sé, por eso te digo que hagas ahora los deberes, para que luego te dé tiempo de ir a jugar afuera.

(En ese momento entra en escena el papá y el hermano Pepe)

Pepe: ¡Qué divertido es este juego, papá!

Papá: Lo sé a mí también me gusta mucho.

Rogelio: Qué morro, Pepe no tiene que hacer tareas.

Papá: Lo sé, eso es porque todavía es pequeño, pero ya las hará cuando crezca.

Rogelio: Yo no quiero hacer los deberes. (Se va a su habitación dando un portazo)

(Al rato llega la hora de ir a jugar al valle)

Rogelio: (sale de la habitación y pregunta) ¿Puedo ir al valle?

Papá: Está bien, pero solo un rato, luego tendrás que hacer la redacción.

Rogelio: Está bien. (Sale de casa para ir al valle)

Se cierra el telón.

Segundo acto de la obra de teatro corta para niños sobre la ira

El guion para representar este teatro con niños

Se abre el telón. Rogelio, su hermano Pepe, Lucas el pato, Sara la ardilla y Paco el búho están en valle.

Pepe: ¡Mirad! Ahí hay una mariposa.

Sara: ¡Qué bonita!

Paco: Eso me recuerda que mi redacción de la semana la he hecho de las mariposas y otros animales que pueden volar. Ya solo me queda el dibujo, creo que voy a dibujar a la que ha encontrado Pepe.

Sara: Yo mi redacción la he hecho de los tigres, son mis animales favoritos.

Lucas: Pues yo de las aves, ya solo me queda colorear el dibujo.

Sara: (se dirige a Rogelio) ¿Tú de qué la has hecho?

Rogelio: Aún no he empezado. No tenía ganas.

Lucas: Pero luego cuando llegues a casa vas a estar más cansado.

(Rogelio empieza a enfadarse pero no dice nada)

Lucas: ¿Jugamos al pilla-pilla?

Todos: ¡vale!

(Se ponen a correr unos de detrás de otros, Rogelio es el primero en ligarla)

Rogelio: Corréis mucho, ya no quiero jugar a esto.

Pepe: ¡Es muy divertido!

Lucas: Es verdad, esto de correr está genial.

Rogelio: ¡Qué no! (Da un empujón a Paco y sale corriendo)

Sara: Ya se ha enfadado otra vez.

Lucas: Siempre está igual. Creo que deberíamos hacer algo para ayudarle.

Paco: (habla en voz baja) Se me ocurre una idea...

(Los amigos se ponen en círculo para planear algo)

Se cierra el telón.

Tercer y último acto de Rogelio, el malhumorado

Obra de teatro para niños sobre la ira y el enfado

Se abre el telón. Los amigos vuelven a estar en el bosque.

Sara: (en voz baja) Por ahí viene Rogelio, recordad cuál es nuestro plan.

Todos: De acuerdo.

Rogelio: Hola.

Todos: Hola, Rogelio.

Lucas: ¿Os apetece jugar al escondite?

Todos: Vale.

(Los amigos se esconden, Sara es la que busca y encuentra primero a Rogelio)

Rogelio: Eso es trampa, has mirado. (Se sienta en un banco y tira una piedra)

Sara: Rojo.

Rogelio: ¿Qué has dicho?

Lucas: Azul.

Paco: Verde.

Rogelio: (pone cara extrañado) ¿Qué os pasa a todos?

Pepe: (no entiende muy bien qué ocurre pero como le gustan los colores también dice uno) Amarillo.

Rogelio: (Se ha olvidado de su mal humor por un momento y decide reírse). ¿Jugamos otra partida?

Todos: Pues claro.

(Al rato viene el papá de Rogelio a buscarles pues aún tiene que hacer la redacción)

Rogelio: (al ver a su papá se esconde tras una piedra grande) ¡No me quiero ir!

Papá: Es tarde y tienes que hacer cosas.

Rogelio: ¡Qué no!

Todos los amigos: Rojo, azul, verde.

Rogelio: Ya estáis como los colores. (De nuevo se olvida de su enfado, le da la mano a su papá, se despide de sus amigos y se va a casa)

Rogelio: Papá, ¿por qué dicen mis amigos esos colores?

Papá: Pues no estoy seguro pero yo creo que es para decirte que no te enfades tanto.

Rogelio: ¿De verdad me enfado tanto?

Pepe: Pues sí, te enfadas mucho y cuando lo haces tiras cosas y empujas.

Rogelio: Vaya, es verdad, no me había parado a pensarlo. Está bien, a partir de ahora cuando vea que tengo mal humor diré un color para intentar que se me pase.

Papá: Me parece una idea genial. ¿Sabes qué más puedes hacer?

Rogelio: ¿El qué?

Papá: Pues hablar y decir por qué estás enojado, si expresamos lo que sentimos la ira se va como por arte de magia.

Rogelio: Vale, voy a intentarlo.

(Llegan a casa y Rogelio le da un fuerte abrazo a su mamá)

Se cierra el telón.

Fin de la obra de teatro sobre la ira. ¿Os ha gustado?

Puedes leer más artículos similares a Rogelio, el malhumorado. Obra de teatro corta para niños sobre la ira, en la categoría de Teatro en Guiainfantil.com.