El enfado de Roqui. Fábula moderna para niños sobre la empatía

Cuento infantil sobre los enfados y la empatía de los niños

María O´Donnell
María O´Donnell Escritora de cuentos

Los conflictos entre los niños son habituales porque en la mayoría de los casos hay malentendidos. Dialogar con la otra persona para saber su punto de vista, o darle la oportunidad de explicar sobre un hecho suele ser la mejor manera de resolver los problemas.

La tortuga Roqui estaba muy enfadada porque el erizo Púa le había hecho daño y se había colado en la fila de los columpios. Esta fábula moderna para niños nos ayudará a explicarles a través de la literatura infantil por qué deben dialogar para resolver los problemas.

Fábula moderna para niños sobre la empatía y los enfados

Fábula para niños sobre la empatía

La tortuga Roqui estaba muy disgustada con el erizo Púa. Cuando los dos estaban en la cola de los columpios, Roqui pensó que Púa le había pinchado aposta con una de sus espinas y luego no había respetado su turno y se le había colado.

En realidad, el pobre erizo había tropezado con una piedra, se había apoyado en Roqui para no caer y había vuelto a la fila sin fijarse bien en cuál era su sitio. El erizo Púa tampoco se dio cuenta de que le había hecho daño a la tortuga.

Roqui estaba enfadadísima, pero en vez de hablarlo directamente con Púa, se lo contó a la ardilla Cascabel, al ratón Boliche y al burro Galileo.

- ¿Sabéis lo que me ha hecho Púa? ¡Me ha clavado una espina en la pata para adelantarse en la cola!

- ¡Qué malo y qué abusón! - dijeron Cascabel y Boliche.

Galileo, más prudente, añadió:

- A lo mejor lo ha hecho sin querer.

- ¡Claro que no! - gruñó Roqui - ¡Hoy no pienso hablarle!

Y así lo hizo la tortuga, que estaba muy enfadada. Cada vez que se le acercaba Púa, se escondía en su caparazón, dejando al erizo desconcertado.

- ¿Qué le pasa a Roqui conmigo?

- Tú sabrás... - le contestó Cascabel.

El enfado de Roqui. Fábula moderna para niños

Entonces el burrito Galileo dispuesto a buscar una solución entre sus dos amigos, los reunió debajo del olivo del patio y le preguntó a Roqui:

- ¿Por qué te has peleado con Púa?

- Porque me ha pinchado para adelantar un puesto en los columpios.

- ¿Ha sido así? - preguntó Galileo al erizo.

- ¡Nooo, no lo he hecho aposta! Es que he dado un traspiés. Ahora me doy cuenta de que he pasado a los columpios antes que tú, pero fue sin querer. Si además te he hecho daño, lo siento el doble.

A Roqui se le pasó el enfado al ver lo que en realidad había pasado y volvió a ser amiga de Púa. Después, le aclaró el malentendido a Cascabel y a Boliche.

Moraleja: Antes de enfadarte, escucha a la otra parte.

Ejercicios de comprensión lectora basados en este cuento infantil

Actividades sobre el cuento infantil

Descubre si tu hijo ha entendido la fábula de El enfado de Roqui con estas sencillas preguntas de comprensión lectora. Una buena comprensión lectora es primordial para ayudar a tu hijo a aficionarse a la lectura.

1. Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento de Roqui

- ¿Por qué se enfadó la tortuga Roqui?

- ¿A quién se lo contó Roqui?

- ¿Quién les ayudó a arreglar el problema?

- ¿Qué había pasado? ¿Por qué Púa había pinchado a Roqui?

- ¿Cómo se solucionó el problema?

2. Describe con tres adjetivos a los personajes
Pídele a tu hijo o hija que utilice algunos adjetivos que conozca para describir a los protagonistas del cuento según lo que habéis leído sobre ellos. Este es un ejercicio que sirve para evaluar la comprensión lectora del niño o niña, pero también su imaginación y su vocabulario.

3. Imagina un final alternativo
¿Qué habría pasado si Galileo no hubiera intentado resolver el conflicto? ¿Y si Roqui no hubiera perdonado a Púa y siguiera enfadada? Propón a tu hijo o tu hija que invente un final alternativo a esta historia. Con esta actividad conseguiremos estimular la creatividad y la expresión oral o escrita.

4. Y tú, ¿qué habrías hecho?
Esta fábula moderna habla a los niños sobre la empatía. Por eso, te proponemos un ejercicio para que tu hijo se ponga en la piel de los personajes. Pregúntale qué habría hecho él/ella si fuera Roqui, si fuera Púa o si fuera Cascabel o Galileo.

Cómo fomentar la empatía de los niños y enseñarles a pedir perdón

Educar en la empatía y perdón a los niños

A través de la fábula de la tortuga Roqui podemos trabajar distintos tipos de aprendizajes con los niños. Podemos enseñarles a ponerse en la piel de otros, para comprender su punto de vista desde la empatía; como la tortuga Roqui, que aprendió que antes de enfadarse tenía que escuchar a Púa. Pero, igual que Púa, también podemos enseñarles que hay que aceptar nuestros errores, aprender de ellos y pedir perdón, si hemos causado algún daño.

Para todo ello, a continuación te enseñamos una serie de consejos:

- La mejor forma de educar a los niños en valores es utilizar nuestro ejemplo. Esto significa que los padres debemos ser empáticos y pedir perdón (también a los hijos) para que los niños aprendan a reconocer las situaciones en las que deben hacerlo.

- Para tener empatía, debemos enseñar a los niños a reconocer las emociones propias y ajenas. De ahí, la importancia de proporcionarle una educación emocional completa desde que son pequeños.

- Debemos explicar a los niños que, aunque no nos guste equivocarnos, podemos aprender mucho de nuestros errores. Para que lo vean de una manera más sencilla, podemos explicarles una experiencia propia. Por ejemplo: 'El otro día, iba despistada andando por casa y rompí un jarrón. ¡Ya sé que tengo que prestar más atención cuando esté por casa!'.

Fomentar la empatía y el perdón en los niños

- Los distintos cuentos infantiles son una herramienta muy útil para que los niños aprendan de una manera práctica a identificar las emociones o diferencia las buenas de las malas actitudes. A través de los personajes (también de los poemas, de las obras de teatro, de las leyendas, de las fábulas...) les resulta más sencillo aproximarse a los distintos conceptos de los que aprender.

- Cuando hacemos algo mal o herimos a alguien, debemos pedir perdón y tratar de reparar nuestro daño. Por eso, es necesario enseñar a los niños a decir lo siento o pedir perdón. Sin embargo, no tiene sentido obligar a los niños a pedir disculpas, ya que si no lo hacen de corazón, no aprenderán a hacerlo.

¿Sabías que pedir perdón también tiene beneficios para quien lo dice? Según se explica en el estudio 'Educar en el perdón' de Inés Serrano para la Universidad CEU San Pablo, disminuye la depresión y la ansiedad, nos hace sentir una mayor satisfacción y gratitud, promueve las relaciones sociales positivas. Incluso, aumenta nuestra calidad de vida por ser más felices. De ahí, la importancia de enseñar a los niños a perdonar.

Más recursos educativos para educar en valores a los niños

Como ya te adelantábamos, los cuentos y demás recursos educativos nos ayudan a educar en valores a nuestros hijos. Por eso, a continuación te proponemos una serie de cuentos que explican a los más pequeños algunos valores importantes como la amistad, la empatía o la bondad.

Puedes leer más artículos similares a El enfado de Roqui. Fábula moderna para niños sobre la empatía, en la categoría de Fábulas en Guiainfantil.com.