Ejercicios de estimulación en el agua para bebés

Juegos y actividades para estimular al bebé en la piscina

De todos es sabido que la natación siempre ha sido, y es, un deporte muy completo. Gracias al desplazamiento a través del medio acuático se ponen en marcha casi todos los músculos de nuestro cuerpo, y en el caso de los bebés, es muy importante para el desarrollo de las áreas motoras, cognitivas, sensoriales y sociales. 

Que los bebés, o niños más mayorcitos, estén en contacto con este medio, supone un desarrollo de la musculatura, refuerza la capacidad respiratoria y ayuda a la expulsión de mocos en caso de congestión. Y por supuesto, y esto gustará a muchas mamás y papás, mejora el apetito, aumentándolo (y es que el agua da mucha hambre). Y una gran multitud de beneficios, pero lo más importante es que ayuda a mejorar el vínculo entre mamá o papá e hijo fortaleciendo el afecto.

Juegos de estimulación para bebés en la piscina

Juegos de estimulación para niños en el agua

Un aspecto a tener en cuenta si estamos con bebés de 6 a 9 meses es que desde que nacemos y hasta esta edad, los bebés presentan el reflejo llamado “corte glótico”. Consiste en que aunque el bebé se sumerja en el agua, la glotis se cierra impidiendo que entre nada en las vías respiratorias. Si no se estimula, este reflejo se pierde con más rapidez. De este modo una manera de tenerlo activo más tiempo es llevando a cabo inmersiones controladas:

- Cogiendo al bebé por las axilas en posición de pie dentro del agua contamos uno dos y tres, soplamos en la carita del bebé y sumergimos. Y también podéis hacer una inmersión el bebé y otra vosotros para que sea más divertido.

- Cuando tenemos al bebé sentado en el bordillo, a la que los introducimos en el agua hacemos una pequeña inmersión también.

- Colocar algún juguete sumergido completamente en el agua (piscina pequeña de poca profundidad) e intentar coger el objeto con pequeñas inmersiones. Con este ejercicio además se favorece la futura psicomotricidad y estimula su percepción visual y táctil.

Otro aspecto importante es inculcar a los bebés el respeto al medio, esto es, que cuando juguemos con los bebés o peques cerca del agua tratemos de hacer que se entren o se lancen al agua a la orden de los papás mediante el:  1, 2, y 3!! o preparados, listos ya!!…..y nunca antes o sin ninguna orden.

Ejercicios para realizar en el agua con el bebé

Así sentados en el bordillo o de pie (según sea el niño) haremos ambos ejercicios:

- 1, 2, y (esperáis unos minutos) 3 y cada vez alargando más la espera del 3.  O preparados, listos….. ya! Igual que el anterior.

- También saltando algún obstáculo (aro, plancha, tabla, churro etc.)

- Cuando son muy pequeñitos pondremos la cabeza del bebé sobre nuestro hombro para darle seguridad y nos desplazaremos poco a poco.

- Dominado el ejercicio anterior podremos colocar algún tipo de material auxiliar: tabla, churro…debajo de la nuca del bebé y dejarle flotar.

- Ayudándonos de material auxiliar o no, poner al bebé en posición dorsal  y hacer desplazamientos de un lado al otro de la piscina.

Y por último El trabajo en posición boca abajo, mejora el tono cervical así como fortalece la columna y torso y hace que la búsqueda de objetos sea más fácil:

- Colocar un churro debajo de la tripita del bebé y hacer desplazamientos para alcanzar algún objeto.

- Coger de las manitas del bebé y animarle a que haga patada de crawl.

- Que lleve objetos de un lado a otro de la piscina. Colocamos una tabla delante del niño, la cogerá con las manos y al mismo tiempo llevaremos el objeto en cuestión hacia el otro lado.

Marta Veguillas, Pedagoga especialista en Atención Temprana y Educadora en masaje Infantil

Marta Veguillas Ocaña

Pedagoga especialista en Atención Temprana y Educadora en masaje Infantil
Blog: http://atempramv.blogspot.com.es