Actividades con niños para los días de mucho calor

Planes divertidos con niños en plena ola de calor

Llega el calor y parece que los niños se revolucionan. Están casi terminando el curso, a punto de estallar de cansancio tras un largo año escolar, y, al igual que nosotros, solo tienen en la cabeza irse de vacaciones.

Hacer planes durante esos días es primordial si no queremos que nuestros hijos pasen el día sudando aburridos y tirados en el sofá de casa; pero no todos los planes son válidos, algunos pueden ser demoledores cuando el calor aprieta. Estas actividades con niños son ideales para días de mucho calor.

Propuestas de actividades con niños para días de mucho calor

Actividades con niños para días de mucho calor

Olvídate de pasear o salir con la bici hasta la puesta de sol, tampoco son una buena opción los zoológicos o parques de atracciones, y la ciudad resulta un auténtica olla a presión, así que debes hacer los planes a primera hora del día o a última y, a ser posible, en el campo. ¡Ah! y no te olvides de llevar una botella con agua si no queréis morir por deshidratación

Aquí os dejo algunas ideas para hacer con los niños cuando el calor se hace insoportable.

1- Si vives en algún lugar cerca de la playa lo tienes muy fácil. No hay nada mejor que disfrutar del mar, la arena, y la brisa marina, pero ya sabes que tendrás que ir cargado con la sombrilla, el protector solar, una gorra, y un tentempié fresquito. Evita el sol desde las 12 hasta las 6 de la tarde.

2- Para los que viven en el interior hay otras opciones para ponerse a remojo; lo mejor las piscinas, lagos, ríos, embalses y piscinas naturales, siempre que sean aptos para el baño y con condiciones de seguridad. Además el entorno bien merece la pena hacer una pequeña ruta andando a primera hora, el esfuerzo tendrá su recompensa con un baño en plena naturaleza. Si tus niños se aburren de bañarse, siempre puedes hacer deportes acuáticos con ellos, una canasta en el agua o unas simples palas les tendrán entretenidos un buen rato.

3- Los parques acuáticos son planes excelentes cuando tenemos todo el día por delante. Cansados pero divertidos.

4-  Puedes juntarte con unos cuantos amigos de tu hijo y hacer una guerra de globos de agua en el parque, o déjales que se metan en los aspersores del jardín, o riégales con una manguera, a veces esos planes de improviso son mucho más divertidos que pasar la tarde en la piscina.

5- Museos, talleres y bibliotecas con aire acondicionado. No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de aire fresquito durante una mañana calurosa mientras veis una exposición o tus hijos realizan talleres.

6- El cine al aire libre. Aunque los cines en las salas convencionales son una buena opción para deshacernos del calor por el aire acondicionado, los cines al aire libre nocturnos resultan más divertidos. Podéis llevaros un bocadillo y disfrutar de la película a la luz de las estrellas.

7- Conciertos familiares. Es vacaciones, no importa que de vez en cuando nos acostemos tarde, así que aprovechar para poder escuchar algún cantante que le guste a toda la familia.

8- Huye de la ciudad a la sierra. La montaña siempre te aportará una alternativa al bochornoso calor de la ciudad, y además disfrutarás de unas vistas magníficas.