Que los niños no se dejen influenciar por la presión de grupo o amigos

Cómo conseguir que tus hijos que sean ellos mismos y no se dejen manipular

Elaine Féliz
Elaine Féliz Educadora sexual

Queremos que nos hagan caso a la primera, que no cuestionen lo que les decimos... pero también deseamos que sean ellos mismos, que tengan personalidad, que sepan decir 'no' a las injusticias, que desarrollen un pensamiento crítico y que, por supuesto, nadie venga a manipularles. ¿A ti también te parece contradictorio? A continuación te damos algunas claves para que los niños no se dejen influenciar por esa presión de grupo que sus amigos ejercen sobre ellos.

Es importante hacerles ver a los niños que no tienen por qué dejarse influir y hacer todo lo que le digan los amigos ni tampoco comportarse de un modo diferente cuando está con otras personas, pueden ser ellos mismos en cualquier situación y circunstancia.

Conseguir que los niños no se dejen influenciar por sus amigos

Enseñar a los niños a que no se dejen influenciar por amigos

Resulta complicado enseñar a nuestros hijos a ser ellos mismos y a no dejarse influenciar en exceso por las opiniones de los demás cuando los adultos que estamos a su alrededor, padres, madres, abuelos, tíos y maestros, nos pasamos el día diciéndoles por aquí sí, por aquí no, haz esto y lo otro...

Si no les invitamos a tomar sus propias decisiones, a tener pensamiento crítico, a ser seguros en ellos mismos, no podemos esperar que sepan qué hacer para no dejarse llevar por la presión de sus amigos.

Pero, coincidirás conmigo: es importante que los hijos desarrollen su personalidad, tengan una sana autoestima y un pensamiento crítico además de una opinión propia. No solo porque estarán construyendo su identidad como individuos únicos, sino porque es así cómo se darán cuenta de que están ante una injusticia, también les servirá para saber decir 'no' cuando así lo consideren necesario.

Durante la infancia, pero también durante la adolescencia, es importante que los niños aprendan a poner límites y a no dejarse llevar por la presión de grupo. Esto les ayudará a dejar de lado conductas peligrosas o que no les gustan.

Enseñar a tus hijos a no dejarse llevar por la presión de grupo

Cómo es la presión de grupo para los niños

Con el fin de lograr que nuestros hijos e hijas no se influencien en exceso por el entorno, la presión de grupo, y les puedan manipular para que hagan lo que los demás quieren que hagan, sobre todo si tenemos en cuenta que niños y adolescentes se mueven cada vez más en un entorno digital, deberemos tener en cuenta las siguientes claves y consejos:

1. Fomenta el pensamiento crítico y la autoestima de los niños

Fortalece el pensamiento crítico y la autoestima de tus hijos con tu apoyo incondicional, tu comprensión y cariño; es clave para que puedan desarrollar todo su potencial como personas individuales, únicas y con identidad propia. El mejor modo de hacerlo es el que ya te estarás imaginando, con tu ejemplo.

2. Muestra a tus hijos que su opinión es muy valiosa

Deja visibilizar quién es ese niño que tienes delante, qué le gusta hacer, qué le motiva, qué es lo que interesa. Y, sobre todo, ten claro que ese niño debe tener una opinión propia que también merece ser escuchada igual que la de los demás. Enseña a tu hijo desde que es bien pequeño que su opinión cuenta mucho y que tú vas a estar ahí para escucharla y respetarla incluso cuando no coincide con la tuya.

También es importante enseñarles a los niños a expresar sus pensamientos con respeto y empatía.

3. Aléjate de los estereotipos de éxito marcados por el entorno y enseña a tus niños a hacer lo mismo

El estereotipo de 'niño bueno' no es más que otra etiqueta que los adultos en ocasiones ponemos para que los niños se ajusten a los criterios que nosotros tenemos predefinidos, pero si tú también quieres que tu hijo tenga una opinión y sea responsable, trata de no calificarle como bueno o malo en función de sus actos o comportamientos. Nunca olvides que las etiquetas acaban siendo limitantes.

Aunque parezca contradictorio, igual de malo puede resultar poner una etiqueta que se considera positiva como 'niño bueno'. En realidad no es tan buena, ya que se trata de un estándar que rompe una identidad, la de nuestros hijos e hijas.

Niños que se dejan manipular por otros amigos

4. Enseña a tus hijos a hacer preguntas y a saber cuestionar lo que la presión de grupo impone

¿Sabías que un rasgo característico de inteligencia es la capacidad de cuestionarse y de hacer preguntas? Enseña a tu hijo a hacerse preguntas, todas las que quiera, cuantas más mejor y prepárate para responderlas de un modo argumentado, sincero y acorde a su edad y desarrollo cognitivo. Y es que, cuando dejas de educar a tus hijos para que cuestionen el mundo en el que viven, les estás haciendo más manipulables y manejables.

5. Las reglas de la sociedad no siempre son las correctas, los adultos no siempre tienen la razón

La sociedad les va a imponer sus ideas, por eso es vital que los padres seamos referentes siempre y en todo momento, en especial cuando los niños van creciendo y se adentran en la adolescencia ya que es una edad en la que su personalidad se está consolidando y muchas veces tienen demasiado en cuenta la opinión de su grupo de amigos.

Y tú, ¿cómo fomentas el pensamiento crítico en tus hijos?

Puedes leer más artículos similares a Que los niños no se dejen influenciar por la presión de grupo o amigos, en la categoría de Amigos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: