Regreso a clases. Gestionar en positivo la vuelta al colegio de los niños

Consejos para hacer que la vuelta al cole sea más llevadera para padres e hijos

La vuelta al colegio es siempre un tiempo en el que los nervios y la ilusión del reencuentro con los compañeros, profesores..., nos generan cierta incertidumbre. Es algo habitual que afecta a los niños y niñas y, especialmente, a los padres. Ellos esperan que todo vaya bien y lo pasan mal cuando sus hijos se quedan llorando en el colegio. Resulta muy útil tener algunas pautas para saber cómo gestionar en positivo el regreso a clases de los niños.

Los nervios ante el regreso a clases de los niños

Regreso a clases de los niños

En primer lugar, debemos tener en cuenta que los niños llevan más de dos meses con unas rutinas diferentes (y más flexibles), pasando mucho tiempo con la familia y amigos y, de repente con el regreso a clases, habrá una pequeña separación por unas horas.

Como sabréis muchos padres, muchas veces los nervios los llevamos los mayores durante todo el día, mientras que los niños, en cuanto llegan al colegio y están un rato, se les pasa. A excepción de aquellos que llegan a un colegio nuevo, los más pequeños o casos puntuales.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es que, al igual que nosotros sabemos que se nos acaban las vacaciones y debemos volver al trabajo, los niños también lo saben. Comento esto porque es muy habitual escuchar unos días e incluso semanas antes de empezar las clases, eso de... 'ya no queda nada para empezar', 'en unos días volvemos al colegio', etc.

Por mucho que nos guste nuestro trabajo, no nos hace mucha gracia que nos lo estén recordando cada día y a los niños tampoco. Evitemos ese tipo de comentarios y ayudemos a que su adaptación para la vuelta al colegio sea más llevadera.

¿Cómo gestionar en positivo la vuelta al colegio de tus hijos?

Gestionar en positivo la vuelta al cole

¿Qué aspectos podemos tener en cuenta para que la vuelta al colegio no genere tanto nerviosismo? Aquí van algunas ideas.

1. Debemos tener claro que los nervios y todo lo que genera (falta de apetito, dolor de estómago, lloros...) son normales y no los vamos a poder eliminar ya que es algo natural del ser humano ante alguna novedad o algo que, de alguna forma, desconocemos.

2. Resulta muy positivo que, cuando vayamos a hacer las compras de libros, material escolar..., lo hagamos con los niños y sean partícipes de este momento. Esto ayudará a tus hijos o hijas a estar más motivados con la vuelta al colegio, a escoger y elegir aquello que les gusta les dará una dosis extra de positivismo.

Por ejemplo: enseñar mi nueva mochila, estuche o carpeta a los compañeros es algo que les ayuda a ir con una predisposición diferente.

3. Retomar las rutinas del curso unos días antes de comenzar. Es decir, una semana antes iremos estableciendo unas pequeñas rutinas para que el día que tengan que empezar no sea tan 'brusco' el cambio. Por ejemplo: podemos ir creando de nuevo los hábitos de sueño yendo a la cama cada día un poco antes, levantarnos un poco más temprano cada día...

4. Organizar el material escolar y su zona de estudio es algo que deben empezar a hacer todos los niños en función de su edad, pero los días antes les servirá para ser más conscientes de que empezarán la escuela y no será tan repentino como pasarse el día anterior organizando todo y generando más tensión. Además, les ayudará también a ganar en seguridad, autonomía y responsabilidad. Los adultos reforzaremos positivamente este trabajo diario.

Más pautas a recordar en el inicio al curso de los niños

Vuelta al colegio en positivo

Más allá de los consejos anteriores, es importante también tener en cuenta las siguientes pautas:

5. Pasar tiempo con los niños y preguntarles sobre qué tal les ha ido, que novedades hay, cómo se han sentido, etc. En definitiva tener un tiempo en el que sientan que están siendo escuchados es esencial para que, cada vez más, ganen en confianza a la hora de contarnos cualquier inquietud, miedo...

6. Evitemos el dramatismo. Es normal que los padres estén muy nerviosos (tanto o más que los hijos) como he apuntado antes, pero es esencial transmitirles calma, ilusión y alegría en ese día. Ellos tienen muchos nervios que no pueden controlar y somos los adultos los que debemos intentar regular esa situación. Si nos venimos abajo o les transmitimos esa inseguridad, les afectará mucho más y la situación será mucho más dramática de lo que podría ser.

Como he destacado anteriormente y muchos de los que nos leéis sabréis bien, ellos salen de la escuela contentos y los adultos pasamos el día peor; pensando cómo les habrá ido, si han llorado mucho... Por eso debemos regular y controlar la situación.

7. Un aspecto esencial en el regreso a clases y en el día a día, es evitar la sobreprotección. Está claro que queremos a los niños y lo que les pase nos duele más que a ellos, pero debemos aprender a gestionar la situación sin caer en la sobreprotección, ya que podemos provocar mayores inseguridades, frustraciones y miedos a los más pequeños. Para evitar esta situación, debemos darles mayor autonomía, dejar que se equivoquen y aprendan de los errores. Sus decisiones formarán parte de su aprendizaje.

¿Qué hago si mi hijo llora y no quiere entrar en el colegio?

Niños que lloran en el regreso a clases

Como he señalado anteriormente, debemos intentar mantener la calma, transmitir a nuestro hijo seguridad e intentar aplicar los puntos antes expuestos. Es normal que nuestro pequeño llore y que tenga cierta inquietud ante el regreso a clases. Pero debemos evitar alargar ese 'sufrimiento' más tiempo.

Si vemos que después de hablar con él se ha calmado, es el momento de dejarlo en el colegio e irnos. No volvamos a iniciar la despedida de nuevo ya que será mucho más angustioso para todos.

[Leer +: Carta de bienvenida de un maestro a sus alumnos]

- Comprensión y diálogo.

- Acompañarle con otro amigo/a que conozca y con el que se sienta bien.

- Evitar la despedida en exceso.

No hay una fórmula mágica. No vamos a evitar los nervios ni la tensión del primer día de clases, pero podemos ayudar a que sea un poco más llevadero, y esto supone gestionar el regreso a clases de una forma más positiva. Recuerda que pronto se les pasa y son etapas de la vida y de su madurez que debemos reforzar siempre desde la empatía y el amor.

Puedes leer más artículos similares a Regreso a clases. Gestionar en positivo la vuelta al colegio de los niños, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: