4 situaciones cotidianas en las que decir NO a los niños les beneficia

Poner límites a tus hijos les ayuda a ser más autónomos y a tener más confianza en ellos

Adriana Méndez
Adriana Méndez Redactora y psicóloga

La crianza de los hijos es, en muchas ocasiones, algo muy difícil para los padres. No existe un manual que exprese claramente la mejor forma de educar a los hijos y poner límites a menudo se hace cuesta arriba. Sin embargo, sabemos que el cerebro de los niños necesita esas normas pues le ayudan a saber qué esperar de cada situación. Y, aunque nos cueste, hay algunas situaciones cotidianas en las que decir NO a los niños les beneficia y les ayuda a ser más autónomos y a crecer con autoestima. ¿Te imaginas cuáles son estos momentos?

La importancia de poner límites a los niños y decirles que NO

Poner límites a los niños y decir No

Los límites son una gran herramienta para que los niños comprendan que no se puede tener todo o hacer todo, así como a respetar la autoridad, que serían los padres, abuelos, maestros o entrenadores (al tiempo que los niños reciben respeto por su parte). A medida que van creciendo, nuestros hijos empiezan a desarrollar su personalidad y al tener reglas que acatar y límites que respetar, su independencia, capacidades y habilidades, se fortalecen cada vez más.

Cuando los padres ponen límites a los niños les están enseñando a comprender que tener reglas en la vida permite adaptarse a las situaciones, evitar peligros y convivir de la mejor manera. Otro gran beneficio es que aprenden a tener una autorregulación emocional y ser más empáticos sin que esto signifique renunciar a sus creencias personales. Por otro lado, los límites aportan seguridad a los niños, pues saben qué está permitido y qué no, lo que les hace sentir más confiados.

Para el correcto desarrollo emocional de los niños es importante que aprendan a cumplir con los límites que proponemos en casa ya que, en los primeros años, el cerebro va comenzando a acumular conocimientos y empiezan a saber cómo lograr lo que quieren.

[Leer +: Poner límites a los niños generando miedo o respeto]

Situaciones en las que decir NO a los niños les ayuda y beneficia

Las situaciones en las que decir NO a los niños

Los límites van de la mano con el hecho de tener que decir NO a los niños cuando sea necesario, pues es la palabra clave para mandar un mensaje rotundo: que algo está mal o aún no se puede hacer. Sabemos que para muchos padres, decir que no a sus hijos puede ser todo un reto, ya que les puede doler la reacción que tengan sus pequeños.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que decir NO a los niños es necesario, pues les estamos ayudando a cumplir con esos límites así como a ser más autónomos y capaces. A continuación detallamos algunas de estas circunstancias en las que es mejor decir NO a tus hijos, en lugar de SÍ.

1. Di NO a tu hijo cuando te pida ayuda para algo que, en realidad, puede hacer él solo
Muchas veces los padres saben que sus hijos son capaces de hacer tal o cual cosa pero, como también nos pasaría a los adultos, siempre es más sencillo cuando alguien lo hace por ti. Por ejemplo, es más cómodo que otra persona te lleve la ropa sucia al cesto, en lugar de tener que hacerlo tú. Eso hace que algunos niños se sientan tentados a pedir ayuda (para atarse los cordones, para recoger la habitación, para hacer la cama...) para algo que, en realidad, ya son capaces de hacer ellos solos.

El decir no de manera apropiada, permite que los niños comiencen a adquirir confianza en ellos mismos y aprender que sí pueden hacer las cosas por sí mismos.

Límites para decir NO a los niños

2. Es mejor decir NO a tus hijos cuando consideras que es mejor esperar
Los niños no deben crecer con la creencia de que todo sucede cuando ellos quieran y que debe ser rápido para cumplir sus deseos. Enseñarles que la espera tiene su beneficio y que todo es a su debido tiempo, les permiten comprender que hay ocasiones en que tener paciencia da mejores resultados y es una virtud que hay que fomentar cada día.

3. Decir NO a los niños cuando pretenden algo que es lo contrario a lo que necesitan
Hay momentos en que los niños quieren hacer algo que no conviene, bien sea porque ya es tarde o existen otras alternativas que resultan más provechosas. Enseñarles a considerar varias opciones para tomar la decisión correcta, los ayuda a saber aprovechar las oportunidades que se les presenten en la vida.

4. Dar un NO a los niños si te parece que todavía es demasiado pronto
Es un error de los padres, querer que sus hijos aprendan cosas nuevas muy rápidamente. Pero los niños, en especial cuando son más grandes, pueden desear hacer o involucrarse en actividades que no son apropiadas para su edad, solo para sentirse más grandes y poderosos. Cada etapa tiene su encanto y aprendizaje, por lo cual no es aconsejable que los niños quieran vivir experiencias que no van acorde con su edad.

También debemos tener en cuenta esta afirmación en el sentido contrario: los padres tampoco debemos forzar los ritmos de crecimiento de cada uno de nuestros hijos.

Cómo decir NO a los niños con un lenguaje más positivo

Decir NO a los niños de forma positiva

El padre y la madre deben ponerse de acuerdo a la hora de aplicar límites a los niños, ya que nada vale que uno se esfuerce en enseñarles a cumplirlo, cuando el otro hace lo contrario. Lo importante es ser constante y no dejarse llevar por comentarios de otras personas ni por los chantajes emocionales de los hijos.

Cuando los padres deban decir no tienen que hacerlo con el tono adecuado, es decir, amable pero firme, para que los niños puedan entender que no es un castigo, sino una corrección llena de amor. Con nuestras palabras debemos transmitirles que nuestros límites no quieren restringirles o limitar su libertad, sino que buscan educarles y prepararles para ser mejores.

De hecho, a menudo es más efectivo no dar un NO rotundo y utilizar un tipo de lenguaje más positivo que anime a los niños cumplir con la norma. Por ejemplo, en lugar de decir 'no saltes en el sofá', podemos decir 'Si saltas en el sofá se va a romper y no tendremos dónde sentarnos'. Es importante hablar con los hijos con un lenguaje propio para cada edad y con palabras sencillas e inclusive con ejemplos fáciles de entender.

Puedes leer más artículos similares a 4 situaciones cotidianas en las que decir NO a los niños les beneficia, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: