Guía completa para padres sobre el uso seguro de videojuegos por los niños

Consejos muy útiles para que tus hijos utilicen adecuadamente y sin peligros Internet y las pantallas

Hoy en día es algo muy común que los niños pasen muchas horas al día frente a la pantalla de la computadora, con el teléfono móvil o con la consola jugando a videojuegos. Cualquier niño de corta edad ya sabe cómo descargar aplicaciones, cuáles son los juegos más demandados del momento y todo ese tipo de información. La cantidad de tiempo que pasan frente a una pantalla puede ser peligroso tanto para su vista como para su salud mental. Existen juegos en los que la violencia es el principal tema y eso es motivo de preocupación de un gran número de padres. Por esta razón, es importante abordar este tema desde un punto de vista serio. Este artículo es una guía completa para padres sobre el uso seguro de videojuegos por los niños. En ella hablaremos sobre la adicción a los videojuegos, te diremos qué hacer si el niño abusa de los mismos, cómo conocer el tipo de videojuego de acuerdo a sus etiquetas y cómo debemos cuidar su salud visual.

¿Mi hijo es adicto a los videojuegos? - Cuánto tiempo es recomendable jugar

Cómo saber si mi hijo es adicto a los videojuegos

Lo ideal es que los niños jueguen a videojuegos entre 2 y 9 horas a la semana. Al sobrepasar esos límites, están cayendo en la adicción que es muy peligrosa y los afecta en mayor o menor medida. Cabe destacar que jugar videojuegos no siempre es negativo, pues son recomendados para mejorar las habilidades motoras y la parte cognitiva. Se incrementa la atención visual de los pequeños y hay un gran bienestar porque está realizando algo que le gusta. Además, debemos decir que a partir de los 2 o 3 años pueden comenzar a jugar siempre y cuando los juegos sean adecuados para esa edad, es decir que no sean violentos y le permitan al niño aprender cosas nuevas.

No es muy difícil darse cuenta de que tu hijo es adicto a los videojuegos. Si prefiere estar tras la pantalla que jugar con sus amigos, deja de pasar tiempo con su familia o baja sus notas en la escuela, es cuando es necesario comenzar a hacer algo antes de que sea demasiado tarde. Para evitar esto, la clave está en negociar. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo que solo podrá jugar una vez que complete las tareas de la escuela o haga los quehaceres que le corresponden de la casa. Durante la adolescencia es cuando se complica un poco esa negociación por lo que corresponde que busquemos nuevas alternativas como hacer alguna actividad juntos, un deporte, ir al cine o ver una película en familia en casa.

Si lamentablemente tu hijo cayó en la adicción, vas a tener que evitar que esté tanto tiempo detrás de la consola cronometrando el tiempo en el que la utiliza y tratar de ofrecerle otras actividades que puedan resultar atractivas para él. Si, a pesar de todo, esto no funciona, la solución debe ser más drástica, pues la única manera de que el niño deje de lado el vicio es quitándole el móvil o lo que sea que emplee para jugar. En el caso de que el niño se ponga agresivo y que todas las tácticas utilizadas no den resultado, solo te restará buscar ayuda con un profesional.

[Leer más: 7 trucos para limitar el tiempo de los niños frente a las pantallas]

Qué hacer si mi hijo abusa de los videojuegos

Qué hacer cuando un niño abusa de los videojuegos

De acuerdo a la experta en educación y tecnología María Zabala, si tu hijo pasa 8 o 10 horas jugando, lo importante es tener paciencia y tomarlo con un poco de sentido del humor. No asocies todo lo malo a los videojuegos. Piensa cómo te sentirías si tu hijo deja de salir con sus amigos por quedarse todo el día leyendo, ¿lo verías mal? ¡Claro que no! El principal miedo, en el caso del abuso de las consolas, es que el niño comience a crear una adicción. Lo importante, en este caso, es saber cómo está tu hijo.

De acuerdo al comportamiento que presente en ese momento, deberás encender las señales de alarma. Si, por ejemplo, es solo de vez en cuando que juega por mucho tiempo, no debes preocuparte. Si, en cambio, esto se produce a diario, es en ese momento en el que es conveniente comenzar a tomar medidas para evitar males a futuro. Algo que puedes hacer es charlar con tu hijo y saber qué es lo que está jugando e interesarte un poco más acerca de este tema. En este caso, los consejos del apartado anterior te vendrán de maravilla. 

¿Debo dejar a mi hijo jugar a videojuegos como Fortnite, Among Us o Roblox?

¿Debo dejar a mi hijo jugar a videojuegos como Fortnite, Among Us o Roblox?

Comencemos por explicar de qué se tratan estos juegos:

- Fortnite
En este apartado nos enfocaremos en un juego que tiene mucha relevancia ya que es jugado por millones de niños alrededor del mundo: el Fortnite. Es un juego de disparos o shooter en el que el participante debe acabar con los enemigos. Según el psicólogo Borja Quicios, es sumamente adictivo. El rango de edades es muy amplio, pues afecta de la misma manera a niños de entre los 7 y los 17 años. La adicción llega a tal punto que el juego gobierna su vida y todo lo que hacen gira en torno a él.

El experto recomienda que sea jugado a partir de los 12 años, no antes, pues los niños a partir de esa edad tienen una mayor conciencia de lo que son las adicciones. Si bien es un juego en el que no hay sangre, el nivel de violencia es muy alto.

El juego presenta un chat en la sala de espera donde los niños deben permanecer hasta poder entrar a una partida y que les permite hablar con otras personas desconocidas que también están jugando lo cual los deja mucho más vulnerables a entablar relaciones con personas adultas que pueden hacerse pasar por niños de su edad y tener muy malas intenciones. Por fortuna, es muy fácil de desconectar al igual que el chat de voz que utilizan cuando están jugando para dar directivas a sus compañeros de grupo.

En el Fortnite, la principal fuente de adicción radica en que el niño solo tiene una oportunidad para poder ganar, pues al morir ya no tiene vidas extra como en otros juegos. Esto provoca que sienta frustración y quiera probarlo una y otra vez.

- Among Us
Among Us es un videojuego disponible en diferentes plataformas en las que los usuarios deben tener más de 9 años para poder jugar. No es necesario que se creen perfiles, pero permite la participación en chats con amigos o personas desconocidas. En cuanto al contenido, al igual que ocurre con Roblox, no hay violencia ni tampoco nada negativo. Lo ideal es que juegue desde la computadora, ya que, de esta manera, podrás ver con quién habla y qué hace durante cada partida, pues con el móvil corres el riesgo de que se encierre en su cuarto y no sepas con quién conversa mientras participa de las partidas.

- Roblox
A diferencia de Among Us, Robblox es una plataforma con múltiples juegos en donde es necesario crear un perfil. En este caso, hay que tener cuidado porque al ser una plataforma abierta, cualquier persona puede entrar y hacerse pasar por otro inventando perfiles falsos. Es en este último caso donde es conveniente investigar un poco sobre cuáles son los alcances del juego y poder controlar lo más cerca posible sobre las cosas que hacen allí quiénes están jugando y que esto no repercuta negativamente en tu hijo.

¿Cómo leer las etiquetas de los juguetes y videojuegos infantiles?

Cómo leer las etiquetas de los videojuegos

¡Qué gran pregunta! ¿Cómo sabemos si el videojuego de una consola se adapta a la edad de tu hijo? La respuesta es simple: leyendo las etiquetas Pegi (Pan European Game Information).

- Pegi 3:
El videojuego está adaptado para niños a partir de esa edad. No hay violencia, ni escenas de sexo o cualquier otra cosa que pueda perjudicar su mente.

- Pegi 7:
Para niños a partir de los 7 años. Es probable que encuentres alguna escena de violencia moderada o de miedo.

- Pegi 12:
Nos encontramos con una mayor violencia y un lenguaje mucho más adulto.

- Pegi 16 o 18:
Son juegos para adultos que incluyen escenas de violencia, de sexo, raciales y de drogas.

Claves para no dañar la visión de los niños con los videojuegos

Problemas de visión en los niños por abusar de los videojuegos

De acuerdo con Francisco Daza, director del Instituto Varilux, las nuevas tecnologías pueden ser aliadas de nuestra visión además de tener una gran función terapéutica, sobre todo en el caso de problemas de fijación, de falta de agudeza visual o seguimiento. Sin embargo, si su uso se prolonga en el tiempo, esto puede traer problemas de astenopía, de cansancio visual o de fatiga y desarrollar miopía o síndrome del ojo seco en los niños.

El experto aconseja buscar el equilibrio para que el niño utilice los videojuegos pero sin abusar del tiempo en el que está frente a la pantalla. Para evitar futuros trastornos de la visión, lo ideal es que cada dos o tres horas el pequeño deje de jugar y descanse por 10 o 15 minutos.

¿Te ha sido de utilidad este artículo? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Guía completa para padres sobre el uso seguro de videojuegos por los niños, en la categoría de Nuevas Tecnologías en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: