Las niñas también pueden jugar a videojuegos (y ser adictas a ellos)

La adicción a los videojuegos también puede afectar a las niñas

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

¿Hay alguna diferencia entre la adicción a los videojuegos de los niños y la de las niñas? La respuesta a esta pregunta es no. Aunque nos parezca lo contrario. Y es que nos puede dar la sensación de que existen más niños que juegan y son adictos a los videojuegos, pero en realidad los últimos estudios demuestran que tanto niños como niñas están equiparados en las horas que le dedican a jugar con la consola, el smartphone o el PC. Las niñas también juegan con los videojuegos y la industria se está dando cuenta de ello.

La adicción a los videojuegos de los niños y la de las niñas

Porque las niñas también juegan a los videojuegos

Es posible que te dé la impresión de que los niños están más enganchados a la consola porque el mundo de los videojuegos ha sido durante años y, sobre todo, en la década de los 80 y los 90 un 'espacio' exclusivo para niños. Hoy en día la sociedad ha hecho muchos avances en cuestión de género, pero cuando nos referimos al mundo 'gamer', en particular, venimos estereotipados desde el pasado. Un tiempo donde:

- Los padres no compraban consolas a las chicas porque eran 'cosa de chicos'.

- O una época donde el intento de la industria del videojuego para atraer a las chicas era hacer diseños rosas.

- Incluso aparecieron los primeros personajes femeninos en los videojuegos -que eran en mayor medida secundarios que protagonistas- como Mrs. Pacman o la princesa Peach.

Por tanto, estos clichés han sido arrastrados hasta hoy en día y son los causantes de que en muchas familias de hoy en día no exista una cultura normalizada del videojuego acorde con la sociedad en la que vivimos en estos momentos.

La importancia de la familia para acabar con los estereotipos

Los niños a lo largo de su desarrollo evolutivo reciben una educación en valores de la que aprenderán las habilidades sociales necesarias para moverse por el mundo. Estos valores los aprenden a partir de los comportamientos, formas de relación y convivencia que establecen con los miembros de su familia y del entorno que les rodea.

La manera de aprender del niño es principalmente por imitación. Así, el niño actuará de manera similar a sus referentes, entre los que se encuentran la familia, el entorno social y los medios de comunicación, que son de fácil acceso debido a las nuevas tecnologías. Modelos que de alguna manera inconsciente y en muchas ocasiones nos hacen asumir y normalizar ciertos estereotipos anclados en el pasado y que aún siguen existiendo en la sociedad presente si no tenemos cuidado.

La familia, sobre todo, tiene gran influencia en la crianza de los pequeños. Los mensajes que se dan a los niños los asimilan de tal manera que empiezan a ser parte de su forma de ser. Por tanto, todos esos mensajes deben apartarse de los clichés pasados como: 'los videojuegos son cosa de chicos' o 'las chicas que juegan son raras' que hoy en día, aunque cada vez menos, existen en el inconsciente de las personas.

Los videojuegos como un reflejo de la sociedad

Los videojuegos son cosa de niños y de niñas

Los videojuegos de alguna manera son un reflejo de los valores y los pensamientos de la sociedad. Podemos ver que la temática y los personajes masculinos y femeninos han ido cambiando a lo largo de los años. Históricamente la gran mayoría de los videojuegos han sido diseñados por chicos y para chicos. Solo hay que ver que la mayoría de las tramas giran en torno a un personaje masculino que debe hacer frente a los 'malos' e, incluso el personaje femenino ha de ser salvado. Juegos donde las chicas no se ven representadas, ni se sienten invitadas a jugar.

Ahora que está cambiando el punto de vista de la sociedad y se está avanzando en lo que se refiere a los roles de género es cuando podemos ver muchos personajes femeninos protagonistas, empoderados, con capacidad de tomar decisiones importantes. De este modo, encontramos un sector femenino que se ve representado y, por tanto, más atraído por el producto.

Durante toda la historia del videojuego se ha pasado de no existir una oferta atractiva para las chicas, a una oferta no real acorde con lo que pedían –consolas de colores rosas, juegos aburridos de cuidar mascotas- a llegar por fin una oferta interesante con juegos que giran en torno a personajes femeninos como: Lara Croft del juego Tomb Raider, Aloy del juego Horizon Down Zero, o Ellie del juego The last of us, entre los más conocidos. Todo gracias al cambio de punto de vista que se está produciendo sociedad en cuanto a los roles de género.

A parte de la aparición de este tipo de personajes femeninos alejados de antiguos clichés, la temática de los videojuegos hoy en día es más interesante para las chicas. Atrás quedaron los juegos exclusivos para chicos y para chicas. Hoy en día el objetivo es que simplemente sea un buen juego y sea adictivo sea cual sea el género del que los juega.

Así, podemos encontrar juegos como: Candy crush, o Bubble Witch Saga del genero 'casual games'. Solo hay que pasearse por el transporte público o las salas de espera para saber que estos juegos son el claro ejemplo de que la adicción a los videojuegos no tiene género.