Qué son los bebés estrella que guían a sus padres desde el cielo

El bebé arcoíris es el hermano del bebé estrella, aquel que solo vive dentro de su madre

Beatriz Martínez

La maternidad deseada es maravillosa. La alegría que se siente al saber que se va a ser uno más en la familia es difícil de explicar con palabras. Los días se llenan de luz y de un color especial. Por desgracia, hay veces que ese gran deseo de ser madre y de abrazar al bebé se ven truncados dejando desolación y pesar en el corazón de los papás. En estas líneas hablamos de los bebés estrella y de lo que esta pérdida supone para los padres.

Los bebés estrella, las criaturas que solo tuvieron vida dentro de su mamá

Descubre qué son los bebés estrella

Si definimos qué son los bebés estrella en términos médicos, diremos que son bebés que no llegaron a tener una vida aérea, es decir, que tan solo vivieron dentro de su mamá por unos meses. El embarazo no llegó a su fin pues la criatura deja de tener vida. Claro está, que el término 'bebé estrella' de técnico tiene poco, es más bien una forma poética de nombrar a estos pequeños. En verdad se llama muerte gestacional-perinatal y viene acompañada del dolor inmenso que sienten sus papás y todos sus seres queridos. Hoy queremos hablar de los bebés estrella y tratar de explicar con palabras llenas de amor lo que esto supone para la madre.

Tenemos pues que llamar a los bebés que no llegan a nacer 'estrella' es una manera bella y llena de empatía de hacerlo, que viene a decir que esos bebés aunque no llegaran a ver la luz, sí tuvieron vida dentro de sus mamás y todo lo que ello conlleva: ilusión, esperanza y el amor más grande que existe desde que sabes que vais a ser uno más en la familia.

Por desgracia, en algún momento del embarazo la vida del bebé se interrumpe y se lleva con él parte del corazón de sus desolados padres quienes se afanan en mantener vivo su recuerdo a toda costa. De ahí que se diga que su hijo se ha convertido en una estrella que va a guiar su camino desde el cielo.

Déjame que comparta contigo una cosa. Tengo amistad con una mamá desde que nuestros hijos eran bebés y jugaban juntos en el parque. Con el tiempo, me contó que antes de tener a su primera hija, tuvo que pasar por el mal trance de dar a luz a su bebé muerto cuando aún estaba en su sexto mes de embarazo. Era una niña. Me contó, entre lágrimas, que ni siquiera quiso cogerla entre sus brazos, simplemente dijo que se la llevaran. No es para menos. Después del parto lo único que te da consuelo es abrazar a tu criatura y en su caso no iba a poder ser así. 'Ahora estás feliz con tu hija'. Fue lo único que acerté a decir yo. Claro que lo estaba, pero no por ello dejaba de pensar en su primera hija, con la que nunca iba a tener la relación madre e hija que ella tanto deseaba.

Cómo se sienten los padres que no han llegado a abrazar a sus bebés

Cómo se sienten las madres de los bebés estrella

Si estás leyendo estas líneas es porque tú también tienes un bebé estrella o porque lo tiene un ser querido tuyo. Es entonces que te planteas la siguiente pregunta, ¿cómo se siente la madre y el padre de un bebé estrella? Difícil saber, pero si presto atención a los gestos de mi amiga y a sus palabras, incluso las no dichas, puede que acierte a decir que las madres de los bebés estrella se sienten angustiadas, dolidas, sin ganas de dar un paso más adelante, solas y desoladas, tristes y sumergidas en un mar de lágrimas, en definitiva, notan que han perdido el control de sus vidas.

¿Cómo superar una pérdida así? Con tiempo, con mucho tiempo, con el amor incondicional de tus seres queridos y quizás, solo quizás, hablando con otras madres que han pasado por lo mismo o incluso con un especialista que pueda dar una orientación y unos pautas a seguir.

Bebé arcoíris, el hermano del bebé estrella

Cuando el duelo por el bebé perdido empieza a alejarse es cuando se piensa en tener un nuevo bebé. ¿Y si sale mal y no nace? Las dudas son lo primero que vienen a la mente de la madre. Sin embargo, las ganas de tener al bebé pueden más. Y es cuando llega la buen noticia, la gestación va según lo previsto y, transcurridos los nueves meses, llega el bebé arcoíris, el hermano del bebé estrella que no llegó a nacer con vida.

La llegada del recién nacido no quiere decir que los papás del bebé estrella dejen de sentir dolor, pero sí que es algo hermoso, lleno de vida y de luz que viene a dar alegría en mitad de la oscuridad. Sin duda una nueva esperanza cuando ya se creía todo perdido. Sentirse completamente feliz cuando se está en un duelo que quizás dure siempre es casi imposible. Pero no por ello se debe dejar de disfrutar, sin culpabilidad alguna, y querer con toda el alma a ese nuevo ser que llega a este mundo para decir a sus papás, 'aquí estoy yo, todo va a salir bien'.